martes, 10 de noviembre de 2015

¿M.U.D CANTARÁ FRAUDE ELECTORAL
DESDE UN PORTAVIÓN GRINGO?

Gaspar Velásquez Morillo

         Las recientes provocaciones militares de EE.UU. contra Venezuela, de realizar sospechosos vuelos sobre el espacio de este país con aviones ultramodernos es muestra irrefutable que algo se traen entremanos: la oligarquía, los partidos del fascismo y el Imperio.

         Ya el Ministerio del Poder Popular para la Defensa de Venezuela se pronunció y dejó al trasluz todas las pruebas concernientes a la prepotencia imperial; esto es demostración fehaciente de lo que han venido advirtiendo analistas, periodistas, personeros versados en el tema electoral, que el Imperio, la oligarquía y los partidos de ultraderecha no están en campaña, no se les ve, no se les siente, pero aún pregonan que van a ganar, entonces si es así, esa triada “andan en algo”, ese algo empieza a mostrar sus dientes.

         ¿Será que la M.U.D va a cantar fraude desde un portavión gringo? pero ese portavión gringo es de gran capacidad y de gran calado, pero allí no se embarcarán todas y todos que sienten identidad con la oligarquía y sus partidos fascistas y menos si son de las barriadas populares de Venezuela, ni para las bases de esos partidos, el portavión será para los más connotados dirigentes quienes desde allí darán los partes de lo que se suscita en tierra, tal cual como hizo la Gente del Petróleo, quienes desde cómodas oficinas alentaban a parar la industria petrolera, e igual se hizo en el pasado proceso electoral presidencial donde ganó Nicolás Maduro, desde el Este de Caracas, se conminó a sectores de la población afecta a la oposición a lanzarse a las calles a protestar mientras la dirigencia estaba en buen resguardo, ahora ¿se “enconcharan” en un portavión? es probable, la MUD no rompen con el paradigma de nunca dar la cara, ni asumir responsabilidades.
        
         Existen antecedentes en el prontuario del intervencionismo gringo en Venezuela, además el financiamiento recurrente a factores fascistas, en el Golpe del 11 de Abril del 2002, buques, submarinos, aviones de combate, hicieron un cerco en el Caribe y hasta aterrizaron en la Isla La Orchila, en tierra firme aterrizaron en el aeropuerto internacional de Maiquetía y quizás ya tenían planes en esa oportunidad para arribar a puertos y otros aeropuertos de Venezuela; no dudamos que el aprendizaje gringo por neutralizar o apabullar la capacidad defensiva o servir de distractor prolongado y perturbar para impedir u opacar el proceso electoral del 6 de diciembre para que no se lleve a cabo, puesto ¿qué va a hacer la Ultraderecha partidista, la oligarquía y el Imperio en dichos comicios? cuando cada día se deslizan por el tobogán del rotundo fracaso, esa gente opositora son una sopa de minestrones, ideológica, partidista, programática, eso es revelación irrefutable del desgaste de que esos partidos de ultraderecha por efecto del tiempo se van erosionando cada vez más y más y sin capacidad de reaccionar o de estar en sintonía con las lecturas de las nuevas partituras que emergen en el Siglo XXI.

         En cada pliego de la vejez espiritual y física del liderazgo de la ultraderecha se ocultan mañas, uñas y demás triquiñuelas de las que están acostumbrados a hacer y que entre ellos mismos no hay confianza y menos se dan la espalda unos con otros para evitar jugarretas propias de sentimientos inescrupulosos que se anidan en el seno de la oligarquía y de los partidos de la ultraderecha.

Blog El Mural de Gaspar
Facebook / Gaspar Velásquez Morillo

@gasparvelasquez