martes, 6 de marzo de 2018



REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA


"La gloria no es mandar, sino ejercer grandes virtudes…"





Simón Bolívar


Gobierno de eficiencia en la calle
para el desarrollo local desde la óptica
de la Gestión y las Políticas Públicas Bolivarianas







Gaspar Velásquez Morillo

Caracas
2016



DEDICATORIA

*A Jesús Rivero (+), excelente amigo, docente y mentor de la Investigación Acción en Venezuela cuya partida dolió en lo humano y en un momento crucial de la Revolución Bolivariana,en el 2004, cuando su presencia era muy necesaria.
*Al invencible pueblo venezolano quien de la mano del Comandante  Hugo Chávez está presente en todos los confines del planeta con el estandarte Doctrinal de nuestro padre colectivo, Simón Bolívar.
*A Fidel Castro y al heroico pueblo cubano y a su ejemplo luminoso e imperecedero, mi eterna gratitud.
*Al Maestro Jorge Rodríguez, forjador y formador de juventudes, que a pesar de su temprana partida...aun estas entre nosotros y nos anima.
*A Fernando Soto Rojas, ejemplo profundo de vida revolucionaria.
*A Jesús Martínez Barrios, por sus enseñanzas revolucionarias y sus clínicas de Derecho Constitucional. 
*A las compañeras y compañeros de lucha –recuerden que somos un producto social- y que cuando nos vemos, seguimos lanzando a la historia, eternas y hermosas consignas de lucha y de combate…!
Al sudafricano y compañero de lucha de Nelson Mandela, Frank Lee Tennesee, prof. de Filosofía Política de la ULA – Mérida, Venezuela, que partió a otro plano de vida, vaya mi admiración y quien me orientó que las y los revolucionarios siempre hablan de pie.



Punto de partida de estas reflexiones…

*Nunca alcanzará virtud creadora ni crecerá cuanto es debido en nuestro espíritu la noción de patria total, capaz de abarcar en su seno los destinos de mil diversos pueblos, si no profundiza su raigambre en la robusta individualidad de la patria local, en el afecto inconmovible al pueblo, al barrio, a la calleja, a la casa, en fin, donde corrieron los tiempos sin igual de nuestra infancia.
Mario Briceño Iragorry. Tapiz.
*Hay dos cosas, que nunca olvida el hombre, el rostro de su madre y el pueblo donde nació.
Poeta turco, Nazim Hikmet.
*El barrio de mis andanzas/
       Donde viví a plenitud/
      Donde transcurrió mi infancia/
    Mi niñez, mi juventud/
    Con inquietud/
   Y embriagado de añoranza/
Regreso con la esperanza/
De pasar mi sedentud. . . (Bis)

Estribillo de la Gaita “El Barrio de mis Andanzas”.
Seleccionada como la mejor del año 2.000.
Autor: Elías Hernández. Vocalista: Ricardo Cepeda.

*Soy de los Andes/ soy todo corazón,
soy como el ruiseñor/ que canta y es feliz.
Yo no me voy de aquí/ la montaña es flor
y flores grandes como estas
solo hay aquí/ y flores como estas
solo hay aquí.
 Brisas del Torbes. Autor: Luis Felipe Ramón y Rivera



INTRODUCCIÓN
            El Presidente Constitucional Nicolás Maduro, tan pronto asumió su mandato, instruyó impulsar la iniciativa gubernamental del Gobierno de Eficiencia en la Calle, que es volcar al personal de las instituciones fuera de las oficinas para atender directamente las necesidades y requerimientos de la población, así como dar respuesta inmediata a dichas exigencias, esta experiencia inédita la cual ha tenido un impacto significativo de aceptación en la población porque es incluyente y ha generado, la continuidad de lo iniciado por el Comandante Hugo Chávez, que es un aprendizaje en la dinámica social misma acerca de, quién es pueblo, quiénes somos y el por qué formamos parte del pueblo, en lo político, en lo ideológico, en lo afectivo, en lo numérico, además, quiénes tienen o no esencia de pueblo en su consciencia y en su accionar, quiénes saben de cuál barro histórico provenimos como pueblo; fue el Comandante Hugo Chávez Frías quien motivó e invitó al pueblo en reiteradas ocasiones a proponerse el aprender a gobernar, el cómo gobernar, para quién gobernar; temas como lo expuesto es un exhorto a la debida y pertinente reflexión, porque no pensemos que ya cada tema está agotado en su circunferencia.
            Entendemos también como Gobierno de Eficiencia en la Calle, el motivar la querencia, el amor, el apego, por el espacio específico donde vivimos, donde trabajamos, donde hacemos vida societal, donde compartimos con las y los vecinos, y que toda esa realidad en su conjunto forma parte de nuestro paisaje espiritual, puesto que fue allí, donde tuvo lugar el nacimiento y el decursar de la infancia, la juventud y si es posible la vejez y donde por ley de la vida hay que marchar a otro plano de vida, pero de seguro también será en ese espacio donde reposaran en un futuro los huesos nuestros y de los seres queridos.
            Como implícito está presente también en la iniciativa gubernamental, una forma de arraigar a las personas a su terruño, empezar o acentuar a elevar las condiciones de vida y a allanar brechas de Desarrollo y superar complejos o vergüenza geográfica, de donde se es, de donde se vive, es exaltar con conocimiento de causa las distintas trayectorias que vive un lugar determinado y que con la voluntad de hombres y mujeres y la institucionalidad llega a ser lo que es, así ha sido el nacimiento y consolidación de grandes ciudades caracterizada por su vocación productiva, vale decir, petrolera, metalúrgica, agropecuaria, universitaria, pesquera, y así por el estilo, si se hurga en su historia local, crónicas dan cuenta de mujeres y hombres que con denuedo, con voluntad y con esa intuición propia, confiaron en su potencialidad, conjuntaron trabajo creador y talento y catapultaron lo que hoy son muchos polos de desarrollo, prósperos entramados de barrios, urbanizaciones, empresas, fábricas, encadenamientos, que aportan su parte al Desarrollo total de Venezuela. Es posible, que algunos polos industriales, urbanísticos, ameriten su redimensionamiento, algunos crecimientos societales hay que acompañarlos con especialistas urbanistas y todos los entes de forma interactiva para que sea la resultante de visión, voluntades y conjugación de recursos financieros como de talento humano, es pues, es hacer ejercicio de la Política Bolivariana con la Gestión y Políticas Públicas.    
            Muchas son las aristas a tomar en cuenta y otras que surgirán producto de la Dialéctica y de la Investigación Acción; no obstante, tales requerimientos nos exige a la par, y allí en parte, lo que se pretende analizar en esta modesta reflexión: cuál es el Desarrollo que impulsamos, porque éste, tiene que estar cónsono con el contenido y propósito del texto constitucional, o vale decir, está en sintonía con nuestro Programa Revolucionario, posee su correspondencia con la Gestión y las Políticas Públicas Bolivarianas y demás insumos constitucionales de la participación - protagónica, el poder y la soberanía, que sea de utilidad referencial para el activismo político – partidista, así como para quienes están en instancias de toma de decisión, vale decir, el funcionariado que asumen el direccionamiento de las Alcaldías, Concejos Municipales, Gobernaciones, Ministerios y su vasto entramado de instancias adscritas, así como las Asambleas Legislativas regionales, hasta se ve involucrada de por sí, la Asamblea Nacional Legislativa con sus diputadas y diputados que representan a los circuitos electorales de los estados y su imbricación con el poder popular local, regional e inclusive nacional; porque además, hay una muy seria preocupación por la cantidad de problemas detectados y acumulados, entre tanto subyacen otros que no se logran visualizar o que no se ven por la poca capacidad cognitiva de quienes tienen esas responsabilidades,lo cierto del caso, en esa gama de anomalías, está presente, cualquiera que sea la lectura de la realidad, la incoherencia sobre el Desarrollo y la dislocación institucional. No es menos importante, ver el correaje imperante en la institucionalidad –si es que existe en la realidad misma- para el abordaje y solución de los problemas cotidianos en cada uno de estos ámbitos, local, regional y nacional para solventar tales anomalías, en tanto, a quienes les corresponde dar al traste con dicho Estado, no conocen, el cómo empezar a construir el nuevo Estado y lo que es más grave, no conocen, cuáles son los atributos e indicadores que en una realidad societal institucional se está dando esos cambios, pues hay que tener una vista bien clara, unos oídos bien atentos y una consciencia presta a valorar hasta los pequeños detalles que da las muestras que algo nuevo está pasando, algo novedoso está ocurriendo, de manera, que para tener resultados distintos hay que hacer algo distinto a lo inercial, a la rutina, por lo tanto, irrumpir con propuestas e iniciativas que muevan el piso afectivo de cada ser humano, como hasta incidir en el paisaje físico de donde vivimos o laboramos, porque no hay que abrirle la puerta de la vivienda de cada quien y de la comunidad, a lo inerte, a lo rutinario, a lo moribundo, a la tristeza.
            Lo expresado anteriormente, nos sirve de excusa en estas sencillas líneas para hacer algunas consideraciones generales sobre el Desarrollo Local que motive posteriormente a la reflexión más profunda en la base misma de la estructura social, “Gobierno de eficiencia en la calle para el desarrollo local desde la óptica de la Gestión Pública y la Política Pública Bolivarianas”, lo expuesto no son ideas acabadas, reiteramos es motivar, porque si hay que admitir es que hay un acentuado desequilibrio territorial heredado y que a pesar del denodado esfuerzo, la totalidad es la suma de las partes y si las partes están dislocadas, desordenadas, entonces, de cuál tipo de República podríamos estar hablando, lo cierto, es que no sería de la construcción de la República Bolivariana de Venezuela, pero como el empeño consciente de grandes sectores sociales, institucionales, comprometidos con el país, es posible reflexionar y a la vez construir la República Bolivariana de Venezuela, minimizando premeditadamente los traumas que implica toda transición, esa transición no es etérea, es en un lugar, en un espacio geográfico específico, donde habitan, laboran o estudian, sueñan, se reproducen seres humanos, que tienen determinada mentalidad o mentalidades, así como virtudes y defectos, que puestos en una balanza, la intención es que sean preponderantes las virtudes.
Esta reflexión es una base para la convocatoria permanente, para derrotar el pesimismo, la falta de fe, porque hay veces se es víctima del fatalismo, porque se labora, pero no se sabe cómo mantener la fe en alto de la población con la Revolución Bolivariana, “fe que tanto cuesta levantar”[1]. Las y los cuadros identificados con la Revolución Bolivariana, pueden tener intensas y agotadoras jornadas de trabajo en el seno de las comunidades, o de los centros de laborales, o en el ámbito institucional, pero si ese desempeño socio laboral, en la calle, en la vereda, en el barrio, en la urbanización, en definitiva, en la comunidad, como también en las oficinas y departamentos de las instituciones, si ese diario bregar, no apunta a la “construcción de una sociedad justa y amante de la paz” con los derechos y deberes que implica, cuando no abonamos a la construcción de un Estado Social, de Justicia y de Derecho, entonces, estaremos haciendo cualquier cosa por allí, menos, abriendo el sendero para continuar con lo que hicieron o pudieron hacer, nuestras glorias patrias y nuestro Segundo Libertador, Hugo Chávez Frías. El compromiso es mayor y echar mano de todo el talento del pueblo conscientemente organizado para develar las contradicciones de clases. Ubicar la nefasta labor de los enemigos imperiales, de los oligarcas y comprender las complejidades del convulso mundo de hoy; las exigencias son profundas, las respuestas y soluciones que emanen de la Revolución tienen que ser también de histórica envergadura. 

PRECISIONES INELUDIBLES:
UNA APROXIMACIÓN AL DESARROLLO
El faro del Desarrollo fue construido inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial. Siguiendo al colapso de las potencias coloniales europeas, Estados Unidos encontró la oportunidad propicia para dar la explicación, así como la dimensión mundial de la misión que sus padres fundadores le habían legados a las posteriores generaciones: «ser el fanal sobre la colina». Lanzaron la idea del desarrollo con un llamado a todas las naciones a seguir sus pasos. Desde entonces, las relaciones entre Norte y Sur han sido acunadas con este molde: el «desarrollo» provee el marco fundamental de referencia para esa mezcla de generosidad, soborno y opresión que ha caracterizado las políticas hacia el Sur. Por casi medio siglo, la buena vecindad en el planeta ha sido concebida a la luz del «desarrollo».[2]
El debate sobre el Desarrollo no cesa, continua en reducidos espacios, en cuanto a las universidades y centros de estudios científicos el menú académico y contenidos curriculares, se han quedado rezagados, aunque la lucha de clases se impone y marca la pauta sobre las reflexiones respectivas y estamos obligados a determinar -para saber en aproximación sucesiva de los acontecimientos- si se puede precisar el Desarrollo como lo vivible, o el buen vivir, que sea sinónimo también de la prosperidad y bienestar, así como de sustentabilidad y sostenibilidad, sea pues, “la mayor suma de felicidad posible”; si la resultante es todo lo contrario, lo etéreo, lo ahistórico y esa felicidad posible no posee carta de nacimiento en una ubicación geográfica predeterminada, además la fe de vida es la satisfacción de cada venezolana, de cada venezolano, por vivir en éste suelo patrio y que la felicidad aludida deje como legado, como herencia cultural, nuevos relacionamientos sociales e institucionales para el beneplácito de las nuevas generaciones y que estas no nos achaquen la responsabilidad por lo no hecho en la oportunidad en que correspondió.
Por imposición de patrones culturales foráneos a los países periféricos, los países imperialistas, en un hábil recurso argumental, se aseguran la continuidad en la fundamentación que justifican que ese selecto y minúsculo grupo de países tengan la preponderancia en el decursar de otras naciones y en la dinamización del sistema mundo, tal es el poder llegan a adquirir, que vale ilustrar que son contados países quienes han acumulado un poder planetario que tan sólo con apretar el botón nuclear el efecto sería devastador para el planeta o para los países que no son sumisos o se rebelan a ese destino manifiesto imperial.  
Según Arif Dirlik (1.997), esta asimetría es más evidente en los discursos sobre la globalización en lo que lo global es igualado al espacio, al capital, a la historia y a su agencia, y lo local, con el lugar, el trabajo y las tradiciones. El lugar, en otras palabras, ha desaparecido en "el frenesí de la globalización" de los últimos años y este desdibujamiento del lugar tiene consecuencias profundas en nuestra comprensión de la cultura, el conocimiento, la naturaleza y la economía. Quizás sea el momento de revertir algunas de estas asimetrías al enfocar de nuevo la constante importancia del lugar y de la creación del lugar, para la cultura, la naturaleza y la economía -desde la perspectiva de lugar ofrecida por los críticos mismos.
De hecho un sentir creciente de aquellos que trabajan en la intersección del ambiente y el desarrollo, a pesar de que la experiencia de desarrollo ha significado para la mayoría de las personas un rompimiento del lugar, más profundo que nunca antes[3].
Para el caso venezolano, aún está presente, a pesar de los años transcurridos la herencia colonial española, donde la economía en lo fundamental era de puerto, pues en Venezuela, el grueso del porcentaje de la población se asienta, vive, trabaja, en la franja norte costera, en la franja media llanera está una porción menos y en el Sur una cantidad proporcionalmente mínima[4].
Además, la explotación petrolera contribuyó aún más a la desasistencia de los campos venezolanos y la emigración y desplazamientos internos fueron hacia las zonas petroleras del país y las grandes capitales, así se entremezclaron manifestaciones culturales, las religiosas, gastronómicas, giros idiomáticos; en tanto, las exploraciones como la explotación petrolera se intensificaban, según las necesidades, se fueron abriendo caminos rurales y así se fueron acercando poblaciones, todo acorde, a las necesidades estratégicas de la voracidad de las empresas petroleras extranjeras.


EL LUGAR, LO LOCAL Y EL MUNICIPIO
            Nos desempeñamos, hacemos vida, familiar, societal o laboral en un espacio geográfico determinado, no somos etéreos, en un lugar nacimos y cuando decidamos irnos a otro paisaje, nuestros huesos serán sepultados en algún lugar; en caso de la cremación, vamos a estar esparcidos en el aire o en la tierra, en el agua o quizás reposemos en un cofre en el seno familiar.
A los efectos de la línea analítica que venimos abordamos que es el lugar físico donde habitamos, trabajamos y llevamos nuestra vida personal y/o familiar por lo que en la comparación y teniendo consciencia de potenciales matices distintivos -en esta oportunidad- se va a tomar como sinónimos: el lugar, lo local y el municipio.
Lugar: Espacio. Sitio. Población pequeña.
Con referencia al Local: Perteneciente a cierto lugar. A veces tiene fuerza legal como costumbre de una comarca. Municipal o provincial, como contrapuesto en lo administrativo a nacional o estatal. [5]
En tanto que el texto constitucional de la República Bolivariana de Venezuela en cuanto a Municipio dicta lo siguiente: Capítulo II. De la División Política. Artículo 16. Con el fin de organizar políticamente la República, el territorio nacional se divide en el de los Estados, el del Distrito Capital, el de las dependencias federales y el de los territorios federales. El territorio se organiza en Municipios. Si complementamos lo anterior con el Capítulo IV. Del Poder Público Municipal. Artículo 168. Los Municipios constituyen la unidad política primaria de la organización nacional, gozan de personalidad jurídica y autonomía dentro de los límites de esta Constitución y de la ley. La autonomía municipal comprende:
1.- La elección de sus autoridades;
2.- La gestión de las materias de su competencias; y
3.- La creación, recaudación e inversión de sus ingresos.

