viernes, 8 de julio de 2016

EL ODIO COMO NUEVO INGREDIENTE DE LA LUCHA CONTRA EL PUEBLO
Gaspar Velásquez Morillo
La lexicografía sociopolítica en Venezuela incorpora nuevos términos como: Bachaquear, Guerra Económica, que han adquirido popularidad y repulsión a la vez -por la carga de odio y de desprecio que entrañan hacia otros seres humanos- que reflejan connotaciones nunca antes vistas, esta deshumanización mercantil capitalista es hacer pasar necesidades a gruesas capas sociales del pueblo que viven del fruto de su trabajo y de la administración de sus propios recursos y hacer que sus modestos ingresos económicos sean insuficientes para adquirir los artículos de higiene personal, alimentación y medicamentos necesarios para subsistir.
La clásica confrontación histórica entre capitalismo y socialismo adquiere otra dimensión por parte de las y los partidarios del capitalismo, porque además del individualismo, egoísmo, el libremercado, “estas sectas económicas” orientan su fundamentación en expresar todo su desprecio de clase social pudiente hacia el pueblo llano y sencillo porque al ser la burguesía propietarios de los medios de producción y del capital se ocupan -en alianza con las élites políticas de ultraderecha- en hacer un infierno la vida de la población porque acaparan especulan, roban, desvían, la producción de sus empresas y se encargan de corromper a quien se deje corromper y a la vez se ensañan contra la mayoría de la población venezolana para martirizarla al escasean u ocultar los productos y bienes de la vida diaria y avinagrarle la cotidianidad por su apoyo al proceso chavista revolucionario de cambio que se propicia en el país.
De todo el menú habido y por haber que han empleado para coartar la Revolución Socialista Bolivariana, ahora la Santa Alianza: Imperio, empresas transnacionales, oligarquía, partidos de Ultraderecha, se confabulan y desatan ese nuevo y perverso ingrediente de la lucha de clase que es el ODIO, el desprecio por la vida humana del resto de la población venezolana, sin ningún pudor, y carente de toda ética hasta religiosa, porque la cúpula eclesiástica en necrofílica identidad haces mutis ante la crueldad del sistema capitalista y sus élites económicas.
Hay quienes se abrogaron la potestad de colocar la lápida a la Revolución Socialista Bolivariana en seis meses, en seis meses…!y con saña, con sevicia, se dedicaron en luctuoso coro a alcanzar tal propósito, similar cuando el Golpe de Estado del 11 de abril de 2002 donde decía que “quedan pocos reductos a favor del Chávez” y cuando el paro petrolero de 2002 – 2003 en cadena de radio y televisión informal presentaban su “parte de guerra” cuando anunciaban con fanfarria como paulatinamente iban paralizando la industria petrolera.
Ahora la oligarquía nacional e internacional, el Imperio, los partidos y los líderes de Ultraderecha se frotan las manos de satisfacción cuando los productos y bienes de la vida diaria de la población están más escasos, limitados, cambian la presentación de los productos, desvían la producción hacia los países vecinos e islas del Caribe sin importarle un bledo la preocupación de padres y madres que se ven impedidos de acceder a los productos y bienes de alimentación, medicinas y artículos de higiene personal.
De contraparte, llamamos a la paz, al amor, pero no como una abstracción, porque en la medida que se va colocando en cintura a la Oligarquía, a sus partidos fascistas, desnudando al Imperio y develando sus perversas intenciones y paulatinamente se vuelva al cauce democrático y las instituciones sean para no dar Golpes de Estado, exaltando y dando cumplimiento al texto constitucional, en esa misma medida, vamos aliviando las precarias condiciones de vida de la población, así estaremos liberando al pueblo de las cadenas capitalistas y dando cumplimiento al Programa de la Revolución Socialista Bolivariana, entendiendo por Programa “lo que se aspira y por lo que se lucha”.
Por lo tanto, expresamos todo el apoyo al presidente Nicolás Maduro, toda la admiración al pueblo venezolano, capaz de enfrentarse con su conciencia contra todo el arsenal psicológico y guerra mediática emprendida por el capitalismo mundial.
De veras que la historia la escribirá el pueblo venezolano con su heroísmo y su virtud en los próximos días, meses y años.
Blog El Mural de Gaspar
Facebook / Gaspar Velásquez Morillo

@gasparvelasquez