sábado, 6 de agosto de 2011

ABRIR PASO A LA GESTIÓN

PÚBLICA BOLIVARIANA

¡APRIETA COMANDANTE CHÁVEZ!

Gaspar Velásquez Morillo*

Estamos entrando subrepticiamente a un nuevo momento dentro del proceso revolucionario, a pesar de lo sucedido el pasado 26 de septiembre de 2010, tenemos que avanzar a escalonamientos superiores, estamos empezando a pisar un nuevo y necesario peldaño de una larga escalera histórica que estamos transitando.

Heredamos un aparataje de Estado que los mismos contrarrevolucionarios desmontaban para hacer de la suya, desbaratar el propio Estado capitalista para privilegiar el mercado capitalista neoliberal y por esa vía apropiarse de la renta petrolera y además ensalzar el enriquecimiento fácil a través de perversos mecanismos fraudulentos o mejor dicho y valga la expresión de fraudurápido.

El Comandante Chávez enarbola la bandera del Proceso Constituyente para barrer ese aparataje de Estado burgués heredado y ganan membresía dentro y fuera de las filas del movimiento revolucionario y en las filas del movimiento popular y que no decir de las filas militares del país hartos ya de ser los “sicarios institucionales” al que echa mano el “Estado moribundo” para aplacar los protestas populares; basta recordar el juramento como nuevo presidente constitucional delante de Rafael Caldera quien le entregaba la máxima magistratura y Dávila presidente de entonces del Congreso nacional quien le colocaba la banda presidencial.

El Comandante Chávez ha sido vertical en su prédica de destruir y dar paso al Estado Bolivariano. Su empeño no dará resultado visibles y palpable como se quisiera pero apenas hay asomo de que y de cuánto se puede hacer por el pueblo con el nuevo texto constitucional y la canalla y los sectores de poder contrarrevolucionario acusan el golpe y se retuercen de dolor buscando aliados dentro y fuera para atenuar o desviar con operaciones distractivas las medidas revolucionarias.

El pueblo pide y Comandante Chávez lo entiende, el Estado germinal bolivariano tiene que acentuar el PRINCIPIO DE AUTORIDAD, el principio de su razón de ser, hay que darle un parao! a los desmanes y bravuconadas de la oposición, del Imperio y de la canalla mediática si no es así nos trataran peor que a unos monigotes ahora y después nos fusilaran en el Estadio Universitario y en el propio Fuerte Tiuna o a lo mejor en las estribaciones del Waraira Repano, en las periferias de las ciudades y campo será peor y plagadas de espantosas fosas comunes mayores que las dejadas por el genocida colombiano y ex presidente Uribe.

Si el presidente Chávez recurrió a un crucifijo hoy tendrá que apelar al PRINCIPIO DE AUTORIDAD que emana del texto constitucional, de la voluntad popular, del apoyo y querencia que emana de las gloriosas Fuerzas Armadas Bolivariana hacia él y hacia el proceso socialista bolivariano, de lo contrario habría que esperar a casi doscientos años más para ver un atisbo de luz y no esperar conmemorar cuatrocientos años de la lucha independentista de Simón Bolívar y doscientos años de la lucha de Hugo Chávez Frías.

El Comandante Chávez tiene consciencia histórica, y considero que, él estimó apresurar el paso, que llegó la hora de apretar y apretar duro para marchar por el camino correcto, con las acciones correctas, con el apoyo y concurso de los y las revolucionarias de convicción, además contando con oleadas de pueblo, de sectores emprendedores privados, de intelectuales, artistas, profesionales, que cada día se suman, apoyan y exigen medidas sólidas, contundentes, de forma adecuada y oportunas, contra todas aquellas formas de defraudar, boicotear, estafar la espiritualidad que afectan de sobremanera la prosperidad y bienestar que merecemos quienes aquí vimos.

Hay que crear el nuevo Estado Bolivariano, la República Bolivariana.

Cerrémosle el paso a la desazón, a los francos tiradores, a los pobres de espíritu, a los que no confían en el pueblo, a los que no tienen confianza en sus propias fuerzas, a los que no comprenden las fuerzas telúricas de la historia, apartar a los vacilantes, a los chupamedias, a los que escriben no para advertir y criticar, sino que escriben para desmoralizar, desmotivar.

¡Hay que deshacer entuertos…dar paso al nuevo Estado Bolivariano ya!!.

*Profesor – Periodista

gaspar_velasquez@yahoo.es