Las actuaciones del Municipio en el ámbito de sus competencias se cumplirán incorporando la participación ciudadana al proceso de definición y ejecución de la gestión pública y al control y evaluación de sus resultados, en forma efectiva, suficiente y oportuna, conforme a la ley. (…).
No obstante, a las argumentaciones anteriores valoremos otras apreciaciones que al respecto tienen investigadoras e investigadores, a saber:
En años recientes, el concepto de "lugar" ha sido nuevamente abordado desde varios puntos de vista, desde su relación con el entendimiento básico de ser y conocer, hasta su destino bajo la globalización económica y la medida en la que sigue siendo una ayuda o un impedimento para pensar la cultura. Este cuestionamiento no es, por supuesto, una coincidencia: para algunos, la ausencia de lugar -una "condición generalizada de desarraigo", como algunos la denominan- se ha convertido en el factor esencial de la condición moderna, (…)[6]
En la cita que a continuación tomamos de López Segrera la cual es pertinente y que dibuja al detalle los tránsitos que ha acometido América Latina en su decursar histórico desde la década de los 50 –vale decir- hasta el presente.
“A fines de los años cincuenta el futuro de América Latina era visualizado a través de los paradigmas estructural-funcionalista, del marxismo tradicional (y luego de la nueva versión que emergió como resultado de la revolución cubana) y del pensamiento desarrollista de CEPAL. Si la falla del funcionalismo fue considerar que se podría reproducir en la periferia el esquema clásico de desarrollo capitalista del centro -tesis validada por el marxismo tradicional, que visualizaba a América Latina como una sociedad feudal- y la de CEPAL pensar que sólo con la sustitución de importaciones y un Estado y un sector público fuertes se obtendría el desarrollo; la Escuela de la Dependencia, en su crítica al denominado capitalismo dependiente latinoamericano, no fue capaz de ofrecer una reflexión con resultados viables acerca de cómo construir un modelo alternativo de sociedad.
“El desarrollismo cepalino de Raúl Prebisch fue considerado por los teóricos de la dependencia como un paradigma que, si bien planteaba la necesidad de reformas estructurales modernizantes, en la praxis era incapaz de superar el reformismo.
“La crítica neoliberal del desarrollismo se centró en el excesivo intervencionismo estatal, el estrangulamiento de la iniciativa privada y la asignación de recursos en forma irracional.
“El defecto esencial de la Teoría de la Dependencia fue el no haber percibido que ningún sistema puede ser independiente del sistema-histórico actual, de la economía mundial. Esta realidad interdependiente no implica, sin embargo, validar al neoliberalismo y a sus políticas de ajuste estructural -que tienden a privilegiar la función del mercado en detrimento de la sociedad civil y del Estado- como única receta válida, y mucho menos como fin de la historia. (…) que el ajuste estructural ha implicado en la región un profundo deterioro de las condiciones sociales y una concentración cada vez mayor de la riqueza, junto al crecimiento de la pobreza y la exclusión social. Si hoy hablamos de Desarrollo Humano Sostenible (concepto enunciado por el Bruntland Report en 1987), es porque el otro desarrollo, en realidad ha sido un crecimiento económico perverso y desequilibrado que atenta contra el hombre y su hábitat.
“Las dos influencias teóricas que predominan en las ciencias sociales latinoamericanas hoy -el neoliberalismo y el postmodernismo- entrañan ciertos peligros.
            “El primero tiende a la reafirmación dogmática de las concepciones lineales de progreso universal y del imaginario del desarrollo y la segunda a la apoteosis del eurocentrismo.”[7]
Por su parte, Contreras Natera, hace una pertinente distinción puesto que en el imaginario social se puede difuminar el concepto de Desarrollo y desplazar por la fuerza de la costumbre de entes interesados en que sea así que el Desarrollo es una unidad lingüística propia y estricta de la ciencia económica:
“Para los economistas – advierte Contreras Natera- el término desarrollo significaba una renta nacional en aumento, y la renta per cápita. (…) Se calculaban los índices de modernización mediante cruce de porcentajes de alfabetización, de industrialización, de urbanización y de utilización de los medios; se trazaban curvas y se establecían tipologías de modernización que situaban a cada país del Tercer Mundo en la escala que llevaría al crecimiento de la renta per cápita. (…). Nació así la problemática del desarrollo. Sustentada esa visión problematizadora en el modelo de crecimiento de Harod Domar, Arthur Lewis con la teoría de las provisiones ilimitadas de mano de obra y la de Rostow con la teoría de las etapas de crecimiento y del punto de partida.[8]
Es una constante de las principales ciudades latinoamericanas y es que de un lado viven los sectores pudientes y a otros extremos de estas urbes viven los sectores desposeídos colgando de las pendientes, de los precipicios, de las laderas de las montañas y con precarias condiciones de vida, excluidos y carentes de los servicios básicos y con toda la gama de problemas que genera la pobreza y el crecimiento desordenado a los que fueron constreñidos por el sello de clase de las instituciones y por el cuño de clase de la sociedad y su propia esencia de exclusión hacia sectores desposeídos que es la larga historia de una latitud geográfica donde la brecha entre la reducido cantidad de la población que lo tiene todo y del otro lado, quienes históricamente aportan su fuerza de trabajo para enriquecer el capital, el gran capital.
Además, en estas grandes urbes con su despliegue publicitario sobre los edificios, en grandes paredes, en gigantescas vallas, luminosos avisos anunciando promesas de beneficios al usar tal productos, bienes y servicios, esa competencia publicitaria trastoca la paisajística, con la anuencia o ausencia de legislaciones al respecto, no requiere exigentes conocimientos pero el entorno sea urbano, rural, también forma parte del mundo espiritual de cada habitante, pero es el propósito del capitalismo, vender, vender y vender, a costa de lo que sea, en tanto que las comunidades colindantes a dichas urbes hay enjambres de tendidos eléctricos y con bombillas a punto de desmayarse. Las poligonales urbanas, donde están las grandes urbanizaciones de las llamadas clases media y alta, les cumplen con todos los servicios municipales, el contraste con las zonas donde viven las y los desposeídos presentan ausencia de planes de desarrollo y las atenciones de crecimiento son espasmódicas, son décadas de exclusión y se apilan y apilan problemas y problemas que el nivel de respuesta también duran años por solventar por la institucionalidad y por la misma población. La anarquía también impregna sentimientos y voluntades, aunque hay sectores conscientes en esas comunidades excluidas que sacan fuerzas desde el alma, comprenden los intereses de clases confrontados y presionan de tal manera que logran torcerle el brazo a la institucionalidad a su favor, a pesar de ser instituciones dirigidas por un funcionariado que aún no ha dado el salto a ser servidoras y servidores públicos, aunque hay un funcionariado que da el salto y potencia el cumplimiento de sus funciones institucionales. Ya se nota un tenue cambio y en otros ambientes son notables significativos cambios, es la lucha ideopolítica que atiza la consciencia y la propia lucha de clases sociales. En alusión a la ciudad, hacemos referencia a los efectos de ilustrar, y es el referido a Caracas, quienes aquí viven y quienes visitan, quienes transitan, quienes viven, quienes trabajan, notan un cambio de Caracas y en algún comentario lo hacen saber, por supuesto falta mucho más.
Decía amigo visitante que vino a Venezuela y por razones de trabajo recorrió parte importante del país y al despedirse al cabo de los días a su lugar de origen, confesó de su mundo interno, en el abrazo del pronto regreso: - Venezuela huele a cemento, el desarrollo es exponencial a años atrás cuando vine. 
Dijo Mariano Arana, arquitecto y Alcalde de Montevideo –Uruguay, “Toda ciudad es esencialmente creación colectiva. La ciudad, la hacen y la habitan numerosos seres humanos a lo largo de muchas generaciones. La ciudad es como un hecho físico, espacial, tangible, que modifica y caracteriza el paisaje y, al mismo tiempo, es un hecho cultural, social, histórico, sucedido en esa creación colectiva[9].
En cualquier recóndito lugar de cualquier República, el sueño de algunas personas, es marchar a la capital, porque tiene la certidumbre que allí podrá cristalizar sus propósitos de vida, alcanzar la prosperidad, alcanzar sus sueños, que en su terruño no lo puede alcanzar, ese reto les impulsa y lo asumen, quienes logran saltar la valla de esa carrera no son todos e igual pasa cuando vienen de otros países con la mente puesta es superar los escollos que le rodeaban en su lar. Ya es casi común escuchar “Nadie es profeta en su propia tierra”, algunas personas dicen que es una buena excusa para emprender nuevos y renovados proyectos, pero eso es otro tema.

Ciudad: Lugar de construcción de sueños[10]. “Construcción colectiva, la ciudad es trabajo social que se realiza históricamente. Objeto tangible, medioambiente natural y construido, es espacio apropiado, producido y adaptado a las necesidades humanas de acuerdo con la formación económica y el grado de desarrollo alcanzado por las fuerzas productivas y las relaciones sociales (arquitecturas, vías, parques, plazas, obras de saneamiento, etc.). La ciudad es síntesis multicultural, es relación conflictiva de valores producidos por la estratificación social del trabajo. La ciudad es expresión polifacética de la subjetividad de sus habitantes que, además de sus necesidades inmediatas, determinan su dimensión material, tangible[11].
            Se ha afirmado que las ciudades son la resultante de largos procesos históricos que la hincan al espacio territorial o pueden ser también efímeras porque quedan allí, deterioradas por el tiempo porque no entrañan ningún proceso productivo y se desvanecen.
La industria petrolera en Venezuela ha inducido a dejar abandonados pueblos que una vez extraída su riqueza mineral las empresas estadounidenses e inglesas en veloz carrera por la extracción, marchaban a otros lugares en procura por la avidez petrolífera, poco le importaba lo que dejaban detrás de sí y de esos lugares, donde tuvieron asiento su exploración, explotación y no menos importante, es cómo trastocaron esos modosde vida del ambiente y humanos, qué no decir de los daños ecológicos medioambientales. Existe una extensa y extendida literatura al respecto, cuentos, novelas, ensayos y demás géneros que hay sobre el tema, pero hay que decirlo con todas sus letras, Venezuela con todo y que es un país petrolero por excelencia y catalogada por estudios científicos como la primera potencia mundial con reservas probadas, el grueso de la población ignora lo atinente a esta compleja y exigente industria, no son menos responsables en tal ignorancia, porque quienes han tenido en sus manos las riendas de la empresa petrolífera en Venezuela e incluso hasta los propios gobernantes de todo el siglo XX y ahora XXI tiene porcentajes distribuidos en cuotas de responsabilidad por lamentable omisión.
En el interesante documental “El Reventón”[12],   está retratado “Los inicios de la producción petrolera en Venezuela. 1.883 – 1943.”de Bolívar Films; sin embargo, las nuevas generaciones de jóvenes universitarios o no, así como la población en general, no han tenido la oportunidad, no le han dado la oportunidad, de acercarse a esa cruda realidad de nuestro origen petrolero, así no se puede marchar al futuro, cuando no sabemos de dónde provenimos como pueblo, como nación petrolera. Además la sociedad de consumo y algunas lamentables omisiones nos soslayan de los tránsitos históricos que ha tenido Venezuela y que nos marcan en el imaginario social, pasamos de súbito, de una sociedad rural en esencia a un boom petrolero con tecnología de punta con las diversas consecuencias del caso.
Venezuela es catalogada como nación petrolera y tuvo una alta, muy alta responsabilidad en el nacimiento de la Organización Países Exportadores de Petróleo (OPEP).
“Las creaciones urbanas eminentes, las obras más “bellas” como generalmente se dice, porque son obras antes que productos, datan de épocas anteriores a la industrialización. Existió la ciudad oriental (ligada al modo de producción asiático), la ciudad arcaica (griega o romana, ligada a la posesión de esclavos), después la ciudad medieval (en una situación compleja: insertada enrelaciones feudales pero en lucha contra el feudo). La ciudad oriental y la arcaica fueron esencialmente políticas. La ciudad medieval, sin perder el carácter político, fue principalmente comercial, artesanal, bancaria”[13].
            En el caso de Venezuela, coinciden en señalar que es una nación petrolera y pasamos de un país eminentemente rural en relativamente pocos años al uso de sofisticada tecnología, un interesante complejo de vías en el país condicionado al beneficio de la industria petrolera, el urbanismo, universidades y centros de estudios giró a los centros de exploración y explotación petrolera; en el caso de Lagunillas, en la Costa Oriental del Lago de Maracaibo, en el estado Zulia, se concurre al fenómeno de subsidencia, es que el nivel del agua del Lago de Maracaibo está por encima de tierra “firme” como de 7 a 10 metros, el terreno en una amplia extensión ha venido cediendo y por eso allí está una de las grandes obras ingenieril de contención, la cual a la vez es motivo de interés y de preocupación y ya se crean desde hace años planes alternativos y gradualmente han venido reubicando a la población pero son centenares de miles las y los afectados y hay que replantar nuevos urbanismos con la misma población, a proyectos de tal magnitud, hay que construirle la respectiva plaza en honor a Simón Bolívar, a Hugo Chávez, a nuestras glorias patrias, se deben activar a las y los cronistas a historiadores, trabajadores sociales, expertos en sociología, contar con más rigor en las asignaciones de los nuevos urbanismos, no es solamente viga y cemento, es crear consciencias revolucionarias, transformadoras y que amen donde viven, que esos sentimientos se afinquen al suelo que pisan.
Ciudad: lugar donde los signos de posibilidad de lo nuevo se manifiestan con vigor, - dice Edmilson Rodrigues- y también lugar de las trágicas producción y reproducción de las relaciones sociales desiguales inherentes a la sociedad actual. La ciudad que conocemos es la ciudad del capital y, por eso, presenta en el espacio una configuración que necesariamente refleja la división, la fragmentación, la ruptura de la sociedad inevitablemente dividida en clases sociales, donde de un lado están los propietarios de los medios de producción y subsistencia y, del otro, los no propietarios de esos mismos medios. Agrega Rodrigues: “La ciudad que conocemos trae la marca social del capital que es el acceso de unos pocos a una mejor calidad de vida: saneamiento público, transporte, salud, educación, cultura, vivienda, ocio, alimentación, etc. Otra parte se encuentra excluida de ese proceso que, de forma ineludible, es la condenación a una existencia desprovista de lo mínimo necesario para una vida digna. La división aludida hace que parezca natural que parte de la ciudad sea dotada con todo lo mejor que el hombre produce en el mundo del capital mientras que una parte significativa de la ciudad posea la más degradantes formas de vida y que, “por casualidad”, allí se amontonen como “basura” los desheredados, los excluidos”. Si bien Rodrigues se refiere a la sociedad brasileña, no hay distancia con cualquier otro país de cualquier latitud.
            Los planes gubernamentales y el funcionariado institucional tienen una alta cuota de responsabilidad, porque hay que prever los crecimientos y las demandas sociales  de los centros poblados, de las ciudades, que son procesos normales, pero hay, que presentar alternativas y resolver los dilemas de construir en nuevos espacios o construir en los mismos espacios para aprovechar algunos servicios básicos, cómo asumir esos retos, la población creces, las grandes ciudades tienen una alta concentración poblacional, la desconcentración de las instituciones de la  administración no se ha implementado. Desde la perspectiva Socialista Bolivariana se tiene que pensar el desarrollo local en Venezuela, sirva de referente: “La urbanización como proceso histórico mundial tiende a intensificarse, lo que hace imprescindible el estudio sistemático del objeto urbano, que debe ser asimilado y comprendido en una perspectiva totalizadora, como requisito para la construcción de la utopía de un tipo de ciudad / sociedad feliz, humanizada y humanizadora de la especie humana”[14].     

COMUNA O NADA…!
            Se le dejó escuchar varias veces al Comandante Chávez de manera vehemente cuando emplazaba a los equipos de gobierno nacional, regional y locales, a las propias comunidades: Comuna o nada…!
Es una orientación de Estado y de Gobierno para dar un ordenamiento al caos heredado por la colonia, luego por la demarcación que se han sucedido en la División Político Territorial y que deja en precarias condiciones a regiones o localidades foráneas, que están lejos de los sitios de toma de decisión y que no se ven favorecidos, por el contrario, no les llega ni son incluidos por las políticas de las instancias correspondientes, sean nacionales, regionales o municipales, e inclusive se presenta ejemplos curiosos, municipios vecinos cuyas poblaciones les resulta en mejores condiciones hacer tramitaciones institucionales varias en municipios vecinos así pertenezcan a otro estado de la República, ahondando o manteniendo las desigualdades y los desequilibrios de desarrollo con las consabidas consecuencias de perpetuidad del atraso y las inalcanzables oportunidades.
            La Ley Orgánica de las Comunas viene a allanar y a dar una mirada larga y tendida, así como profunda, para subsanar los desequilibrios territoriales del desarrollo y sin mayores dilaciones hacemos síntesis de dicha Ley Orgánica que las partes interesadas deben estudiar y profundizar, acá una selección del contenido para ilustrar y provocar la indagatoria que están insertas en las Leyes del Poder Popular que se convierten en un insulto a quienes suscriben y hacen propio el Neoliberalismo y el Neofascismo y utilizan cualquier medio para desestabilizar y suscriben en los sótanos de la politiquería, Golpes de Estado, Magnicidio, Desestabilización, Guerra económica, en alianza con la oligarquía, el Imperialismo y las transnacionales, con tal que no prospere Venezuela con una nueva visión del Desarrollo Local con perspectiva Socialista Bolivariana.
           
 La Ley Orgánica de las Comunas dicta, Objeto: “La presente Ley tiene por objeto desarrollar y fortalecer el Poder Popular, estableciendo las normas que regulan la constitución, conformación, organización y funcionamiento de la Comuna, como entidad local donde los ciudadanos y ciudadanas en el ejercicio del Poder Popular, ejercen el pleno derecho de la soberanía y desarrollan la participación protagónica mediante formas de autogobierno para la edificación del estado comunal, en el marco del Estado democrático y social de derecho y de justicia [15].

La Ley Orgánica suscribe y hace propia la Doctrina Bolivariana, a saber: “La constitución, conformación, organización y funcionamiento de la Comuna se inspira en la doctrina del Libertador Simón Bolívar, y se rige por los principios y valores socialistas de participación democrática y protagónica, interés colectivo, complementariedad, diversidad cultural, defensa de los derechos humanos, corresponsabilidad, deber social, cogestión, autogestión, autogobierno, cooperación, solidaridad, transparencia, honestidad, eficacia, eficiencia, efectividad, universalidad, responsabilidad, rendición de cuentas, control social, libre debate de ideas, voluntariedad, sustentabilidad ambiental, igualdad social y de género, garantía de los derechos de la mujer, de los niños, niñas y adolescentes y de toda persona en situación de vulnerabilidad, de equidad, justicia y defensa de la integridad territorial y la soberanía nacional.
Ámbito de aplicación de la Ley de las Comunas. “Están sujetas a la aplicación de esta Ley, las organizaciones comunitarias, las comunidades organizadas y todas las instancias del Poder Popular debidamente constituidas, así como las personas naturales y jurídicas, tanto de derecho público como privado, que se relacionen con las comunas [16].
En cuanto a las Definiciones, tomemos algunas de ellas a los efectos de seguir el hilo conductor del Desarrollo Local: “Comunidad: Núcleo básico e indivisible constituido por personas y familias que habitan en un ámbito geográfico determinado, vinculadas por características e intereses comunes; comparten una historia, necesidades y potencialidades culturales, económicas, sociales, territoriales y de otra índole. Comunidad organizada: Constituida por las expresiones organizativas populares, consejos de trabajadores y trabajadoras, de campesinos y campesinas, de pescadores y pescadoras y cualquier otra organización de base, articuladas en una instancia del Poder Popular[17].
         
En los alicientes para el Desarrollo, la Ley Orgánica de Comuna contempla:
Distritos motores del desarrollo: Son unidades territoriales decretadas por el Ejecutivo Nacional que integra las ventajas comparativas de los diferentes espacios geográficos del territorio nacional, y que responde al modelo de desarrollo sustentable, endógeno y socialista.
“Ejes estratégicos de desarrollo territorial: Se entiende por ejes estratégicos de desarrollo territorial, la unidad territorial de carácter estructural supralocal y articuladora de la organización del Poder Popular y de la distribución espacial del desarrollo sustentable, endógeno y socialista, con la finalidad de optimizar las ventajas comparativas locales y regionales, los planes de inversión del Estado venezolano en infraestructura, equipamiento y servicios, la implantación y desarrollo de cadenas productivas y el intercambio de bienes y servicios.
“Estado comunal: Forma de organización políticosocial, fundada en el Estado democrático y social de derecho y de justicia establecido en la Constitución de la República, en la cual el poder es ejercido directamente por el pueblo, a través de los autogobierno comunales, con un modelo económico de propiedad social y de desarrollo endógeno y sustentable, que permita alcanzar la suprema felicidad social de los venezolanos y venezolanas en la sociedad socialista. La célula fundamental de conformación del estado comunal es la Comuna[18].
Un aporte importante, importantísimo imprescindible también para la Batalla de las Ideas es que la Ley Orgánica de las Comunas define lo que es el Socialismo: “Es un modo de relaciones sociales de producción centrado en la convivencia solidaria y la satisfacción de necesidades materiales e intangibles de toda la sociedad, que tiene como base fundamental la recuperación del valor del trabajo como productor de bienes y servicios para satisfacer las necesidades humanas y lograr la suprema felicidad social y el desarrollo humano integral. Para ello es necesario el desarrollo de la propiedad social sobre los factores y medios de producción básicos y estratégicos que permita que todas las familias y los ciudadanos y ciudadanas venezolanos y venezolanas posean, usen y disfruten de su patrimonio o propiedad individual o familiar, y ejerzan el pleno goce de sus derechos económicos, sociales, políticos y culturales[19].
En el Título II. De la Comuna. Define qué es ese espacio, qué es esa instancia: “Es un espacio socialista que, como entidad local, es definida por la integración de comunidades vecinas con una memoria histórica compartida, rasgos culturales, usos y costumbres, que se reconocen en el territorio que ocupan y en las actividades productivas que le sirven de sustento, y sobre el cual ejercen los principios de soberanía y participación protagónica como expresión del Poder Popular, en concordancia con un régimen de producción social y el modelo de desarrollo endógeno y sustentable, contemplado en el Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación[20].
Por lo que el Propósito de la Comuna (…) “es la edificación del Estado Comunal, mediante la promoción, impulso y desarrollo de la participación-protagónica y corresponsable de los ciudadanos y ciudadanas en la gestión de las políticas públicas, en la conformación y ejercicio del autogobierno por parte de las comunidades organizadas, a través de la planificación del desarrollo social y económico, la formulación de proyectos, la elaboración y ejecución presupuestaria, la administración y gestión de las competencias y servicios que conforme al proceso de descentralización, le sean transferidos, así como la construcción de un sistema de producción, distribución, intercambio y consumo de propiedad social, y la disposición de medios alternativos de justicia para la convivencia y la paz comunal, como tránsito hacia la sociedad socialista, democrática, de equidad y justicia social[21].
Sobre las Finalidades de la Ley Orgánica de las Comunas, extraemos algunas en lo atinente a Gestión Pública: Conformar el autogobierno para el ejercicio directo de funciones en la formulación, ejecución y control de la Gestión Pública[22].
En cuanto a las Políticas Públicas: Garantizar la existencia efectiva de formas y mecanismos de participación y control de planes y proyectos vinculados a los aspectos territoriales, políticos, económicos, sociales, culturales, ecológicos y de seguridad y defensa[23].
La Ley Orgánica de las Comunas no irrespeta la División Político Territorial pero no se constriñe a la misma, es una relación dialéctica, la Organización político-territorial, a saber: Atendiendo a condiciones históricas, integración, rasgos culturales, usos, costumbres y potencialidades económicas, el ámbito geográfico donde se constituya la Comuna, podrá coincidir o no con los límites político-administrativos de los estados, municipios o dependencias federales, sin que ello afecte o modifique la organización político-territorial establecida en la Constitución de la República[24]”.
            Ahora bien, hacer el abordaje científico para materializar el Desarrollo Local en la perspectiva constitucional no basta con las buenas intenciones, la buena fe y la voluntad, para ello, el autodiagnóstico en un direccionamiento dialéctico en una acción trasformadora de lo heredado y avanzar en comunidades para la realización humana que deje distante a la concepción capitalista del Desarrollo Local dentro de la orientación epistemológica emergente de la Investigación Acción.

INVESTIGACIÓN Y ACCIÓN PARA EL ESTUDIO
DEL DESARROLLO LOCAL Y SUS PERSPECTIVAS
Ahora bien, abordar el Desarrollo Local y sus perspectivas en Venezuela desde el punto de vista científico, nos obliga a precisar un método de análisis científico que nos ubique inicialmente en las contradicciones que dinamizan las realidades políticas, económicas, sociales y legales que existen dentro de un marco general mundial para luego ir a lo nacional y después arribar a lo específico, que es en éste caso el tema que nos convoca, repetimos: Las Perspectivas del Desarrollo Local en Venezuela.
            A los efectos de tener una apreciación de un método científico para el abordaje del Desarrollo Local acudimos a una vertiente de la Metodología de la Investigación como es la Investigación – Acción que a consideración de uno de los principales mentores de la misma en Venezuela, como es Jesús “Negro” Rivero (+): “Entendemos por Investigación – Acción una modalidad de las Ciencias Sociales, asumida conscientemente, por los sectores sociales hasta ahora marginados del saber dominante, para conocer su propio acontecer, generar teorías y técnicas capaces de concretar y desarrollar capacidad de producir conocimientos, bienes y servicios para ponerlos a la disposición de la colectividad. Todo ello en la perspectiva de la transformación de la realidad objeto de estudio. (…) es una acción cuyos cambios y transformaciones se lograrán a lo largo de la práctica investigativa.
            “Los sectores marginados del saber dominante cuando asuman conscientemente el proceso de conocer, superando las trabas que le impiden desarrollarse en el campo de la investigación podrán potenciar su acción transformadora, por consiguiente esto es un proceso político, en tanto su objetivo es transformar la sociedad.
            “No olvidemos que la producción de conocimientos puede servir a dos fines: Fortalecer la estructura de poder existente o redefinir el poder mismo, en un sentido totalmente opuesto. Al fin y al cabo la investigación social se constituye en un problema de Estado cuando, entendido éste como el centro del poder político más importante con que cuenta una sociedad, se desarrolla a favor o en contra de él”[25].
Un punto de vista muy importante y significativa valía lo hace el Doctor Ernesto “Che” Guevara en el contexto de la experiencia cubana y su ascendencia a la búsqueda del desarrollo en el ámbito latinoamericano, el Comandante Guevara planteaba en texto de su autoría: “El Socialismo en Cuba” que el incentivo moral es un apalancamiento fundamental para sortear obstáculos y dificultades que entraña alcanzar mayores niveles de satisfacción, prosperidad y bienestar; más cuando hemos heredados modelos de desarrollos anacrónicos e imbuidos de la fundamentación del perverso sistema capitalista. Hay una motivación de la consciencia a través de lo subjetivo y de las representaciones sociales y simbólicas de lo que representaba la Revolución Cubana en el marco de la incandescencia de la Guerra Fría. 
            Para el caso de Venezuela, en un tiempo posterior y con otras características del contexto nacional e internacional es la reafirmación de lo venezolano por lo que hay que incluir el Desarrollo Local en el enfoque de la Doctrina de Simón Bolívar El Libertador, tal cual lo exige la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en el Título I de los Principios Fundamentales en su Artículo 1: La República Bolivariana de Venezuela es irrevocablemente libre e independiente y fundamenta su patrimonio moral y sus valores de libertad, igualdad, justicia y paz internacional en la Doctrina de Simón Bolívar, El Libertador” y en el Artículo 7: La Constitución es la norma suprema y el fundamento del ordenamiento jurídico. Todas las personas y los órganos que ejercen el Poder Público están sujetos a esta Constitución[26]; por ello, hay la urgencia y emplazamiento al estudio consciente y científico de la Doctrina del Padre de nuestra Patria, en su arco de vida como Libertador, además que el texto constitucional rescata, reivindica y reconoce a los pueblos indígenas, como culturas ancestrales y su historial de resistencia ante la invasión de la que fue víctima.
            Vale párrafo aparte, para también decir que es pertinente, nutrirse por igual de todos los aportes práxicos desde estas nuevas latitudes que con esfuerzos denodados buscan nuevas luces interpretativas y transformadoras con sello latinoamericanista para conquistar estadios superiores acorde a su realidad y perspectivas.
Queremos dominar el cómo conocer por la sencilla necesidad que tenemos los sectores populares de apropiarnos de los Medios de Poder. Pensamos firmemente en conducir nosotros mismos los procesos de transformación social. Hemos entendido que cuando un sector de la sociedad se apropia de los medios de producción y en este caso, de los medios de producción de conocimiento, también está construyendo poder.
            “Conocer la situación que nos rodea, conocer nuestra realidad específica y sus relaciones causalidad nos conduce a saber dónde estamos parados, con quién estamos, quién nos puede acompañar y sobre todo, hacia dónde vamos y cómo podemos hacerlo. Solo cuando estamos consciente de lo que somos, podemos organizarnos y desarrollar la capacidad necesaria para la transformación.”[27]
            Ahora bien, si ese proceso de investigación en un espacio geográfico determinado se colectiviza, se hace cotidiano, se podrá impactar en la transformación de una realidad en la escala ascendente, que en sumatoria, impactará todo un país y a las y los que allí habitan; ilustra y advierte de manera adecuada Mariano Picón Salas “Frecuentemente se olvida que el espíritu de un país no se forma por el simple y mecánico traslado de ideas y técnicas, sino con una gran experiencia colectiva y producida y modificada por largas generaciones.[28]

CONTRADICCIONES CAPITAL - TRABAJO
         Desde las distintas administraciones gubernamentales estadounidenses, así como desde sectores oligárquicos apátridas, y, pasando por la vasta gama partidista de derecha hasta la ultraderecha en su conjunto, en estos tres últimos lustros han urdido distintas tramas aventureras e inconstitucionales para echar por tierra el futuro de Venezuela y retrotraerla a la vejación y humillación a la que estuvo sometida por decenas de años atrás, en ese empeño no cejaran, es Venezuela para el Imperio una presa muy tentadora, ser la nación con la mayor reserva petrolífera probadas en el mundo.
            El Imperio, la oligarquía y los partidos de derecha y ultraderecha del patio, desestimaron los alcances de lo ocurrido en la tierra de Simón Bolívar en las últimas cinco décadas, la lectura que han hecho es incorrecta y alejada de la realidad científica, están sobre la mesa las contradicciones históricas, las cuales a saber son: Capital – Trabajo, Imperio – Nación, Gobierno – Pueblo, Pueblo – Pueblo, pues, el centro del debate es la lucha histórica entre Capitalismo vs. Socialismo, ahora el Socialismo del Siglo XXI.
El verdadero plan oculto de Imperio y sus aliados, es retornar a Venezuela al Neoliberalismo más rancio y cruel, apegarse estrictamente a los manuales de los organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial y demás herramientas del capitalismo mundial para maniatar la economía, las finanzas y las políticas sociales y públicas a los designios de la rentabilidad y acumulación ampliada del capital.
            Al Imperio, a la Oligarquía, a los democratacristianos, socialdemócratas, al nazi-fascismo, les incomoda de sobremanera, nuestro texto constitucional, que plantea en su concepción programática, la Refundación de la Patria y la Construcción de un Estado Social, de Justicia y de Derecho que privilegie como razón de su existencia, al ser humano, lo social y el ser humano vive y sociabiliza en un lugar geográfico determinado.
            Al decir del Imperio y sus aliados apátridas, lo anterior, es una aberración jurídica existencial porque afecta las cuantiosas ganancias que debieran obtener las transnacionales, en tanto da algunas dádivas y privilegios  a los expoliadores internos y a sus partidos por sus servicios apátridas, docilidad y acatamiento.
            Mientras la Revolución Socialista Bolivariana acomete su curva de aprendizaje y crecimiento, muchas son las enseñanzas propias, como las que  da a conocer también el Imperio cuando demuestra de lo que son capaces de hacer para que retrograde el proceso histórico que recién germina en Venezuela cuyo contenido es nacional pero el carácter es continental, mundial pues, por su dimensión y trascendencia.
            No está en juego nada sencillo; es apetecible para cualquier Imperio o potencia, usurpar, atentar contra la tierra de Simón Bolívar por ser ésta asiento de portentosas reservas petrolíferas y gasíferas, así como de los más diversos y variados recursos minerales, botánicos, fauna, flora y sobre todo, por su laborioso y hospitalario pueblo, y así por el estilo.
            Revertir el grosero y despiadado usufructo imperial - oligarca de la renta petrolera es el kit del asunto, es la contradicción Capital - Trabajo y no debemos perder de vista otra vital contradicción, que fue la esencia generatriz, para la otra contradicción: Imperio – Nación.
            Sin embargo, proceder a impulsar el proceso socialista bolivariano en nuestra patria genera contradicciones que en el marco de un proceso revolucionario son opinables, pero sólo la prudencia, la pertinencia y el sentido de la oportunidad, la mutua comprensión y la abnegación, será entonces la guía para aportar y sumar para éste inédito y complejo proceso que con todos los defectos que posea, el pasado no es superior, ya el quiebre de la distribución de la renta es un significativo y estructural avance, porque está al servicio del bienestar popular; no obstante, hay que ser realista, hay concepciones sobre el poder y puja por el poder aún en filas revolucionarias, hay que estar despierto y no alucinando con lo perfecto porque no todo está hecho y mucho está por hacer y se ha avanzado hasta donde se ha podido avanzar.
            Ahora bien, es preferible equivocarse con el pueblo que tener la razón y estar aislado del pueblo; ser solitario vanguardista guarda similitud con el proceder político, meritócrata de la ultraderecha, cuyo axioma así lo hacen saber en sus documentos publicitarios, repiten lo mismo que cuando gobernaba el presidente Hugo Chávez Frías, palabras más palabras menos: “el propósito es salir de Maduro y luego nos encargamos del pueblo que es más fácil ya que de eso se ocupará la Fuerza Armada y los cuerpos policiales que pasaran a nuestras órdenes”.
            La Revolución Socialista Bolivariana no es un asunto al margen del dinámica internacional, al margen de sus contradicciones y aconteceres, el Comandante Chávez Frías asumió con visión estratégica el hecho que Venezuela es un portentoso país petrolero con grandes reservas petroleras y gasíferas, es país fundador de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), de manera que el líder de la Revolución Bolivariana comprendió e insertó en la Geopolítica, en la Geoeconomía a la naciente revolución y el acierto ha sido tal que debido a la visión estratégica con el petróleo se acometen políticas nacionales de justicia social, así como da pie a la integración regional, donde las naciones, sus gobernantes y pueblos, tienden a autoreconocerse, a autoliderarse, autoadministrarse y a autodirigirse paulatinamente de manera sostenida.
            Mientras el Imperio norteamericano y sus aliados internacionales se articulan y planean a través de la guerra apropiarse de las riquezas minero petroleras de los pueblos del mundo, estos invocan a la paz, entonces, llamar a la paz, es desnudar de contrapartida la esencia imperial, cuya razón de ser es la Guerra para mediante ella, retrogradar a los pueblos a unas condiciones de vida precedentes a la edad de piedra y quedarse con las riquezas que no son suyas.
            Sobre la producción, la Revolución Socialista Bolivariana, está en un proceso de aprendizaje porque está obligada a realizar el Mapa de las Mercancías, el Mapa de la Producción, de la Distribución y Consumo y con una apreciación tecnopolítica y con una valoración de gobierno electrónico, monitorear y satisfacer la mayor suma de felicidad en la sociedad. En torno a los mapas aludidos, qué hacen los Consejos Comunales, las Alcaldías, los Concejos Municipales, las Asambleas regionales y nacional, qué hacen las corporaciones de desarrollo regionales, qué hace el Poder Popular. 
El texto constitucional consagra y no hay que tener temor de interactuar, interrelacionarse y generar una interacción con los sectores privados de la producción pero donde la rectoría la tenga indubitable e indelegable el Estado nacional junto con el gobierno, con la existencia rectora de mecanismos de transparencia, honestidad, precisos controles, a través de las instituciones del ramo cuyo talento humano interno tenga la probidad, el compromiso y la conciencia patria.
            Vale renglón aparte, resaltar, que la inmensa mayoría de la sociedad venezolana está compuesta por personas honestas, porque si se resta con respecto a una minoría, hábil, trepadora, oportunista y susceptible a caer en tentación, donde la oligarquía “por unas cuantas monedas” las y los pone a jugar a su servicio y desclasa a quien se quiera pervertir pero luego los desecha, la resultante es que las personas honestas en Venezuela siguen siendo la mayoría.
Es obvio que los y las empresarias no pueden trabajar a perdida, pero no hay que ser es ingenuo, en las manos de los sectores privados de la economía no está el delinear la política económica, ni tiene porque aceptarse la conformación de monopolios, oligopolio, ni las ganancias exorbitantes, tal como lo plantea el texto constitucional, es el Estado quien con una estructura fuerte, tribunales y leyes exhaustivas cuya severidad estén acordes con quien se atreviere a sobrepasar la línea límite de lo legal y jurisprudencial.
No hay que desconocer que los sectores productivos privados han acumulado experiencias productivas y están en los enclaves más sensitivos de la producción en Venezuela, de nuestra parte, hay que ser autocrítico porque a pesar de los reiterados llamados, escritos y preocupaciones del Comandante Chávez y de Nicolás Maduro, en motivar, sensibilizar, incentivar a crear y desarrollar instancias agroindustriales propias con carácter estratégico, lo cual urge redireccionar el sistema educativo tanto a nivel medio, técnico superior y a nivel universitario, para no caer en lo inmediato como fruta madura a las fauces productivas oligarcas, a los cuales es normal tratarlos pero no olvidarnos de los contrapuestos intereses particulares de quienes estamos enfrentados, pendientes, tanto de los intereses de ellos y el de velar por el cumplimiento de los intereses del pueblo como revolucionarias y revolucionarios que es el de cumplir el sagrado juramento de trabajar para el bienestar y prosperidad del pueblo.
En lo relativo con la democracia, ya no es el debate entre personalidades, o instancias de gobierno con su contraparte en la oposición, ahora todos los debates hay que llevarlos al seno del pueblo cumpliendo con objetivos predeterminados y con pedagogía política, para que Venezuela en cada ámbito del espacio territorial, sea un aula abierta, donde uno de los propósitos confesos, es aprender con el pueblo a gobernar para que en un tiempo perentorio, el mismo pueblo asuma la direccionalidad de las instancias y vaya transversalizando y permeando del carácter de clase emergente en ascenso la conducción del Estado, del Gobierno, del Partido y de la Revolución, ya no es sólo el hecho de ser joven –lo que aplaudimos- es el compromiso revolucionario y de clase; de contraposición, vemos en la oposición oligarcas a las mismas personas, a los mismos rostros de décadas atrás, con viejas y nuevas malas mañas pero con los mismos intereses históricos burgueses proimperialistas.
Muchas son las tareas por acometer en este proceso revolucionario, otras por completar y prácticas que hay que desechar por inoperantes y anacrónicas, pero este es nuestro proceso y hay que aprovechar y hacer lo más posible en el poco tiempo para consolidar así, la Revolución Socialista Bolivariana, otra oportunidad histórica nunca más tendremos y, menos, nos la dará el Imperio y la oligarquía apátrida.
Lo que acontece en el proceso revolucionario en Venezuela requiere de rigor científico, tanto para interpretarlo, como para orientarlo y evaluarlo.
            La tierra de Simón Bolívar vive un momento estelar de su historia con repercusiones transcendentales más allá de sus propias fronteras nacionales, con las acertadas dinámicas políticas, sociales, económicas que ejecute y que tendrá que ejecutar la Revolución Socialista, donde impere la justicia, la seguridad social, la suprema felicidad, la estabilidad política, así como la armonía y paz internacional, serán evidencias de que otro mundo es posible y son a la vez, los requisitos de esta renovada Venezuela con las que aspira inscribirse en la nueva historia de los pueblos del mundo.
Vale destacar que el proceso revolucionario de Venezuela, no es una lucha por la apropiación de territorio entre etnias; no es una lucha por imponer una fe religiosa; no es una lucha étnica entre colores de piel, no, es una lucha de clases, es la confrontación entre explotados y explotadores, es el enfrentamiento entre el pueblo venezolano y la alianza oligárquica pitiyanki y el Imperio mundial liderado por EE.UU.; dicha confrontación coloca a Venezuela en el centro de la lucha de clase a nivel mundial y es el espacio territorial donde se escenifican la lucha contrapuesta entre dos inteligencias, entre dos capacidades intelectuales, morales, políticas, ideológicas, diplomáticas, energéticas, e inclusive hasta religiosa, entre otras diferencias. Son pues, dos adversarios –el Imperio y la República Bolivariana de Venezuela- moviendo sus mejores piezas en el tablero, cuyo objetivo: de nuestra parte es la soberanía y la independencia, mientras que de parte del Imperio mundial encabezado por EE.UU.  es lograr nuestra sumisión.
Es pues, un proceso estratégico para los pueblos del mundo; por lo tanto, lo que suceda en Venezuela o cualquiera que sea el desenlace de lo que en la Revolución Socialista Bolivariana acontezca, va a repercutir en la esperanza redentora de los pueblos del mundo y en la historia de por lo menos, los próximos cien años.
Cuál otro pueblo, cuál otro gobierno, cuál otra expresión de la lucha de clase focalizada tiene esa inmensa responsabilidad ante la historia de los pueblos en el mundo en estos momentos, en ésta coyuntura? Por ello la Revolución Socialista Bolivariana tiene carácter mundial aunque el contenido es nacional.
Destacamos, hay que ser extremadamente celosas y celosos con la responsabilidad de la conducción del proceso revolucionario en Venezuela. Duele la incomprensión pero no hay que doblegarse que otros y otras no entiendan algo que luce hasta elemental pero así es la lucha de clase y las contradicciones. Lo cierto es que hay que lidiar con contradicciones pequeñas, grandes o de cualquier índole, signo o envergadura, más cuando Venezuela aún no ha podido o mejor dicho, aun cuando está inserta dentro de la estructura del sistema formal mundial capitalista del cual gradualmente está saliendo y tiene que salir, pero eso no es apretar simplemente un botón.
Después de la postguerra, las potencias hegemónicas se garantizaron su preponderancia a través de hilos institucionales, que algunos de ellos se ven y otros que no se ven pero ambos no son fácil de romper y si lo fuera, ¿sería fácil subsistir? Nuestra voluntad como revolucionarias y como revolucionarios no basta, es importante pero no es suficiente, es un juego y rejuego político donde muchos adversarios abiertos y solapados y de manera simultánea aprietan a Venezuela por muchísimos lados, eso requiere como respuesta, hilar bien, pero bien fino en nuestro incipiente proceso Socialista Bolivariano para resistir a todos esos ataques y a todas esas tentaciones y arrebatos en los cuales quieren que se deslice Venezuela.
Sobre la estrategia y táctica, que es la ciencia y el arte de la guerra, es la motivación de la misma política, no sólo es a punta de voluntad que se incide en los procesos históricos, ya sea para negar estos o para afirmarlos.
            Veamos bien, existen contradicciones en el contexto internacional –no solamente en Venezuela- a las cuales hay que seguir la pista con todo el rigor científico, a saber:
Contradicciones: Imperio – Nación
Contradicciones: Capital – Trabajo
Contradicciones: Imperio – Pueblo
Contradicciones: Gobierno – Pueblo
Contradicciones: En el seno del mismo pueblo.
No obstante, resulta curioso y contraviniendo todas las reglas de juego político ideológico mundial que cuando el Imperio sentenciaba a todo pulmón el fin de la historia y aplaudía con frenesí la caída del campo socialista, ocasión propicia que utilizó para amenazar a los pueblos del mundo y con presiones políticas, económicas e institucionales, postraba a muchos países a sus pies, insurgen en el seno de la propia institucionalidad militar del Estado Burgués venezolano una fuerza soterrada, discreta, es la joven oficialidad y soldados que planteaban romper la oprobiosa dependencia y subordinación a las administraciones estadounidense e ir a la conformación de un gobierno nacionalista –ya muchos suscriben el socialismo y lo dicen públicamente- con justicia social a beneficio de las grandes mayorías, a la par que reivindicaban la Doctrina Bolivariana.
El 27 y 28 de febrero del año 1.989 fue como el preámbulo y 4 de febrero de 1.992 como la eclosión de lo que ya no podía ser represado. Lo acontecido a continuación hasta el día de hoy es una llamarada revolucionaria en los cuatro puntos cardinales de la patria, un pueblo que despertó de su largo letargo y que en sus pechos y corazones flamea con intensidad y dando luz a las consciencias los sueños libertarios de Simón Bolívar quien de nuevo abre las puertas de la historia para que sus hijas e hijos ocupen el sitial que se merecen.
Hay que resaltar que los vertiginosos e intensos hechos que se suscitan con la procura de instituir el socialismo en Venezuela son procesos complejos, muy complejos, que exigen estudiar-estudiar, trabajar-trabajar, organizar -  organizar, crear y co-crear, ya no se puede analizar con la racionalidad política cotidiana, ni sólo con el estado emocional del momento, ni basta contar con verdades preconcebidas, ni con seres mesiánicos, providenciales; es valedero, la experiencia mundial quien da muchas luces, son una referencia, pero también es muy cierto, que la dialéctica siempre se impone con las condiciones concretas; vale recordar por ejemplo, que la dialéctica misma hace que los conceptos se desplacen en contenido y forma, que haya una resimbolización semántica, para el caso que abordamos, se desplazan para bien y lo cumbre que también se desplazan para agudizar aún más el cuadro político, económico, ideológico, comunicacional; es decir, complejizar todas las esferas del conocimiento conocido y por conocer y eso sí, ello no implica ceder en los principios, en los valores pero ni un milímetro, lo que si exige, lo que si requiere es el dominio sobre el conocimiento casi quirúrgico de lo táctico y de lo estratégico, requiere hacer uso y creer hasta en la intuición, afinar el olfato político, implica conocer también qué piensa la contraparte, cómo mueve sus piezas, cuáles son sus objetivos a corto, mediano y a largo plazo, precisar cuál es la situación interna de quien nos ataca y es oportuno conocer el por qué nos ataca, con cuáles armas nos ataca, cómo las dosifica, cuáles son sus aliados; no solamente es suficiente con saber lo que interesa a una parte involucrada porque entonces es ignorar que la política en la concepción marxista es una dinámica conflictual entre partes interesadas y enfrentadas que se emplean a fondo en procura de sus objetivos particulares. Vale decir que en el tablero de ajedrez juegan enconados contrincantes, no hay un solo jugador y es un cálculo interactivo.
Una forma de lucha, una respuesta a la explotación capitalista - imperialista a emprender en el escenario de las contradicciones de clases no es la resultante de la imposición de un deseo, es la resultante de lo pertinente y adecuado en la coyuntura de la lucha de clases.
En Venezuela, se llevó a cabo en todo su proceso histórico una lucha de resistencia contra el Imperio español desde 1.498, con el discurrir del tiempo, asistimos a una guerra de independencia liderada continentalmente por el joven Simón Bolívar, Antonio José de Sucre, entre muchas y muchos, hace presencia el experimentado Francisco de Miranda; luego con el devenir de los años hubo también montoneras, insurrecciones, alzamientos militares, huelga generales, paro cívico – militares, lucha guerrillera en la década de los 60, también generaciones de luchadores políticos sociales asistieron a verdadera huelga de hambre, vale destacar, no existen barrios consolidados y Universidades públicas en Venezuela que no haya tenido un legado de lucha, de pelea, fue pues, el pueblo venezolano, un pueblo guerrero, ahora estamos retomando ese espíritu como pueblo, con consciencia de clase, pero en ese largo trayecto histórico perdimos las vidas de valiosos hombres y mujeres a lo largo del camino y a los cuales no hemos olvidado y estamos rescatando del olvido, aunque siempre estuvieron en la inspiración, en el sentimiento y en el corazón del pueblo, las muertes de las y los mártires serán absorbidas por la victoria popular.
El Estado, el gobierno y el pueblo tienen que ser responsables de los límites, tener consciencia de sus propios límites y de las implicaciones que conlleva las decisiones de contar con una Democracia pero que esta democracia no está desarmada, para ello se exige de la dirigencia revolucionaria tener consciencia política y de clase y nunca arrear las banderas de las causas populares y vibrar con la intensidad de las luchas populares.
Venezuela es el centro de las contradicciones a nivel mundial y la estrategia del Imperio y sus aliados es recolonizar a los países árabes e invadir a Venezuela por su alta capacidad energética, agua, flora, fauna y por sus grandes yacimientos de gas. Pero previo, hay que quebrar el perfil psicológico de rebeldía del pueblo venezolano a través de la guerra de baja intensidad.
Entonces, el proceso socialista bolivariano es Estratégico. Las reciprocas muestras de la solidaridad internacional son evidentes y son un corta viento puesto que el Imperio en Venezuela quiere arrasar con lo poco que hemos avanzado, con errores, pero se ha avanzado.
Desde luego el Imperio se paladea su supremacía militar y se enorgullece de la aparente efectividad de sus portentosos aparatos propagandísticos que son los dos únicos recursos que le quedan desplegados en el campo de batalla mundial. Con la primera de sus palancas de dominación, decimos, preponderancia militar intimidan y con la segunda, con los aparatos de mediatización, apelan a la manipulación de la consciencia para difuminar el perfil psicológico de los pueblos.

CONTRADICCIÓN ENTRE EL SECTOR ESPECULATIVO DEL CAPITAL FINANCIERO INTERNACIONAL Y EL CAPITAL PRODUCTIVO NACIONAL
Y SUS CONSECUENCIAS EN VENEZUELA
            Después de considerar la validez y pertinencia de estos requisitos imprescindibles: la validez del método de análisis científico –donde toda realidad es variable, cambiable y movible- y significancia de la Doctrina de Simón Bolívar El Libertador, contenida en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela:
            Estamos en presencia a nivel mundial de una contradicción que se hace patética, además permea y afecta a toda la economía mundial, y en consecuencia, las gestiones de gobierno – porque a pesar que lo quieran hacer bien- las buenas intenciones contenidas en los planes de gobiernos, se quedan allí, en buenas intenciones y todo queda transversalizado por la aguda contradicción entre el sector especulativo del capital financiero internacional y el capital productivo nacional. A los fines gráficos, entendamos por capital especulativo financiero internacional a los “capitales golondrinas” que tan pronto invierten en las bolsas de valores, así como en papeles y bonos financieros de un país –entre otras modalidades- y obtienen fabulosas ganancias que cuadruplican y hasta más el capital inicial y luego extraen esos millones de dólares y lo invierten previo estudio en otro país repitiéndose la espiral de ganancia, todo en un margen de tiempo relativamente breve, convirtiéndose en un capital parasitario, y que quienes propugnan estas iniciativas golondrinas desestabilizan las economías de las naciones que sumado al saqueo y expoliación de las riquezas naturales por parte de los países imperialistas subsumen a las naciones periféricas y del llamado tercer mundo a las condiciones críticas de subsistencia.
            El manejo, la preponderancia exclusiva de la economía de mercado por parte de los países capitalistas “desarrollados” y su “poder invisible” la sufren nuestros pueblos cuando desangran la yugular de las economías nacionales al imponernos recetas para “alcanzar el desarrollo y bienestar social” a través de los préstamos leoninos del Fondo Monetario Internacional y Banco Mundial, que en realidad nos conducen, a la miseria y a la pobreza. Esto en otra palabra, es el Neoliberalismo, calificado por analistas como el “Capitalismo Salvaje” que no tiene consideración ni conmiseración con las pésimas y paupérrimas condiciones de vida de nuestros pueblos, siendo su propósito expreso, la privatización de todos los sectores de la economía e inclusive hasta la privatización de áreas estratégicas como Petróleo de Venezuela, S.A, y que a tales intenciones, en su oportunidad, Acción Democrática, COPEI, Proyecto Venezuela, Convergencia y Fedecámaras dieron su visto bueno y aprobación la Apertura Petrolera.
            Por otro lado está, el capital productivo nacional, el cual consiste en inversiones del capital nacional en distintos ámbitos de la economía nacional y dicho capital productivo nacional desde 1.958 tuvo un papel preponderante en la dirección político – económica del país hasta que paulatinamente fueron desplazados y conducidos por el Neoliberalismo a una etapa casi que agónica en su existencia nacional, con las consecuencias letales que eso produjo para la economía y para ese sector en el país. Toda la producción nacional quedó en los anaqueles, depósitos, en los silos careciendo de la capacidad de inversión, reproducción, comercialización, distribución y consumo nacional y en consecuencia, éste sector productivo nacional fue arrastrado a la ruina o a un limitado funcionamiento en el mejor de los casos y pasaron a depender de los créditos asfixiantes del sistema financiero nacional vinculado y determinado por el sector especulativo del capital financiero internacional.
            De modo pues, que el desempeño del empresariado en la industria, en el agro, ganadería y otros ámbitos nacionales se vio mermado por las inexorables reglas del mercado, lo que implicó el desplazamiento de la dinámica empresarial y económica del sector secundario hacia el sector terciario de bienes y servicios, sobre todo en las grandes capitales de los estados, afectando en consecuencia, a grandes conglomerados poblacionales –al pueblo en definitiva -, además de la desidia gubernamental de la IV república y la carencia de planes de inversión oficial y privado, ocasionando los correspondientes desequilibrios territoriales, en inversión y bienestar social que obligaban a grandes contingentes humanos a emigrar a las grandes ciudades -norte costeras que alberga al grueso de la población total del país en la búsqueda de un mejor porvenir, quedando el desarrollo local del interior de Venezuela, en la mayoría de los casos, a la sobrevivencia y a circunstancias fortuitas por carencia de planes de gobierno alternos; en tanto que, se acentuaba la crisis de los servicios públicos en las capitales de los estados receptores de esa nutrida masa poblacional ya que la demanda por servicios públicos, es geométricamente mayor.
            Vale destacar que el capital productivo nacional, existe, está allí y parte de esos sectores comprenden y son receptivos al mensaje del gobierno y del proceso revolucionario, pero la correlación de fuerza no es equilibrada con respecto al capitalismo especulativo.

DOCTRINA BOLIVARIANA
FUNDAMENTOS
            Generar un proceso de cambio institucional en la estructura del Estado requiere la convicción, el compromiso, así como estar identificado con los criterios y fundamentos del cambio que ocurre en la sociedad, pero sobretodo, exige la voluntad política de quienes están al frente de dichas instituciones de querer hacer las transformaciones estructurales de fondo, de disponerse a cambiar la óptica que se tiene de la sociedad que se debe dejar atrás y una visual esclarecida de lo que se quiere construir; es tener consciencia que la Política, escrita y expresada con mayúscula, está por delante de lo técnico, es por ello, que se requiere con la premura del caso, de la formación política – técnica del personal que está cumpliendo tareas y desempeños institucionales o responsabilidades societales, cualquiera sea su envergadura, de manera que haya una perfecta sintonía y de sumatoria a los nuevos procesos constituyentes que experimenta el país ya que desde las instituciones se puede aportar mucho por ser un espacio de interacción humana y que de cualquier rango sea el cargo, debemos convertirnos y convertir a quienes allí trabajan en Servidoras y Servidores Públicos a través de la formación y la motivación para la autoformación político ideológica, que él o la venezolana pase primero por auto reconocerse y reconocer su talento y su espiritualidad requisitos invaluables a la hora de un proceso de cambio. En tanto, la aseveración que la revolución la hacen los pueblos, no es desestimable, pero para el caso venezolano y su particularidad es combinar dialécticamente la lucha institucional y la lucha de calle.
            Estar en la dirección de una institución o de un espacio societal y no impactar positivamente en el aspecto de la consciencia con el personal bajo su mando, es quitarle lustre a esa oportunidad histórica de construir o ser un factor de construcción de una nueva República, la cual se empieza a construir en el espacio más inmediato de convivencia como lo es el laboral. Ya hay espacios institucionales heredados con una compleja red de factores de oposición que de manera consciente cumplen su papel de oposición y todo lo obstruyen, la lectura y la interpretación dialéctica, el sentido de la oportunidad y la legislación, serán las palancas que se activen para canalizar tales anomalías.
            Estudiar a los seres humanos al margen de los procesos productivos, conduce a conclusiones erradas, puesto hay que estar claro que en la relación productiva hay intereses contrapuestos. Hemos heredado un Estado para la opresión y tenemos que marchar hacia un Estado para la liberación del ser humano. En los tramos históricos vividos cada clase social crea sus propios valores, principios, y por supuesto, la clase dominante de un pasado en Venezuela impregnó con sus valores capitalistas a las instituciones y a la sociedad con sus patrones filosóficos de individualismo, egoísmo, consumismo, subordinación, hasta en lo cultural, lo cierto es que, la oligarquía interna “fundamentó” la sumisión a las grandes potencias, lo cual cedió soberanía e independencia patria; el reto es rescatar la dignidad, la soberanía y la independencia nacional teniendo como guía, la Doctrina Bolivariana, para avanzar hacia un modelo de liberación e independencia en lo político, social, económico, de justicia que es el Socialismo del Siglo XXI.
            Ahora bien, la transición al socialismo, demanda en Venezuela un cúmulo inmediato de requisitos, cuyas respuestas han de ser de construcción colectiva y popular. En esta relación dialéctica entre lo individual y lo colectivo o viceversa se fragua la personalidad de las y los hacedores de la historia, sus convicciones, su carácter, la profundidad cognitiva, ideología e inclusive su mundo afectivo.
            A nuestra consideración, Simón Bolívar define la verdadera Democracia, definición que hasta ahora no ha sido superada en profundidad y que es a la vez expresión de la esencia dialéctica de la reflexión y del accionar de El Libertador, a saber:
            “El sistema de gobierno más perfecto, es aquel que produce la mayor suma de felicidad posible, la mayor suma de seguridad social y la mayor suma de estabilidad política”[29].
            “No puede haber república donde el pueblo no esté seguro del ejercicio de sus propias facultades”[30].
            En el caso de Mao Tse Tung que le agregó Popular, Democracia Popular, no hay referencia de la definición de Democracia que supere a la expresada por el intelecto del guerrero Simón Bolívar. Como ya es sabido, hombre visionario y con gran capacidad de adelantarse a los tiempos, formado en los campos de batallas pero que nunca abandonó la sistemática formación, ya que cuentan sus biógrafos que fue un hombre que aún en las peores condiciones de vida nunca se apartó de la reflexión teórica, del estudio de los intelectuales contemporáneos, cualquiera sea su latitud de origen y siempre a donde iba, los asistentes y edecanes, le llevaba consigo en una carreta una vasta literatura protegida contra las adversidades naturales.

DOCTRINA DE SIMÓN BOLÍVAR EL LIBERTADOR
EN LA CONSTITUCIÓN DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
         Sentenció El Libertador: “El mejor sistema de gobierno es aquel que produce mayor suma de felicidad, mayor suma de seguridad social y mayor suma de estabilidad política”, y más luego, en esa dinámica sistematizadora del proceso independentista Bolívar aseveró: “No puede haber República donde el pueblo no esté seguro del ejercicio de sus propias facultades”.
Simón Bolívarse adelantó a su época, definió que es una República democrática, participativa y protagónica que entraña en si a la verdadera Democracia que es aquella donde el pueblo ejerce soberanía, donde el pueblo ejerce poder en otras palabras, si no es así, entonces será una República Representativa Oligárquica.
            Lo reseñado aquí y dicho por El Libertador y en ese orden, lo conseguimos en el Artículo 5 del actual texto constitucional: “La Soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente (...) Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos”; en tanto que lo segundo aparece en el Artículo 3: “(...) la construcción de una sociedad justa y amante de la paz (...). La educación y el trabajo son los procesos fundamentales para alcanzar dichos fines”.

REPÚBLICA REPRESENTATIVA OLIGARQUICA
VERSUS
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
            La constitución de 1.961 es el soporte y arquitectura jurídica de la República Representativa Oligárquica, en otras palabras es el Estado Constituido, mientras que la Constitución Nacional de 1.999 –aprobada en referéndum popular- es el diseño jurídico de la República Bolivariana de Venezuela, es decir de la nueva República por construir. El texto constitucional del año 61 careció de doctrina filosófica social y con el consentimiento de los partidos y gobiernos de turno y Fedecámaras hasta el año 1998 los sectores oligarcas del país se ocultaron detrás y se valieron de ella para cometer el desgobierno y casi que subastan al país al capital transnacional. La Constitución del 61 estuvo al servicio de la oligarquía. Fue vox populi escuchar: “La constitución de 1.961 se acata pero no se cumple”.
       Es un deber para toda o todo revolucionario, para todas y todos los patriotas, construir la República Bolivariana de Venezuela, por ello, es que se deben concebir y aprobar leyes revolucionarias y que estas se cumplan al pie de la letra, en esa misma medida se destruye y autodestruye la República Representativa Oligárquica, es decir, el Estado constituido. Es contradictorio, pero en cierto sentido comprensible, el Estado oligarca nos enseñó a pensar y actuar para ellos, de allí nuestra educación, la religión, las leyes, la economía, la política; es decir, todo, absolutamente todo, estaba dado para reproducir la República Representativa Oligárquica, y que a pesar del origen humilde de muchos venezolanos y venezolanas todavía estamos entrampados en la lógica de pensamiento de la oligarquía y sus perversos anti - valores éticos y morales.
            Hoy insistimos, que hay que mirar nuestra realidad presente y futura por el cristal revolucionario y por la lectura gramatical de un pueblo en revolución, entiéndase: pensar y actuar como pueblo, un pueblo que reclama, justicia y bienestar, y lo primero, pasa por el disfrute, necesariamente de lo segundo.
            Por ello, hablar, inquietarse y materializar el Desarrollo Local y sus perspectivas en Venezuela requiere iniciar obligatoriamente la lectura Programática del texto constitucional de la República Bolivariana de Venezuela para ser fiel a éste pueblo en revolución y mantener la fidelidad y direccionalidad bolivariana del estelar proceso político venezolano.
            La actitud contrarrevolucionaria y conspiradora de la oligarquía venezolana –Fedecámaras- y sus aliados internacionales, es que antes, ellos colocaban presidentes, ministros de finanzas y/o economía, directores de institutos financieros, designaban a las y los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, pautaban cual zona del país hay que desarrollar y cual no, dictaban leyes; es decir, el Estado y los “gobiernos venezolanos” de otrora estaban a sus pies obedeciendo las directrices y salvaguardando los intereses de los oligarcas criollos y sus aliados extranjeros.
       Ahora bien, el Estado concebido en la Constitución es soberano, de allí que, en la segunda parte del Artículo 1 expresa: “Son derechos irrenunciables de la Nación la independencia, la libertad, la soberanía, la inmunidad, la integridad territorial y la autodeterminación nacional”.

CUADRO COMPARATIVO ENTRE REPÚBLICA DE VENEZUELA
Y REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA[31]

1.-) República de Venezuela                            2.-) República Bolivariana de Venezuela Democracia Representativa Oligárquica            Democracia Participativa Protagónica
Ejercicio de la Voluntad Oligárquica                           Ejercicio de la Voluntad Popular
Economía dependiente                                                  Economía Auto - sostenida
Decisiones Favorables al interés foráneo                    Autodeterminación Nacional
Soberanía Indirecta                                                   Soberanía directa e intransferible
Patrimonio Moral: Exclusión social                       Patrimonio Moral: Igualdad y Justicia
Sumisión a los centros de Poder Internacional.              Justicia y Paz Internacional

LECTURA PROGRAMÁTICA DEL TEXTO CONSTITUCIONAL
Ya habíamos adelantado anteriormente lo relativo al Programa, ahora en palabras leninistas, lo que significa Programa, lo cual traemos de nuevo a colación: “Programa: es lo que se aspira y por lo que se lucha[32]
   En el contenido de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela está concebido un nuevo país, hay un proyecto de país, y con la lectura programática –consciente y comprometida con las aspiraciones históricas de nuestro pueblo- podemos develar el Programa que contiene dicho texto constitucional.
     Todo Programa tiene un objetivo final y el programa contenido – repetimos en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela- es “la construcción de una sociedad justa y amante de la paz” (Artículo 3). Este es un fin que es común denominador para todas las acciones, intenciones y doctrina del Estado, es decir, es un fin esencial y es permanente su búsqueda.
   Es por ello, que en el TÍTULO VI, DEL SISTEMA SOCIOECONÓMICO, Capítulo I, Del régimen socioeconómico y de la función del Estado en la economía, se aprecia los parámetros que en esta área se concibe para “construir una sociedad justa y amante de la paz”. Veamos al respecto el Artículo 299: El régimen socio económico de la República Bolivariana de Venezuela se fundamenta en los principios de justicia social, democracia, eficiencia, libre competencia, protección del ambiente, productividad y solidaridad, a los fines de asegurar el desarrollo humano integral y una existencia digna y provechosa para la colectividad. El Estado, conjuntamente con la iniciativa privada, promoverá el desarrollo armónico de la economía nacional con el fin de generar fuentes de trabajo, alto valor agregado nacional, elevar el nivel de vida de la población y fortalecer la soberanía económica del país, garantizando la seguridad jurídica, solidez, dinamismo, sustentabilidad, permanencia y equidad del crecimiento de la economía, para lograr una justa distribución de la riqueza mediante una planificación estratégica democrática, participativa y de consulta abierta.(Subrayado nuestro)
            Vale destacar que en el TÍTULO III, DE LOS DERECHOS HUMANOS Y GARANTÍAS, Y DE LOS DEBERES, enel Capítulo VII De los derechos económicos, reza en el Artículo 115: “Se garantiza la propiedad privada. (...)”. Es decir se mantiene la propiedad privada. (Subrayado nuestro).

            ¿CÓMO PLANTEA EL PROGRAMA CONTENIDO EN EL TEXTO CONSTITUCIONAL QUE SE DEBE ALCANZAR EL OBJETIVO ESTRATÉGICO?
La Constitución Nacional plantea como Objetivo Estratégico, la Construcción de la República Bolivariana de Venezuela, no hay ningún artículo explícito en ese sentido porque ya la estrategia de “una sociedad justa y amante de la paz” es la construcción de la República Bolivariana de Venezuela. Ese Estado ya está definido por la misma Constitución Nacional y es la República Bolivariana de Venezuela y el Estado va a garantizar los derechos socio - político – económicos del pueblo.La República Bolivariana es la forma del Estado. (Subrayado nuestro)

¿CUÁLES SON LAS CARACTERÍSTICAS DEL ESTADO LLAMADO REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA?
Retomamos a Simón Bolívar: “No puede haber República donde el pueblo no esté seguro del ejercicio de sus propias facultades” parafraseando: “No puede haber República donde el pueblo no ejerce poder, por eso decimos que El Libertador se adelantó a su época, ya que no hay desde el punto de vista teórico - doctrinario apreciación más radical del concepto del Estado, quiere decir que: ¡En la República Bolivariana de Venezuela el pueblo tiene que ejercer poder!

¿CÓMO SE PUEDE APRECIAR Y PRECISAR EL CARÁCTER DEL ESTADO DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA?
Traigamos a colación los Artículos 2, 4 y 5 del Título I, Principios Fundamentales. El 2: “Venezuela se constituye en un Estado democrático y social de Derecho y de Justicia, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico y de su actuación, la vida, la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad social y, en general, la preeminencia de los derechos humanos, la ética y el pluralismo político”.
Artículo 4: La República Bolivariana de Venezuela es un Estado federal descentralizado en los términos consagrados en esta Constitución, y se rige por los principios de integridad territorial, cooperación, solidaridad, concurrencia y corresponsabilidad.
Artículo 5“La soberanía reside en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley, e indirectamente, mediante el sufragio, por los órganos que ejercen el Poder Público.
Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos”.
Ahora bien, para tener una concepción prístina, indubitable, estamos obligados hacer una definición de la República Bolivariana de Venezuela, por ello, en tal sentido operativizaremos los artículos de los Principios Fundamentales y arribemos a la siguiente definición: “(1.-) La República Bolivariana es el Estado Nacional, (2.-) Federal descentralizado, (3.-) Democrático y Social (4.-) Derecho y de Justicia donde (5.-) la Soberanía reside intransferiblemente en el pueblo quien la ejerce en forma directa, (6.-) la promoción de la prosperidad y bienestar del pueblo”. (7.-)Con una justa distribución de la riqueza (reorganizando la producción) mediante una planificación estratégica democrática, participativa y de consulta abierta. (8.-) (En) Solidaridad con la emancipación de los pueblos y cooperación por el bienestar de la humanidad”.[33]
Esta definición es la demostración fehaciente de lo distinto y distante que es la República Bolivariana de Venezuela de lo que es la República Representativa impulsada y defendida por la Oligárquica criolla aliada al capital especulativo internacional, modelo político, económico y social donde el pueblo delegaba soberanía para que la ejercieran los partidos del status de entonces y los sectores empresariales. 
Ahora bien, desagreguemos la definición operativizada como un ejercicio orientador, que permita orientarnos y orientar, en la lectura programática del texto constitucional.
Estado Nacional:Las dos palabras unidas ya adelantan una apreciación al respecto, visto así, el Estado es un instrumento de conciliación de clases sociales en función del logro de “una sociedad justa y amante de la paz”. La teoría existente, una, de forma velada y edulcorada y otra, en el reconocimiento en sí del significado del Estado, de que el Estado es un instrumento de opresión de una clase social sobre otra clase social.
En un pasado reciente, el Desarrollo Local estaba basado en los intereses exclusivos de los sectores, económicos – políticos influyentes quienes articulados a las fuerzas políticas pugnaban por el dominio bajo presión de quien dominaba e incidían en los gobernantes de turno para salir favorecido de tal o cual decisión, pero nunca esto estuvo articulado a un plan estratégico de desarrollo, ni local, ni nacional.
Antes el pueblo no era parte del Estado, tan es así, que para obtener determinadas reivindicaciones había que protestar, paros cívicos en localidades del país, en fin, había que pedirle al Estado opresor de los oligarcas las anheladas reivindicaciones y en la mayoría de los casos lo que se recibía era a un alto costo: represión, cárcel, persecución política, entre otras modalidades de violación de los derechos humanos, civiles, políticos y económicos elementales existente en cualquier nación. La presión ejercida permitía obtener algunas reivindicaciones, ingenuamente pensábamos que eran victorias logradas. Es que el Estado de la Oligarquía está concebido por ellos y para el disfrute y beneficio exclusivos de ellos.
De manera pues, que pueblo no era parte del Estado, ahora como pueblo es parte del Estado –según la visión constitucional- e inclusive, así sean funcionarios remunerados o no son parte del Estado en la República Bolivariana de Venezuela, por eso se afirma que esto cambia el carácter del Estado.

CÓMO Y DÓNDE SE CONSTRUYE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA?
La República Bolivariana de Venezuela se construye, en la consciencia, en lo institucional y en el espacio territorial de Venezuela a la par que con esta construcción se abre paso a la destrucción del Estado constituido, que fue el sustento de la Constitución del 61 enarbolado ahora por los Oligarcas y sus adeptos que quieren retornar al pasado donde tenían y contaban con exclusivos privilegios de clase y prerrogativas pero que en un pasado ni contribuían a visibilizar el Estado y menos a darle la preponderancia que merecía.
Pues bien, el Carácter Nacional se va a conseguir en el Título I, PRINCIPIOS FUNDAMENTALES, Artículo 2  y en el Artículo 126 relativo éste último al Capítulo VIIIDe los derechos de los pueblos indígenas y que están contenido en el Título III, DE LOS DERECHOS HUMANOS Y GARANTÍAS, Y DE LOS DEBERES.
Artículo 2Venezuela se constituye en un Estado...”, ya lo reseñamos en párrafos anteriores y agregamos al análisis, quién se constituye en Estado: la población venezolana, y allí abarca, a las clases económicas pudientes -y hasta oligarcas- y el pueblo - pueblo.
     Artículo 126: Los pueblos indígenas, como culturas de raíces ancestrales, forman parte de la Nación, del Estado y del pueblo venezolano como único, soberano e indivisible. De conformidad con esta Constitución tienen el deber de salvaguardar la integridad y la soberanía nacional.
El término pueblo no podrá interpretarse en esta Constitución en el sentido que se le da en el derecho internacional. (Subrayado nuestro)
Ahora bien, nación es el todo, como parte de la nación, forman parte del Estado; pero en definitiva, los indígenas forman parte del pueblo, de los sectores oprimidos y explotados.       

CARÁCTER FEDERAL DESCENTRALIZADO
   Con fines pedagógicos digamos que, los estados regionales son autónomos que ceden partes de sus competencias al gobierno federal, quedándose ellos con las competencias no transferidas, pero siempre regidos por los principios de integridad territorial, cooperación, solidaridad, concurrencia y corresponsabilidad, tal cual lo plantea la Constitución Nacional de la República Bolivariana en su Artículo 4.
            Los Neoliberales de nuevo cuño vienen planteando la descentralización política, eso implica la descentralización político - administrativa con respecto al Estado nacional y de allí que cada estado regional iría a instrumentar su propia política desvinculado todo del plan rector nacional de desarrollo, esta iniciativa Neoliberal significa la balcanización del país nacional, en consecuencia la fragmentación de la República, con desigual ventajas comparativas entre una región y otra, condición propicia básica para subastar y convertir a Venezuela en una neo – colonia de los países capitalistas – imperialistas.
         La Federación que representa la República Bolivariana de Venezuela, es una República Municipalizada. Veamos el Artículo 16 del Capítulo II, De la división política, TÍTULO II, DEL ESPACIOGEOGRÁFICO Y DE LA DIVISIÓN POLÍTICA: “Con el fin de organizar políticamente la República, el territorio nacional se divide en el de los Estados (...). El territorio se organiza en Municipios”. Es decir; ahora lo que existe constitucionalmente es la Federación de Municipios, lo que está planteado es una desconcentración administrativa del proceso de planificación, ejecución y de control de la gestión pública, esto tiene que ver cómo un pueblo ejerce poder.
       En el Artículo 168 del Capítulo IV, Del Poder Público Municipal, se plantea: Los Municipios constituyen la unidad política primaria de la organización nacional (...) Las actuaciones del Municipio en el ámbito de sus competencias se cumplirán incorporando la participación ciudadana al proceso de definición y ejecución de la gestión pública y al control y evaluación de sus resultados, en forma efectiva, suficiente y oportuna, conforme a la ley. (Subrayado nuestro).
     Artículo 184, Capítulo IV, Del Poder Público Municipal, expresa: La ley creará mecanismos abiertos y flexibles para que los Estados y los Municipios descentralicen y transfieran a las comunidades y grupos vecinales organizados (no asociaciones de vecinos) los servicios que éstos gestiones previa demostración de su capacidad para prestarlos (...)”Proponemos para esa formación de la comunidad en el ejercicio consciente y organizado de la soberanía, la Escuela de Gobierno Comunal, no la Escuela del Gobierno, aunque por supuesto dicha Escuela está en función de operativizar el impulso del proceso socialista bolivariano a esa escala territorial previo tránsito desde lo comunal, parroquial hasta llegar al municipio. Sea propicio el estudio de la Ley de las Comunas y considerar el presente documento como un provocador papel de trabajo para iniciar tan interesante emprendimiento.
Los siete incisos que contiene éste Artículo 184 - con todo lo que se ha dicho y con lo que tenemos que decir en párrafos subsiguientes – allanan y describen el camino de las perspectivas del Desarrollo Local en Venezuela.

CONSEJO FEDERAL DE GOBIERNO
En cuanto al Consejo Federal de Gobierno, contenido en el Capítulo V, Artículo 185, se dice: Es el órgano encargado de la planificación y coordinación de políticas y acciones para el desarrollo del proceso de descentralización y transferencia de competencias del Poder Nacional a los Estados y Municipios (...) Del Consejo Federal de Gobierno dependerá el Fondo de Compensación Interterritorial, destinado al financiamiento de inversiones públicas para promover el desarrollo equilibrado de las regiones, la cooperación y complementación de las políticas e iniciativas de desarrollo de las distintas entidades públicas territoriales, y a apoyar especialmente la dotación de obras y servicios esenciales en las regiones y comunidades de menor desarrollo relativo. El Consejo Federal de Gobierno, con base en los desequilibrios regionales, discutirá y aprobará anualmente los recursos que se destinarán al Fondo de Compensación Interterritorial y las áreas de inversión prioritaria a la cuales se aplicarán dichos recursos”. (Subrayado nuestro)
            En el caso del Municipio, es el Consejo Local de Planificación Pública, los Consejos Comunales, quienes en comunión de esfuerzos e intereses y en forma escalada desde la planificación de desarrollo concebida en y desde la comunidad, pasando luego por la parroquia, hasta llegar al municipio, continuar a los Estados y de allí, al Consejo Federal de Gobierno quien suscribiendo y ejecutando el contenido mismo del Artículo 185 a la vez dando cumplimiento de las siguientes premisas:  Conocimiento – Unidad – Organización – Planificación y la Evaluación misma.
Conocimiento: aquí referimos a la develación del Programa de país, de nación, que contiene el texto constitucional vigente y el conocimiento científico de nuestra realidad, local, regional, nacional y universal, así como la interrelación, la interdependencia, la interacción e integración desde lo local hasta lo internacional.
Unidad: Es para el caso que abordamos, la conjunción de esfuerzos, voluntades, criterios, tanto a nivel institucional, territorial, corresponsabilidad, entre otros elementos a tomar en cuenta.
Organización: pasa por la recomposición y articulación del tejido social, el reconocimiento y auto - reconocimiento protagónico para el cumplimiento del ejercicio de la soberanía.
Planificación: Es seguir y cumplir con criterio científico metodológico los pasos pertinentes y adecuados para alcanzar “una sociedad justa y amante de la paz”.

¿CÓMO SE DA EL PROCESO DE DESCENTRALIZACIÓN
Y EL PROCESO DE CONCIENCIACIÓN SOBERANA?
      En el caso de la Descentralización Municipal se inicia con la concienciación soberana, base esencial del ejercicio consciente de la soberanía por parte de la comunidad organizada y se desarrolla en el proceso de construcción y consolidación de la sociedad justa y amante de la paz, concebida en el texto constitucional de la República Bolivariana de Venezuela. En tanto que, el Proceso de Concienciación Soberanatiene como objetivo fundamental la producción colectiva de conocimiento científico, desde la propia comunidad, sobre la soberanía como ejercicio directo del poder por parte del Pueblo, el Autodiagnóstico de su realidad económica, social y política y su asunción consciente, base de la planificación científica del proceso de transformación revolucionaria pacífica en función de desarrollo económico – social y humano. La Conciencia Soberanaes propiciada cuando se estimula en la comunidad, el amor a la patria, a las virtudes cívicas y democráticas, a los valores trascendentales de la República, a la observancia y respeto de los derechos humanos, la solidaridad, la libertad, la responsabilidad social y el trabajo digno y provechoso. Para complementar al respecto, ver Artículos 274 y 278. Capítulo IV. Del Poder Ciudadano, Sección Primera, Disposiciones generales.

CARÁCTER DEMOCRÁTICO Y SOCIAL
            Continuamos con la operativización de la definición a la cual arribamos en párrafos anteriores. Por ser nacional ya es social y es democrático por su carácter colectivo, masivo.
          Precisemos, en el Artículo 62, contenido en el Capítulo IV, De los derechos políticos y del referéndum popular, Sección Primera, De los derechos políticos: Todos los ciudadanos y ciudadanas tienen el derecho de participar libremente en los asuntos públicos, directamente o por medio de sus representantes elegidos o elegidas.
    “La participación del pueblo en la formación, ejecución y control de la gestión pública es el medio necesario para lograr el protagonismo que garantice su completo desarrollo, tanto individual como colectivo. Es obligación del Estado y deber de la sociedad facilitar la generación de las condiciones más favorables para su práctica”.(Subrayado nuestro)
     A todas luces se devela acá la Participación Protagónica del pueblo(Subrayado nuestro).
            Indaguemos aún más en el Artículo 70: Son medios de participación y protagonismo del pueblo en ejercicio de su soberanía, en lo político: la elección de cargos públicos, el referendo, la consulta popular, la revocatoria del mandato, las iniciativas legislativas, constitucional y constituyente, el cabildo abierto y la asamblea de ciudadanos y ciudadanas cuyas decisiones serán de carácter vinculante, entre otros; y en lo social y económico: las instancias de atención ciudadana, la autogestión, la cogestión, las cooperativas en todas sus formas incluyendo las de carácter financiero, las cajas de ahorro, la empresa comunitaria y demás formas asociativas guiadas por los valores de la mutua cooperación y la solidaridad.
         “La ley establecerá las condiciones para el efectivo funcionamiento de los medios de participación previstos en este artículo”.
          Lo expresado en éste artículo 70 da cuenta de que ya el propio término Participación está superado por el de Participación Protagónica, para ser una unidad indivisible por lo que tiene que decirse Participación Protagónica, retrocedamos mentalmente al artículo 62 y corroboraremos lo aseverado, porque se dice la: participación y protagonismo del pueblo en ejercicio de su soberanía y que todos los instrumentos allí descritos, así como otros, son medios para el ejercicio de la soberanía, son órganos para el ejercicio del poder. Vale decir que para que se dé la soberanía se requiere de la participación, pero la participación no significa ejercicio de soberanía. El ejercicio de la soberanía es la toma de decisiones, la participación protagónica en la planificación, ejecución y evaluación; es la decisión de designar a funcionarios para que desempeñen un cargo, pero también la potestad ciudadana de destituirlo; en lo social y económico, la comunidad conscientemente organizada y formada programáticamente define su proyecto de desarrollo local, tanto material como espiritual.
        No es lo mismo participar que ejercer poder, lo correcto es convocar al pueblo al ejercicio de la soberanía, al ejercicio del poder, de su poder. En este ámbito es cuando se evalúa en lo cierto el carácter conscientemente democrático de quienes hacen ejercicio práxico de la política y pregonan la necesidad de un cambio socio político.

DE DERECHO Y DE JUSTICIA
       Plantearse lo relativo “de Derecho y de Justicia”, pasa por resaltar los valores superiores de su ordenamiento jurídico y de su actuación como son: la vida, la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad social y, en general, la preeminencia de los derechos humanos, la ética y el pluralismo político. 
            Decimos que es un Estado de Derecho, porque ese mismo Estado se ajusta a la normativa jurídica que lo constituye. “Y de Justicia”, porque el Estado de la Oligarquía, excluía al pueblo venezolano de sus decisiones, pues hoy, el pueblo es parte del Estado. Constitucionalmente se reconoce la soberanía popular y el pueblo que son parte del poder; es más, el pueblo es el que tiene que ejercer el poder, en definitiva, el Artículo 5 en su contenido lo ratifica: La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo quien la ejerce directamente”.Antes la población votaba y delegaba su soberanía, y por si fuera poco, no tenía el control de lo que hacía la persona e institución a quien se le delegaba la soberanía popular.
            En cuanto al contenido de todo el texto constitucional este se convierte en una Plataforma de Lucha, que es lo que hay que luchar y alcanzar todos los días, ya que la materialización de lo de allí dicho, pasa por destruir el Estado constituido y construir la República Bolivariana de Venezuela en todo su ejercicio y en toda su profundidad.

LA ESENCIA DEL ESTADO
      En ese sentido, precisemos los Artículos, 112, 113, 115 y 299 y operativizemos en ese mismo orden: Todas las personas pueden dedicarse libremente a la actividad económica de su preferencia (...) No se permitirán monopolios. (...). Se garantiza el derecho de propiedad. Toda persona tiene derecho al uso, goce, disfrute y disposición de sus bienes. El régimen socio – económico de la República Bolivariana de Venezuela se fundamenta en (...) la, libre competencia”.De tal manera pues, que la Esencia del Estado, lo determina el Modo de Producción imperante y la Forma la determina la resultante de la correlación de fuerzas entre la clase oligarca venezolana aliada a la oligarquía internacional enfrentada al pueblo venezolano; es decir, quien toma la dirección del proceso político – económico venezolano dirige dicho proceso político-económico, por ello es que el proceso Socialista Bolivariano pugna por dirigir el proceso político-económico. Importante, muy importante esto. En otro orden de idea, vale destacar que al no permitirse la conformación de Monopolios se ataca al Neoliberalismo.

FINES ESENCIALES DEL ESTADO
     Entre otros están “la defensa y el desarrollo de la persona y el respeto a su dignidad” (Art. 3), se explica con que, “Toda persona tiene derecho al libre desenvolvimiento de su personalidad, sin más limitaciones que las que se derivan del derecho de las demás y del orden público y social”. (Art. 20).
     ¿Qué quiere decir esto?, toda la estructura del Estado tiene que velar y garantizar el cumplimiento de lo anterior, en todos los ámbitos, por ejemplo: educación, administración de justicia, salud, en fin, en todos los ámbitos, repetimos y destacamos. Las políticas a seguir para la defensa y desarrollo de la persona están contenidas en el Título II, De los Derechos Humanos y Garantías, y de los Deberes.

EJERCICIO DEMOCRÁTICO DE LA VOLUNTAD POPULAR
Como podemos percatarnos, no se refiere a la clase oligarca y pudiente, el contenido de la voluntad popular lo dice todo, es en otras palabras el ejercicio de la Soberanía, es la voluntad del pueblo lo que se va a poner en marcha, todo debidamente concebido en los Artículos 5, 62, 70, 168. Vale destacar, que aquí no plantea la Constitución Nacional, la voluntad nacional, la de los terratenientes, la de los empresarios, no, es la voluntad popular, la voluntad del pueblo, enfatizamos.
     La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela plantea en el Capítulo III, De la Asamblea Nacional Constituyente, Artículo 350: “El pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos”. La utilización de este artículo ha sido manoseado por la oligarquía y sus adeptos –conscientes o no- para escudar las pretensiones ocultas de la oligarquía, que es una muestra del más espeso cinismo del cual hace gala los sectores oligopólicos, porque quien más que ellas y ellos que han usufructuado las riquezas de este país y que pertenecen al pueblo venezolano.
    En la segunda parte del Artículo 168 se plantea el imperativo constitucional que recapitulamos: “Las actuaciones del Municipio en el ámbito de sus competencias se cumplirán incorporando la participación ciudadana al proceso de definición y ejecución de la gestión pública y al control y evaluación de sus resultados, en forma efectiva, suficiente y oportuna, conforme a la ley”. “La soberanía reside en el pueblo quien la ejerce directamente”Artículo 5. El cual sumado al Artículo 70: Son medios de participación y protagonismo del pueblo en ejercicio de su soberanía (...). Además que “(...) la asamblea de ciudadanos y ciudadanas cuyas decisiones serán de carácter vinculante (...)”. (Subrayado nuestro).
            Podemos decir con absoluta libertad que en el pueblo reside el poder, el ejercicio democrático de la voluntad popular”, por lo tanto, en el Título IV, DEL PODER PÚBLICO, Capítulo I, De las disposiciones fundamentales, Sección primera, Disposiciones generales, en su Artículo 138: Toda autoridad usurpada es ineficaz y sus actos son nulos.Refrenda lo anterior el Artículo 7: La Constitución es la norma suprema y el fundamento del ordenamiento jurídico.

LA PROMOCIÓN DE LA PROSPERIDAD
Y BIENESTAR DEL PUEBLO
Está claro que no se dice Prosperidad y Bienestar de la nación, ni Prosperidad y Bienestar de la Oligarquía, es la Prosperidad y Bienestar del Pueblo, apreciamos en el Título VI, DEL SISTEMA SOCIOECONÓMICO, Capítulo I, Del régimen socioeconómico y de la función del Estado en la economía, las políticas a implementar para lograr la Prosperidad y Bienestar del Pueblo así como la tendencia a la actividad económica asociativa.


GOBIERNO DE EFICIENCIA DE CALLE
EN LA PERSPECTIVA DE GESTIÓN PÚBLICA BOLIVARIANA
En lo atinente a Gestión, Víctor Afanasiev, expresa que, Gestiónes una cualidad inherente a la sociedad en todas las etapas de su evolución, tiene carácter universal y emana de la naturaleza de la sociedad tomada como sistema, del trabajo social y colectivo de los hombres, de la necesidad de coordinar los procesos de producción y la vida, de intercambiar los frutos del trabajo material e intelectual.[34]
   Entonces, en la Exposición de Motivos del Texto Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela encontramos la concepción Bolivariana de la Gestión Pública. (…) Concebir la Gestión Pública Bolivariana como un proceso en el cual seestablece una comunicación fluida entre gobernantes y pueblo, implica modificar la orientación de las relaciones entre el Estado y la sociedad, para devolverle a esta última su legítimo protagonismo. Es precisamente este principio consagrado como derecho, (…) derecho político.
Nos advierte el Prof. Jesús “Negro” Rivero: “(…) si el proceso revolucionario es administrado, dirigido o gerenciado por el pensamiento ideológico y la práctica del neoliberalismo salvaje y sus diferentes opciones disfrazadas de teoricismo y humanismo que pretende ocultar la contradicción capital – trabajo centro realmente de una encarnecida lucha ideológica que estamos llevando a cabo y que tenemos que radicalizar.
“Debemos romper con el secular modelo administrativo ejecutado por la inmensa mayoría del pueblo, pero dirigido con la ideología de la minoría y por lo tanto proveedora de un servicio público caro, corrupto e ineficaz para el usufructo de los sectores dominantes. Hay que señalar que la burguesía en Venezuela en más de un siglo ha tenido en sus manos las riendas de la cosa pública y desde distintos ángulos se le señala que ha puesto la gestión pública a su disposición e intereses. En tal sentido, cuando develamos a la administración corrupta, ineficaz e ineficiente, cara, paquidérmica, y burocrática nos estamos refiriendo al mejor producto de la burguesía, que ha sido la más interesada en un aparato público con esas características.
“Esta clase parasitaria, improductiva y deshonesta, históricamente ha demostrado su incapacidad estructural de construir una gestión capaz de satisfacer a nuestro pueblo del mayor cúmulo de bienestar; (…). Tenemos que deslindar y hacer una ruptura total con la administración empírica, pragmática y positivista; por lo tanto hay que desmontar la administración para la dependencia (…).
    “Hay que insistir, enfatizar, la administración dependiente carece casi de investigación científica, es una copia al carbón de modelos extranjeros, lo cual, implica una práctica imitativa y trasladadora de términos, ideologías, técnicas y modelos administrativos euro centristas, norteamericanos (...) Este es un modelo neoliberal y perfeccionador de la mayor explotación de los trabajadores del mundo, se pretende desde las esferas privadas y de algunas públicas, convertir en paradigma de gestión en Venezuela, (…)[35].

APRECIACIÓN DE LA FORMACIÓN DE POLÍTICAS PÚBLICAS EN EL TEXTO CONSTITUCIONAL DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA.
“En cuanto a la estructura del Estado venezolano, el diseño constitucional consagra un Estado Federal que se define como descentralizado, para así expresar la voluntad de transformar el anterior Estado centralizado en un verdadero modelo federal con las especificidades que requiere nuestra realidad. En todo caso, el régimen federal venezolano se regirá por los principios de integridad territorial, cooperación, solidaridad, concurrencia y corresponsabilidad que son característicos de un modelo federal cooperativo, en el que las comunidades y autoridades de los distintos niveles políticoterritoriales participan en la formación de las políticas públicas comunes a la Nación, integrándose en una esfera de gobierno compartida para el ejercicio de las competencias en que concurren. De esta manera, la acción de gobierno de los municipios, de los estados y del Poder Nacional se armoniza y coordina, para garantizar los fines del Estado venezolano al servicio de la sociedad”[36].
En “El Capítulo IV. De los Derechos Políticos y del Referendo Popular. Sección primera: de los Derechos Políticos. (…) con la consagración amplia del derecho a la participación en los asuntos públicos de todos los ciudadanos y ciudadanas, ejercido de manera directa, semidirecta o indirecta. Este derecho no queda circunscrito al derecho al sufragio, ya que es entendido en un sentido amplio, abarcando la participación en el proceso de formación, ejecución y control de la gestión pública. Como contrapartida el Estado y la sociedad deben facilitar la apertura de estos espacios para que la participación ciudadana, así concebida, se pueda materializar.
“Esta regulación responde a una sentida aspiración de la sociedad civil organizada que pugna por cambiar la cultura política generada por tantas décadas de paternalismo estatal y del dominio de las cúpulas partidistas que mediatizaron el desarrollo de los valores democráticos. De esta manera, la participación no queda limitada a los procesos electorales, ya que se reconoce la necesidad de la intervención del pueblo en los procesos de formación, formulación y ejecución de las políticas públicas, lo cual redundaría en la superación de los déficits de gobernabilidad que han afectado nuestro sistema político debido a la carencia de sintonía entre el Estado y la sociedad”.

GOBIERNO DE EFICIENCIA DE CALLE
EN LA PERSPECTIVA DE LAS POLÍTICA PÚBLICAS
        Destaca la importancia de la Políticas Públicas y se puede afirmar con la certeza que dimana del texto constitucional que si hay Políticas Públicas Bolivarianas. Algunas consideraciones reflexivas previas a tomar en cuentas: las y los actores sociales – institucionales, han de apropiarse paulatinamente en la curva de aprendizaje, de lineamientos, criterios, capacidad creadora, así como estimular la agudeza de ver más allá de lo visible con visión estratégica y táctica, donde las Políticas Públicas, sea una formación imprescindible en el arsenal de desempeño de las y los actores involucrados, así como fortaleza académica profesional que les permitirá valorar la importancia de las Políticas Públicas, como también su impacto, al momento de solucionar, remediar o atenuar dinámicas conflictuales, problemáticas pues, todo con el propósito, que en el momento de actuar sobre la enrevesada realidad societal, institucional, la o el Formulador y Evaluador de Políticas Públicas o las y los actores sociales que por las circunstancias vayan involucrándose con las problemáticas y debidas las tomas de decisiones, que coadyuven pues, estas sabias decisiones, más bien, en ser parte de la solución para lograr atinar en la búsqueda de alternativas de las complejas relaciones socio-institucionales; pero también las Políticas Públicas permiten actuar sobre los logros beneficiosos en su intensidad que alcanzados en esa realidad societal o institucional con la que corresponde interactuar para conseguir así, salidas a dichas anomalías y hacer de esos impactos positivos algo sólido y permanentes en el tiempo. Ahora bien, no hay una Política Pública, hay varias Políticas Públicas que se derivan unas de otras.

LAS POLÍTICAS PÚBLICAS
DESAFÍO TECNO-POLÍTICO EN LA GESTIÓN PÚBLICA
            Las políticas públicas concitan interés, todo en razón de su importancia en la responsabilidad, desenvolvimiento y respuestas a las urgentes necesidades de vastos sectores sociales, ya que en manos del Estado, de los gobiernos: nacional, regionales como locales, del parlamento nacional, los estadales, las respectivas Alcaldías, Concejos municipales, así como en los partidos políticos, en las instituciones mismas, están los poderes de decisión, según ha sido la dinámica de la democracia representativa o el modelo liberal burgués en Venezuela.
            Algo que debe acentuar la preocupación y la acción en quienes asumen el proceso Socialista Bolivariano con sinceridad, con honestidad y compromiso en identidad ideó político, es estar consciente de que las demandas sociales cada día son mayores y que si bien el gobierno está en mejores condiciones y disposición programática que en épocas anteriores, su propósito debe ser siempre crear las mejores y estables condiciones de vida del pueblo, superando con creces escenarios socio-políticos frágiles y explosivos.
         Entonces surgen las preguntas: ¿las políticas públicas son un problema técnico o es estrictamente político? ¿Es a lo mejor un problema técnico – político?
       Hay que admitir que es lo último y lo primero en entender en orden de importancia. Por lo tanto, hay que precisar lo relativo a las políticas públicas que haremos con una intención Introductiva –Descriptiva – Pedagógica.
         Lo dicho, exige precisar el origen de las políticas públicas, la cual data de finales del siglo XIX, cuando se tiene la apreciación en la solución de los problemas de la administración pública con un “abordaje instrumental”.
            En el caso de América Latina es desde la década de los sesenta del siglo pasado cuando se da la presencia de las políticas públicas.
            Vale destacar que las políticas públicas son potestad siempre del Estado por su función jerárquica en el entramado de la estructura político-administrativa, las cuales reciben las debidas modificaciones y adecuaciones en los distintos gobiernos regionales y locales, así como en las propias instituciones del Estado según los diferentes problemas y demandas que presentan.
           En el diseño y formulación de las políticas públicas se evidencia la concepción, las intenciones y las acciones del gobierno –nacional, regionales, y/o locales, unidas a la ideología y al comportamiento, que son evidencias seguras para evaluar: la aptitud, capacidad, eficiencia y eficacia de los gobiernos de turno, así como fuente segura y confiable para extraer las preguntas que sirven para interrogar al Estado y al tipo de democracia suscrita por éste.
          Las políticas públicas son un tema copioso y complejo en sus dimensiones práxicas y en las derivaciones respectivas, aunque el propósito de estas líneas escritas es un acercamiento descriptivo constitucional al tema.
            En el caso que nos atañe, Venezuela vive dentro del marco de una realidad política, social y económica -repetimos- conflictuada, en proceso complejo de una transición del Estado Constituido hacia el Estado por Constituir, y por supuesto, con las enconadas resistencias de quienes se oponen al avance de la transición hacia el proceso Socialista Bolivariano.
         No se exagera cuando se asevera que algunos y algunas funcionarias con altas responsabilidades en la toma de decisiones son deficitarios de los presupuestos práxicos de las políticas públicas. Es esclarecedor lo que plantea Carlos Matus en los años ´70: La Planificación en Venezuela, vive una profunda crisis que es común a todos los países de Iberoamérica. Pero, la desvalorización de la Planificación es sólo una consecuencia de una crisis más general: La deficiencia del sistema de dirección superior, que se expresa en baja capacidad de gobierno”.
Agrega Matus como advirtiéndonos en el tiempo que no nos dejemos embutir por la improvisación y en el contenido de esa alerta que hace y –entendámosla como una crítica constructiva- cuando expresa lo siguiente, “las reglas de juego político-institucional no demandan planificación, porque no exigen precisión de los compromisos ni cuenta sistemática sobre su cumplimiento. Se trata de sistemas de “baja res - ponsabilidad” ante los ciudadanos que abren amplio espacio a la improvisación y la ineficiencia. La planificación es, por ahora, una necesidad intelectual que aún no se convierte en demanda política”.
Ahora, cómo formular y evaluar políticas públicas en la realidad misma y en cualquier espacio del desempeño profesional. Pero sea García Galló, quien exponga, un prerrequisito que no se puede obviar. “Cuando (…) estudiamos la realidad que nos circunda, tanto observando la naturaleza, como analizando los fenómenos de la vida social, y, entre ellos, la complejidad y la lucha de las ideas entre los hombres, vemos en todos los procesos su complejidad, su interconexión, su cambio y su desarrollo: damos cuenta, percatarnos de que nada hay de simple, de que todo cambia y se desarrolla, conforme a las leyes, es interpretar dialécticamente el mundo. Es tener un enfoque científico de la realidad”[37].
Entonces ¿Por qué se afirma que las Políticas Públicas son un desafío tecno-político? Las Políticas Públicas decíamos concitan el interés, dado que el texto constitucional contempla en su ordenamiento jurídico que: “Todos los ciudadanos y ciudadanas tienen el derecho de participar libremente en los asuntos públicos (…). La participación del pueblo en la formación, ejecución y control de la gestión pública es el medio necesario para lograr el protagonismo que garantice su completo desarrollo, tanto individual como colectivo. Es obligación del Estado y deber de la sociedad facilitar la generación de las condiciones más favorables para su práctica”, así lo dicta el Artículo 62 del texto constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, de modo pues, que las Comunas, Consejos Comunales así como todas las diversas instancias de organización popular y a la par con los Títulos, Capítulos y los diferentes artículos del texto constitucional dan cuenta y orientan la corresponsabilidad entre Estado y la Sociedad donde cobra importancia la Participación-Protagónica, la Soberanía y el Poder del pueblo con rango constitucional en la búsqueda de respuestas a las urgentes necesidades de vastos sectores sociales y dejar desplazada así por los hechos, en la consciencia y en la juridicidad la Democracia Representativa Burguesa en Venezuela, con su carga sustitutiva y conculcación de la voluntad popular que contraviene la esencia de Democracia Bolivariana esbozada por el Libertador Simón Bolívar.
            El constituyente venezolano interpretó la necesidad insoslayable del pueblo de ejercer una participación protagónica para dar marcha hacia cambios estructurales fiel a los postulados bolivarianos, por ello, es que la participación protagónica es ineludible en el abordaje de la Exposición de Motivos, los Títulos, Capítulos y Artículos de dicho texto constitucional los cuales están correlacionados.
            Por lo tanto, es un desafío Tecno-Político, puesto que la y el servidor público deben manejar y hacer uso de Ciencias y Técnicas Gobierno pero a la vez contar con la experticia particular del área que tiene que acometer en su responsabilidad institucional sin desvincularse y entender la interrelación e interdependencia, interacción e integración con la Política Pública interpretada de manera científica.

SENSIBILIZACIÓN E IMPORTANCIA DEL ABORDAJE DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS.
      El país vive una larga coyuntura de transición, signada y con referencia obligada de hechos resaltantes, en estricta consideración, es el 27 y 28 de febrero del año 1.989, las insurrecciones cívico – militares del 4 de febrero y 27 de noviembre del año 1.992, luego el triunfo del Comandante Chávez en el año 98, el proceso constituyente, el decimonoveno y ahora el vigésimo comicio electoral bajo la rectoría del Consejo Nacional Electoral, el fallecimiento del Comandante Supremo Hugo Chávez Frías y el triunfo del obrero y ex Canciller chavista Nicolás Maduro con margen reducido y el reto que asume es el del Gobierno de Calle contando con grandes desafíos como él mismo ha denunciado: desarticular el Golpe Económico que se manifiesta con los planes de empresarios inescrupulosos que propician la escasez, el acaparamiento y la especulación orientado todo a originar la desestabilización política, así como desencadenar una guerra civil y propiciar una intervención internacional.
           Varios escenarios hemos vivido los y las venezolanas, todos caracterizados por una dinámica conflictual constante, donde el pueblo se ha descubierto en sí y ha sobrepasado los diques del modelo político-económico que imperó desde 1.958 hasta 1.999, pero que aún en sus estertores de su desplazamiento posee capacidad de maniobra, cuenta con apoyo foráneo y de los centros económicos financieros del mundo capitalista y presume además del apoyo condicional e irrestricto de los portentosos medios de comunicación privados cartelizados a nivel nacional e internacional, pero el pueblo en un accionar in crescendo ha despertado, ha visualizado además los hilos ocultos del poder político y económico de su contraparte oligárquica, además los sectores más consciente de la sociedad están contestes e impulsan hasta donde pueden un cambio en las estructuras del Estado y del poder en sí y para sí, la soberanía, el poder, la participación y el protagonismo, donde el pueblo con su despertar de consciencia y acción es sujeto y objeto de esa transformación revolucionaria.


SERVIDORES Y SERVIDORAS PÚBLICAS Y LA FORMACIÓN TECNO-POLÍTICA
EL ANALFABETO POLÍTICO
El peor analfabeto
es el analfabeto político.
Él no oye, no habla
ni participa en los acontecimientos políticos.
No sabe que el costo de la vida,
el precio de los frijoles, del pescado,
de la harina, del alquiler, del calzado
y de las medicinas
dependen de las decisiones políticas.
El analfabeto político es tan animal
que se enorgullece e hincha el pecho
al decir que odia la política.
No sabe el imbécil que
de su ignorancia política proviene
la prostituta, el menor abandonado,
el asaltador, y el peor de los bandidos,
que es el político aprovechador,
embaucador y corrompido,
lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.

Bertold Brecht

NOCIONES DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS
            Como decíamos y repetimos, el origen de la Políticas Públicas, data a fines del siglo XIX, cuando se tiene la apreciación en la solución de los problemas públicos de la Administración Pública con un “Abordaje Instrumental”. Entonces¿Qué son las Políticas Públicas?
           Antoni Fernández expresa: “La Politics es la política entendida como construcción de consenso y lucha por el poder en tanto que Policies para denominar las actividades gubernamentales más concretas en campos específicos como serían la sanidad, la defensa, la educación para subsanar con la traducción (es) la expresión Policy por Políticas Públicas”[38].
            Además del “marcado carácter interdisciplinar (…) en el estudio de la Administración Pública y de las actividades de los gobiernos (…) [superando] las limitaciones de los tradicionales estudios administrativos, que asumen como incontestable el mito weberiano de una burocracia puramente ejecutiva y políticamente neutral”[39].
      Por su parte, Lagroye establece algunas consideraciones cuando se remite a las políticas públicas, a saber: “las mismas corresponderán a un sector específico de aplicación, es un proceso interactivo, poseen un “carácter normativo” para el sector social involucrado, y adquiere “fuerza de ley” ya que los involucrados en los niveles de cobertura tienen que aceptarla y la autoridad incursa ha de hacerla cumplir”[40].
            Tamayo Sáez cita a Rose y toma de él: “(…) los gobiernos no son más que conjuntos de organizaciones – ministerios, concejalías, empresas públicas, juzgados, hospitales, etc. – que combinan recursos – normativos, humanos, financieros y tecnológicos – y los transforman en políticas, en programas públicos, en servicios, en productos, para atender los problemas de los ciudadanos, controlar su comportamiento, satisfacer sus demandas y, en definitiva, lograr impactos – objetivos-sociales, políticos y económicos”. Agrega Tamayo Sáez a lo anterior que “las políticas públicas son el conjunto de objetivos, decisiones y acciones que en un momento determinado los ciudadanos y el propio gobierno consideran prioritarios”[41].
     Velásquez Morillo considera que: “Las Políticas Públicas, es el abordaje multivectorial de un acontecimiento, fenómeno o hecho, es el análisis intrínseco de la interconexión y sus repercusiones de estos efectos -ya sean positivos o negativos- con respecto al ámbito social, político, económico, institucional, jurídico, entre otros, ya sea que su impacto es negativo hay que revertir o minimizar la afectación; en caso contrario, si nos conviene el desenlace, entonces, hay que profundizar o acentuar las contradicciones y cuya manifestación o manifestaciones es necesario estudiar o estudiarlas para evaluar en toda su integralidad las causas así como las consecuencias que acarrean y que deliberadamente queremos que ocurran para obtener un resultado con signo positivo y paulatina o inmediatamente colocar, los factores resultantes o que resultaron adversos, a nuestro favor[42].



APRECIACIÓN DE LA DEFINICIÓN DE GESTIÓN 

PÚBLICA
EN EL TEXTO CONSTITUCIONAL DE VENEZUELA.

   Se retoma de nuevo lo relativo a GESTIÓN PÚBLICA:“Concebir la gestión pública como un proceso en el cual se establece una comunicación fluida entre gobernantes y pueblo, implica modificar la orientación de las relaciones entre el Estado y la sociedad, para devolverle a esta última su legítimo protagonismo. Es precisamente este principio consagrado como derecho, el que orienta este Capítulo referidos a los derechos políticos[43]”.

APRECIACIÓN DE LA DEFINICIÓN DE POLÍTICAS PÚBLICAS
EN EL TEXTO CONSTITUCIONAL DE VENEZUELA
     Formación de Políticas Públicas: En cuanto a la estructura del Estado venezolano, el diseño constitucional consagra un Estado Federal que se define como descentralizado, para así expresar la voluntad de transformar el anterior Estado centralizado en un verdadero modelo federal con las especificidades que requiere nuestra realidad. En todo caso, el régimen federal venezolano se regirá por los principios de integridad territorial, cooperación, solidaridad, concurrencia y corresponsabilidad que son característicos de un modelo federal cooperativo, en el que las comunidades y autoridades de los distintos niveles políticoterritoriales participan en la formación de las políticas públicas comunes a la Nación, integrándose en una esfera de gobierno compartida para el ejercicio de las competencias en que concurren. De esta manera, la acción de gobierno de los municipios, de los estados y del Poder Nacional se armoniza y coordina, para garantizar los fines del Estado venezolano al servicio de la sociedad”[44].

¿Y AL SERVICIO DE QUIÉN ESTÁ EL ESTADO?


         Preeminencia del mercado sobre el Estado: ¿quiénes privilegian esta supremacía y por qué? ¿Cuáles intereses de clase social defienden?
        El estado democrático y social de derecho y de justicia. Propugna el bienestar de los y las venezolanas, creando las condiciones necesarias para su desarrollo social y espiritual (…) se plantea un equilibrio entre el Estado y mercado,  en razón de que el problema no es más Estado o menos Estado, sino un mejor Estado y el mercado no es un fin en sí mismo, sino un medio para satisfacer las necesidades colectivas (…)[45].

GESTIÓN PÚBLICA BOLIVARIANA                       POLÍTICAS PÚBLICAS BOLIVARIANA
                     (ÁMBITO PÚBLICO)                                     (PLANIFICAR, ORGANIZAR, DIRIGIR,                
                                                                                                   CONTROLAR Y EVALUAR)


AL INTERROGAR LA GESTIÓN Y LAS POLÍTICAS PÚBLICAS Y PREGUNTARLE AL SERVICIO DE QUIÉN ESTÁ ESTO NOS DA PIE PARA CONOCER SU ESENCIA, SU COMPROMISO Y SU ALCANCE

ADMINISTRACIÓN PÚBLICA
(DE TRANSICIÓN O SOCIALISTA BOLIVARIANA)
                                                
Gestión Pública Bolivariana                             Políticas Públicas Bolivariana




ADMINISTRACIÓN PÚBLICA BOLIVARIANA

            (…) Está sujeta al servicio público o interés general (…) al servicio de la ciudadanía sin ningún tipo de distinción, de privilegios o discriminaciones. En este contexto de aplicación de este contenido implica el cambio de una cultura y de unos hábitos organizacionales que han enturbiado y obstaculizado el ejercicio de esta función del estado (…) los principios (de la) administración pública [son]: honestidad, participación, celeridad, eficacia, eficiencia, transparencia, rendición de cuentas y responsabilidad. Además (…) sometimiento a la ley y al derecho (…)[46].

GESTIÓN PÚBLICA BOLIVARIANA

            *Concebir la gestión pública como un proceso en el cual se establece una comunicación fluida entre gobernantes y pueblo, implica modificar la orientación de las relaciones entre el estado y la sociedad, para devolverle a esta última su legítimo protagonismo. Es precisamente este principio consagrado como derecho, el que orienta (…) referido a los derechos políticos.[47]

POLÍTICAS PÚBLICAS BOLIVARIANA
         En cuanto a la estructura del Estado venezolano, el diseño constitucional consagra un Estado federal que se define como descentralizado (…). En todo caso, el régimen federal venezolano se regirá por los principios de integridad territorial, cooperación, solidaridad, concurrencia y corresponsabilidad que son característicos de un modelo federal cooperativo, en el que las comunidades y autoridades de los distintos niveles políticoterritoriales participan en la formación de las políticas públicas comunes a la nación, integrándose en una esfera de gobierno compartida para el ejercicio de las competencias en que concurren. (…) se armoniza y coordina, para garantizar los fines del Estado venezolano al servicio de la sociedad[48].
            (…) La participación no queda limitada a los procesos electorales, ya que se reconoce la necesidad de la intervención del pueblo en los procesos de formación, formulación y ejecución de las políticas públicas, lo cual redundaría en la superación de los déficits de gobernabilidad que han afectado nuestro sistema político debido a la carencia de sintonía entre el Estado y la sociedad[49].


ATRIBUTOS PARA CONSIDERARSE UNA POLÍTICA PÚBLICA
QUÉ, CUÁNDO, CUÁNTO, CÓMO, DÓNDE, POR QUÉ
            *El abordaje científico de la realidad en la concepción de las Políticas Públicas para solventar una situación predeterminada da como resultado varias alternativas a considerar.
         *El tino del Formulador y Evaluador de Políticas Públicas o de las y los actores involucrados en la problemática analizada es seleccionar la mejor, la pertinente, así como la oportuna de las alternativas.
          *Es conveniente escoger del menú de alternativa la que en interpretación financiera solventa la situación pero que a la vez, es la más económica, entendiendo que los recursos siempre son finitos.
    *Una vez consensuada la Política Pública en la perspectiva tecnopolítica con las y los actores involucrados, contar con la precisión, de conocer todas las fases del cronograma por la que ha de transcurrir todos los trayectos ejecutar la Política Pública y con el conocimiento de causas y las repercusiones para implementarla. 
      *La ejecución de las Políticas Públicas exige monitoreo de todos los aspectos que contempla el cronograma de formulación y ejecución de forma permanente y pertinente, conocer de forma cuasi anticipada, dónde pudiera haber, restricciones, imprevistos e imponderables que perturban o pudieran obstaculizar cualquiera de las fases por donde transcurre la ejecución de la Política Pública.
            *Es inherente a la concepción de la Política Pública el proceso casi que al instante de la evaluación por parte del equipo de Formulación y Evaluación de los aspectos que se tienen que evaluar, entre ellos, hasta del impacto que va teniendo en las y los beneficiados de la Política Pública, que es donde hace gala el equipo de trabajo, de manera que las y los actores involucrados con las y los Formuladores y Evaluadores van estimando cuan pertinente se consideró la Formulación y de cómo ha sido el decursar de la implementación de dicha Política Pública, entendiendo el peso de la opinión pública en el juzgamiento o cualificación de lo que se haga como en lo que se plantea hacer. 
        *En lo atinente a los indicadores, ir inmediatamente, recogiendo y resaltando el impacto en cada una de las variables intervinientes y demostrar por la vía de los hechos cómo se va transformando una realidad y cómo se va abriendo paso de forma paulatina al estado ideal, previamente concebido.
      Para el procesamiento de la información, se requerirán varios prerrequisitos ineludibles, pero previo hay que entender, como dijimos en párrafos anteriores que hay priorizaciones, intereses colectivos, individuales, difusos, solapados, a favor o en contra de las propias instituciones o de las y los actores involucrados, todo por los dividendos políticos, de imagen, de proyección, liderazgos, de intereses, administración de los recursos financieros, cualquiera sea su índole, de manera tal que están presente intereses por distintos factores involucrados, de forma directa e indirecta con la Formulación y Ejecución de la Política Pública, entendiendo que la Política es una dinámica conflictual y cada quien según su visión y ritmo le asigna su propio significado y significancia y pretende asumir o mantener el liderazgo del proyecto.
    En el artículo 66 del Capítulo IV. De los Derechos Políticos y del Referendo Popular, se dicta: “Los electores y electoras tienen derecho a que sus representantes rindan cuentas públicas, transparentes y periódicas sobre su gestión, de acuerdo con el programa presentado”.
Todo y toda aquella que desempeñe un cargo de elección popular ha de rendir cuenta y su propuesta programática previa y/o consolidada una vez electo o electa, nutrida o rechazando las propuestas de los y demás candidatas que no salieron favorecidas y favorecidos con el voto popular y además enriquecidas, priorizadas y consensuadas con las y los electores, así pues, se convierte en resultante colectiva, en la Plataforma de Lucha, lo que deriva con ese mandato en articular con las distintas instancias gubernamentales, locales, regionales o nacionales y convertirla en el Plan de Desarrollo durante un periodo de tiempo determinado o de una coyuntura específica, ya sea en el ámbito, comunal, parroquial, municipal acoplándola al Plan de Desarrollo Estadal y el estadal ensamblarlo con el Plan de Desarrollo nacional donde a través del Consejo Federal Gobierno se financien cuidando y garantizando los planes de inversión que promuevan los desarrollos equilibrados del territorio cualquiera sea su ámbito, local, regional y nacional. La población afectada o impactada en su aspecto negativo por la carencia o la implementación de la Formulación y Ejecución de una Política Pública ha de accesar, conocer y manejar la Información Gubernamental -así conseguirla se le torne esquiva- para exigir, canalizar y hasta redireccionar planes, locales, regionales y / o nacionales en función de sus legítimos derechos.
          Vale acotar, que hay información o informaciones que para las instituciones -por razones obvias- son sensibles y se manejan con la precavida discrecionalidad, con la ponderación del caso, en los altos niveles de decisión, son pues, estratégicas, tomando en cuenta que estamos en una etapa de transición, donde hay factores políticos, económicos, o grupos partidistas o sociales adversos, e inclusive en las propias filas del proceso revolucionario hay visiones e intereses contrapuestos, lo cual es entendible, pero lo inaceptable es el dogmatismo y colocar en riesgo o entredicho la responsabilidad social e histórica de sectores revolucionarios o progresistas donde se privilegie intereses grupales, intereses mezquinos; retomando el hilo argumental principal, que está presente, las contradicciones, la concepción de clase social, lo cierto, es que están enfrentadas concepciones del mundo, cuyo proceder es el fracaso de su contraparte, para el caso que venimos reflexionando, están enfrentados quienes quieren que se consoliden el proceso revolucionario y quienes quieren que no sea así, cada quien mueve sus piezas en función de su o de sus objetivos y hace todo el esfuerzo para que se cumplan sus objetivos.
     Expresa el texto constitucional en su artículo 143 Sección Segunda: De la Administración Pública. “Los ciudadanos y ciudadanas tienen derecho a ser informados e informadas oportuna y verazmente por la Administración Pública, sobre el estado de las actuaciones en que estén interesados e interesadas, y a conocer las resoluciones definitivas que se adopten sobre el particular. Asimismo, tienen acceso a los archivos y registros administrativos, sin perjuicio de los límites aceptables dentro de una sociedad democrática en materias relativas a seguridad interior y exterior, a investigación criminal y a la intimidad de la vida privada, de conformidad con la ley que regule la materia de clasificación de documentos de contenido confidencial o secreto. No se permitirá censura alguna a los funcionarios públicos o funcionarias públicas que informen sobre asuntos bajo su responsabilidad”.
      En tanto que el 62 De los Derechos Políticos, extraemos: “Todos los ciudadanos y ciudadanas tienen el derecho de participar libremente en los asuntos públicos, directamente o por medio de sus representantes elegidos o elegidas”.
   Lamentablemente en Venezuela hay suficientes elementos de convicción que quienes asumen el proyecto Neoliberal no es su característica ética en cuanto a la conceptualización y el ejercicio del activismo político del sano, pertinente y adecuado debate de ideas y de proyecto, la conducta que asumen es el oposicionismo, la obstrucción de todo, negar todo cualquiera sea su signo, legislativo, social, económico, entre muchos aspectos, con argumentos sin sustentos y cuyo componente fundamental es crear la desazón, el desencanto y subyacente o abiertamente alentar a su membresía a arrebatos, a la desestabilización, propiciar conspiraciones, hasta obstruir Planes de Desarrollo Local, Regional y Nacional.
Existen trágicos acontecimientos para sustentar que la oposición no tienen una participación cristalina en Venezuela, estos señalamientos tienen fundamentos, por lo que hay que remitirse, al Golpe de Estado del 2.002, Paro petrolero del 2.003, constantes desacatos a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela con saldo fatales de víctimas por la pérdida de vida dentro de las y los afectos al Chavismo. Para ilustrar al respecto, hacer la lectura del artículo del autor que pueden ubicar en la web: ¿Estamos Infiltrados? o acceder al programa televisivo La Hojilla del 2 de mayo de 2.011 donde su conductor, Mario Silva, hace lectura comentada de dicho artículo.
       Así como el tema militar es sensible para la seguridad del país, similar es, la salud, la alimentación, entre otros.
     Entonces, las y los funcionarios han de contar con criterios y formación sobre la Política Comunicacionales e Informativas del gobierno y del Estado, independientemente de su nivel de liderazgo y cargo institucional, pero es tema de otro trabajo, pero hay veces que queda cualquiera en la perplejidad cuando líderes y dirigentes institucionales o partidistas afines al proceso revolucionario hacen uso de los medios de comunicación público o privados, donde lo poco o mucho que se diga tiene que estar aderezado de los argumentos históricos y constitucionales, consciente de estar pulsando el o los resortes psicosociales y el imaginario, así como activar los elementos simbólicos conceptuales con los que se nutre la revolución, la nueva semiótica de la revolución, de forma tal, que se tenga plena consciencia de los niveles cognitivos, de compromiso, de apego y arraigo de las y los destinatarios del o de los mensajes entendiendo que hay distintos niveles de conciencia y de participación, en resumen, que esté presente la pedagogía política, la pedagogía del amor, del amor por la patria y las virtudes ciudadanas y en la búsqueda insistente en cada acción por mínima y aparentemente insignificativa pero que apunte a la construcción de un mundo de paz; es decir, ubicar al pueblo como continuador del hilo histórico de donde provenimos para “Construir una sociedad justa y amante de la paz”. Ver en la web: Notas sobre política públicas comunicacionales e informativas. Propuesta para el debate [50]”.

LAS POLÍTICAS PÚBLICAS SON UN ABORDAJE INSTRUMENTAL
      En filas revolucionarias, tiene que haber una constante revisión de la práctica social que asumen las instituciones, así como las instancias partidistas y sociales y hasta el propio liderazgo revolucionario yerra, porque se incurre -a consciencia o no- en desviaciones como el tareísmo, el pragmatismo, el voluntarismo, el coyunturalelismo y entonces perdemos la brújula del Programa, del Programa de la Humanidad, del Programa Popular, por eso, la insistente pregunta del Comandante Chávez cuando le mostraban cualquier iniciativa, una vez escuchada, preguntaba: “¿Dónde está el Socialismo allí?”. De manera que cuando se escuche el término “abordaje instrumental” no es echar mano de un manual, hacer uso recetas, de respuestas preconcebidas, en cuanto a Políticas Públicas se refiere debe de aparecer el Socialismo Bolivariano en dicho contenido y en la conciencia de todos las y los actores involucrados en las Políticas Públicas.
Así como una o un revolucionario es un cientista social en la perspectiva del materialismo dialéctico y sustentada en la epistemología con paradigmas emergentes de la Investigación – Acción forman en sí, un arsenal de intervención científica de la realidad para develar y canalizar realidades críticas, caóticas, enrevesadas y que por lo menos minimicen o atenúen crispadas contradicciones, esto se dice porque se cae en el idealismo metafísico, de querer pasar de realidades convulsas a situaciones perfectas, cuando a pesar del esfuerzo lo único que podemos saltar es la valla de lo posible, con esto no se pretende conducir hacia el camino de la resignación pero siempre se quiere llegar al perfeccionismo y luego vienen las decepciones, los desencuentros, el debate de las condiciones subjetivas y objetivas, porque cada quien tiene su óptica personal, pero también sus emociones y las respectivas lecturas de la realidad, hay un axioma orientador hay cuestiones que son oportunas pero no son acertadas y hay cuestiones acertadas pero no son oportunas, científico es cuando se cruzan de manera armoniosas lo acertado y lo oportuno.  Se puede ser revolucionario, un buen revolucionario, pero se puede carecer de la virtud de elaborar, de hacer políticas, se puede ser un excelente orador pero deficiente en la capacidad de dirigir, se puede ser culto y a pesar que se pueda poseer una lectura científica acertada de la realidad y estar dotado de buenas intenciones, no siempre estando sola o solo tienen la voluntad y la capacidad de dirigir conglomerados humanos heterogéneos en medio de la adversidad.
      Entonces, el Formulador y Evaluador de Políticas Públicas, así como las y los actores que participan o están involucrados e involucradas, e igual quienes fungen como decisores de la Política Pública formulada y que asumen conscientemente su condición revolucionaria y hacen propio el texto constitucional, elaboran Políticas Públicas Bolivariana no por un slogan o snobismo, es que internalizan en su concepción intelectual y en su práctica y compromiso social, la Doctrina Bolivariana, la cual fue esbozada en su oportunidad en párrafos anteriores.
            Además de contar con una formación intelectual que dote de basamento al Formulador y Evaluador de Política Pública para interpretar científicamente la realidad y que le sirva de antesala para elaboraciones posteriores; el especialista del caso y las y los actores involucrados en la elaboración de Políticas Públicas han de empaparse hasta el nivel de detalles de las Políticas Públicas que se les encomienden puesto que cualquier omisión, negligencia, inobservancia, puede echar por tierra, la validez, pertinencia y el rigor científico de la Política Pública con el debido fracaso estrepitoso de la misma, acarreando consecuencias letales para la reputación de las instituciones involucradas y comprometiendo la credibilidad de quienes encomendaron la elaboración de dicha Política Pública que luego el electorado o la población afectada, sabrá cobrar, hasta con el escepticismo.
          El Formulador y Evaluador de Políticas Públicas ha de tener en el arsenal de su desempeño, la capacidad, así como el manejo de técnicas de negociación, conocimiento de Técnicas y Ciencias de Gobierno, es casi que improbable que se pueda satisfacer a todo el espectro de intereses y de puntos de vistas de quien o quienes directa o indirectamente están involucrados e involucradas con dicha Política Pública. El Formulador y Evaluador de Políticas Públicas ha de desarrollar dotes de liderazgo, tanto dentro del equipo de trabajo, como de quienes afuera son afectados o tienen algún tipo de interés particular o intereses con respecto a la Política Pública que se diseña o se implementa. Por lo que tiene que tener punto de vista como especialista, capacidad para proponer, para desarrollar la creatividad colectivo y en base a los recursos que siempre son finitos, así como hacer participar y recabar de forma indagativa las expectativas de las y los destinatarios de las Políticas Públicas. A pesar de toda la flexibilidad y capacidad de negociación que haga gala con las y los actores interesados e interesadas, involucradas o involucrados con las Políticas Públicas, no pierde de vista el objetivo esencial y de cómo conquistarlo al menor costo y con el menor trauma, concibiendo opciones que no obstaculicen la búsqueda del centro de la diana.
      Además, el Formulador y Evaluador de Políticas Públicas ha de tener conciencia que “La Constitución es la norma suprema y el fundamento del ordenamiento jurídico” en otras palabras como ya se ha hecho coloquial en el léxico popular, “Todo dentro de la Constitución, fuera de la Constitución, nada!”.
    Un atributo nada desestimable, es que el Formulador y Evaluador de Políticas Públicas, por esencia, tenga la vocación, la facultad, la habilidad, la destreza, de redactar, redactar informes y demás géneros que por las necesidades de su responsabilidad tenga que asumir para transmitir sus ideas hacia los niveles de decisión, como hacia los niveles de la escala, como los son las y los actores como los sectores que de una u otra manera están involucrados directa o indirectamente con la Política Pública a elaborar o elaborada.
       Una Política Pública genera otras Políticas Públicas, es un infinitum, no hay un punto final, una Política Pública nunca concluye, no tiene límite, se continúan unas tras otras en un mismo hecho, en esa necesidad o en ese problema, las necesidades humanas cada día son superiores, es la respuesta permanente al vivir bien. 

 LAS Y LOS FORMULADORES Y EVALUADORES DE POLÍTICAS PÚBLICAS NO SON EN DEFINITIVA QUIENES TOMAN LAS DECISIONES FINALES PARA APROBAR E IMPLEMENTAR LAS POLÍTICAS PÚBLICAS
       La población tiene una poderosa arma en sus manos, el voto, el voto revolucionario, antiimperialista, socialista y popular, la decisión que la población tome en los comicios son inapelables con el poder de revocar mandatos; sin embargo, quien tenga la aceptación popular, también tiene sus intereses de liderazgos, sus intereses programáticos y sopesa las distintas variables favorables o no del impulso de la Plataforma de Lucha junto con  su equipo de gobierno y de sectores sociales afectos, pero tiene que tener la iniciativa y correr riesgos que por momentos puede no ser entendido por sus seguidores y seguidoras porque quien está en altos cargos tiene la potestad de dirigir, de decidir, de postergar, siempre presto a echar mano de su capacidad disuasiva y orientadora en la conducción del proceso en cuyas manos fue delegada. Entonces, el o la, los o las decisores ubicados en las altas instancias de decisión política manejan dos agendas, la agenda pública y la agenda política, que no siempre coinciden y que ella o él con su alta capacidad, experiencia política, de compromiso, define cual aspecto de esas dos agendas prioriza, orienta y manda a elaborar Políticas Públicas, instruye e  implementa su ejecución, determina su ritmo y se hace portador de los dividendos que depara la opinión pública y garantiza su piso socio electoral, así como hace valoración y ajusta su propuesta de desarrollo y valida la certeza del mismo.
      Pero entre el decisor -que puede ser una persona o una institución- existen los encuentros y desencuentros. Para el decisor o funcionario con desempeño político partidista, o según sea el ámbito de desempeño, puede congeniar con el Formulador y Evaluador de Políticas Públicas pero también está en su potestad negar la aceptación de una Política Pública porque muy correcta que esta sea, porque ella no satisface sus intereses y expectativas o no es compatible con su agenda pública y su agenda política.
      Operativizada dichas definiciones, decimos Agenda Pública es aquella que se asume según las necesidades planteadas por la sociedad, o un segmento de la población o del electorado, en un lugar y en un tiempo determinado; pero el decisor siempre tiene en la balanza de las decisiones también considerar el dividendo político, de aceptación y lo que se redunda en la validación de su proyecto político, personal o partidista, esto último es la Agenda Política, la pertinencia y manejo de los tiempos y dónde puede obtener la garantía de la recepción de su proyecto político y el consabido impulso, como garantía de continuidad, en cuál plaza política donde le obtendrá los mejores resultados sociales, cuales sectores hay un trabajo previo, durante y luego se cosecha con dividendos políticos organizativos, políticos electorales, y de opinión pública, de proyección social, además de generar en el conglomerado que es la mejor opción para dirigir los destinos de ese ámbito geográfico, ya sea, local, regional o nacional.
        La sabia armonización de las agendas, públicas y políticas, es arte de la Ciencia y Técnicas de Gobierno, es a la vez hilar fino para garantizar que la balanza de la opinión pública y el voto del electorado se mantengan o se desplacen a favor, y por supuesto, descolocar, a factores políticos contrapuestos puesto que estos no tienen nada que ofrecer, ni nada que hacer, si estos no actúa con cautela y su única conducta es la estridencia oposicionista, ya son excluidos o se autoexcluyen de la pulseada en la mesa de la política, pues no satisfacen las necesidades de respuesta de la opinión pública y de los medios de comunicación, sean privados o públicos, que son un actor de peso en la presión en el escenario político ya sea para exigir o cuestionar, que si dedicaran más a investigar, las críticas y los cuestionamientos serían demoledores y harían estremecer hasta cualquier amurallada torre del poder.
        También entra en la disputa de los pesos y contrapesos de quienes dirigen y de las y los dirigidos, o involucrados e involucradas para formular y evaluar Políticas Públicas, cómo obtener los recursos financieros, quién dirige administra tales recursos, cómo lo administran, quiénes lo administran, porque de ellos depende adquisiciones y/o contrataciones de bienes y servicios que beneficiarían a determinados sectores y a otros no. Es probable, que a estos niveles se dé pie a irregularidades o ilegalidades o complacencia por ausencia de controles institucionales y sociales porque al estar ausente la auscultación e intervención precisa y oportuna de la Planificación, la Organización, Dirección, Control y Evaluación, las fisuras serán muchas y compromete la respetabilidad y continuidad, la legalidad y legitimidad de quienes dirigen, es entonces, una burla a las sanas aspiraciones del pueblo por solventar sus necesidades sociales y la afectación a la reputación del proyecto político partidista que se impulsa a nivel nacional.
       Sea propicia la ocasión para mencionar el artículo 139 del Título Del Poder Público. “El ejercicio del Poder Público acarrea responsabilidad individual por abuso o desviación de poder o por violación de esta Constitución o de la ley”.

COMPROMISO SOCIAL E HISTÓRICO
     Todo lo hasta aquí expresado recoge y plantea lo diseñado constitucionalmente para la “construcción de una sociedad justa y amante a la paz” anhelo histórico del pueblo venezolano y todo apegado a la Doctrina de Simón Bolívar El Libertador, por ello es que estamos obligados a concienciar y a construir -sin mayores dilaciones- la República Bolivariana de Venezuela. Lo contrario, es dar vuelta para que impere de nuevo la República Representativa Oligárquica y Neoliberal.
            Estamos obligados a pensar y actuar como el pueblo, romper con la esclavitud ideológica de la Oligarquía para así ejercer soberanía, ejercer poder, esto desde luego será una valiosa oportunidad constitucional para el desarrollo local y sus alentadoras perspectivas dentro de la República Bolivariana de Venezuela, teniendo como punto de partida la Investigación Acción.
Pues bien, el texto constitucional es un aporte al Programa de la Humanidad que es el Manifiesto Comunista de Carlos Marx y Federico Engels. El Programa Nacional está contenido en el texto constitucional previa aclaración que quien es Bolivariana es la República, en tanto que el texto constitucional puede aún ser más definido en función de la prosperidad y bienestar del pueblo y en la identificación plena de la Doctrina Bolivariana según el Discurso de Angostura del 15 de febrero de 1.819 y el Discurso del Cuartel del Ejército el 3 de octubre de 1.821 en Cúcuta.
En Venezuela, aguas abajo, la dirigencia, la vocería y activistas de espacios partidistas, cualquiera sea el ámbito de desempeño, que tienen importante responsabilidad, deben estimular el conocimiento, la divulgación y difusión del texto constitucional, para que haya apego a la esencia del texto constitucional como apunta el artículo 3, con los Fines del Estado, el 5 direccionado a la Soberanía, el 62, con la participación protagónica del pueblo, el 66 con la Rendición de Cuentas y el 70 con los instrumentos de participación protagónica, el 278 con la formación en la virtudes cívicas, democráticas y el ejercicio de la solidaridad entre otros aportes y no menos importante el 299 del Régimen Socio-Económico por mencionar tan solo algunos artículos referenciales para evaluar una Gestión, el ejercicio de una Gestión a cualquier nivel.
Por lo que están pulseando sobre la mesa de la diatriba dos concepciones de país: el modelo Neoliberal acumulador de riquezas para los sectores oligarcas proimperialista y el Imperio mismo, y de contraparte, el Proyecto Socialista Bolivariano, y a cada proyecto hay que interrogarlo y evaluarlo por separado en cada acción que emprende a través de la infalible e inequívoca interrogante Leninista: “¿A quién beneficia?”.
La Ley de Comuna es una derivación interpretativa del texto constitucional y el texto constitucional sigue siendo una fuente inagotable de consulta y de compromiso. Mientras en otras revoluciones en el mundo les ha costado precisar el Programa, en Venezuela sucede algo sui generis, la revolución ubicó primero el Programa y allí en la lucha misma se está construyendo el nuevo Estado, el nuevo país, no es un hecho fortuito, son resultantes de la visualización de quien o quienes puede prefigurarse el futuro y de tener lúcida mentalidad.
En cuanto a la línea discursiva de quienes pretenden revivir el Estado Constituido Neoliberal está extraviada de la presente ruta constitucional y el pragmatismo político hace de la suya, lo cual es distinto y distante de los esfuerzos que hacen los espacios comunitarios urbanos y rurales que si se abocan al estudio programático del texto constitucional que aspira a la construcción del Estado por Constituir.
Por lo que no podemos hablar de una Revolución con alcance nacional si no abordamos lo relativo a lo local, lo comunal y por allí se empieza por el espacio geo referencial más inmediato al ciudadano y a la ciudadana con el autodiagnóstico colectivo y la investigación acción. La iniciativa emprendida por el Gobierno de Eficiencia en la Calle es conjuntar todas las potencialidades, políticas, institucionales, organizacionales, del talento humano, de inversión consciente, para impactar en sentido positivo y dar un salto superior a una realidad inercial que coadyuve esa elevación de la concienciación programática y organizacional a la construcción colectiva de un anhelo que es “construir una sociedad justa y amante de la paz” creando progresivamente las mejores condiciones de vida en la cotidianidad de la misma, teniendo para ello consciencia y conciencia de la envergadura de la tarea en un terreno que está fértil y propicio para una nueva germinación histórica. No hay excusa para un después.

CRITERIOS QUE DEBEN DISTINGUIRA QUIEN O A QUIENES DIRIGEN[51]
1.- Trabajar con pasión, con absoluta dedicación y con un reconocimiento pleno de la trascendencia nacional de su actuación.
2.- Desarrollar una mentalidad económica.
3.- Practicar la cortesía, el tacto y el respeto en sus relaciones con los demás.
4.- Dar un tratamiento imparcial a todos.
5.- Hacer correcciones constructivas a los errores de los demás a través del buen uso de la crítica.
6.- Reconocer y dar crédito a aquellos que lo merezcan.
7.- Prestar atención detallada a los problemas o quejas del personal.
8.- Saber inspirar confianza y merecer el respeto personal de sus jefes y subalternos.
9.- Saber mantener la dignidad de su cargo, sin caer en actitudes altaneras o de superioridad.
10.- Sentir una genuina y sincera preocupación por todo su personal, tanto en lo que se refiere a sus problemas de trabajo como a dificultades personales en que pueda ayudarlos.
11.- Jamás politiquear o prometer lo que no pueda cumplir.12.- No tomar decisiones emocionales, hasta no conocer todos los particulares de un caso.
13.- Confiar en el futuro, ser audaz y aplicar tantas fórmulas creadoras como lo exija la vida y los objetivos por los que lucha.



MODELO DE GESTIÓN BOLIVARIANA[52]
     En respuesta a las más sentidas necesidades del pueblo de una determinada colectividad, institución o comunidad y sin ser exhaustivo advirtió Jesús Rivero,el análisis científico debe contener algunos requisitos ineludibles, para transformar dicha realidad conflictual, crítica, enrevesada, caótica y hasta contrarrevolucionaria hacia un espacio de Gestión Revolucionaria y Bolivariana; por lo tanto, hay que BOLIVARIANIZAR LA GESTIÓN PÚBLICA
*Plan de formación política y de desarrollo personal para concretar la transformación de funcionarios públicos a servidores públicos.
*Diagnóstico científico de la realidad que se pretende transformar.
*Un plan científicamente elaborado para cambiar la realidad diagnosticada.
*Un equipo de trabajo con una concepción colectiva de trabajo y de acción.
*Información exhaustiva de la realidad.
*Participación autogestionaria.
*Concepción científica de lo económico, organizativo y legal.
*Autogestionario (por los trabajadores directivos, operativos y comunidad).
*Control de gestión que antes ostentaban los factores políticos adversos.
*Democratización del trabajo.
*Relación laboral democrática.
*Proceso de trabajo con dirección y dominio no alienado.
*Cada puesto de trabajo sea considerado una expresión de la organización clasista y como centro de “PODER CREADOR DEL PUEBLO”.
*Logros permanentes de resultados en función de las necesidades sociales.
*Rendición de cuentas y transparencia en sus acciones.
*Perfeccionamiento permanente del sistema de Dirección.

RETOS DE LA GESTIÓN PÚBLICA BOLIVARIANA[53]
*Que el pueblo asuma la dirección de los medios de producción.
*Asumir, defender y profundizar la revolución socialista bolivariana.

*Acelerar los cambios superestructurales y estructurales acorde con el programa para alcanzar el Estado democrático y social de derecho y de justicia.
* Sistematizar las buenas prácticas laborales,para que estassean insumos a una nueva teoría revolucionaria al servicio del proceso Socialista Bolivariano.


PALABRAS AL CIERRE...
         Es presuntuoso calificar de Conclusiones las ideas con la que se cierra la presente reflexión, porque el Gobierno de Eficiencia en la Calle para el Desarrollo Local desde la Óptica de la Gestión y las Políticas Públicas Bolivariana es un tema que no puede decirse que hayan Conclusiones, “aún hay mucha tela que cortar”, es un tema copioso y extenso, hay que generar debates, círculos de estudios, conferencias, charlas, cursos, sobre temas como la Gestión Pública Bolivariana, las Políticas Públicas Bolivariana, el Gobierno Popular, las leyes populares y la legislación popular, los Consejos Comunales, estos entre otros, que son temas inagotables y de permanente consulta, por lo tanto, en respeto a la investigación quedan aristas que aún deben ser consideradas; todo, a los efectos de tener coherencia con los Objetivos del Plan de la Patria y los planes de desarrollo, local, regional y nacional.
            Es urgente que el funcionariado, los propios sectores o actores sociales, reflexionen a conciencia y se creen las condiciones de valorar el conocimiento a los efectos de crear Medios de Poder para el pueblo, hasta el momento se ha podido avanzar en lo que hemos podido avanzar en laconcreción de la República Bolivariana de Venezuela, quizás por la saturación de responsabilidades que tienen las y los cuadros y también porque aún somos rehenes y no nos hemos podido desprender de un todo del arsenal de conocimientos neoliberales que nos suministran en las tradicionales universidades y centros de estudio; en el caso de las universidades emergentes, se ha de realizar una profunda reflexión sobre las y los docentes - investigadores, quienes tienen que distanciarse y desacoplar del conocimiento domesticador y pasar a motivar y a insurgir a las nuevas generaciones por la construcción de una Sociedad Justa y amante de la Paz.
            Pero hay que superar el voluntarismo que es quien ha marcado la pauta en algunos casos y se corre el riesgo que esta desviación y que quienes  asumen altas responsabilidades, una vez impedidos de cumplir las buenas acciones pronunciadas y la voluntad comprometida, tienen que admitir que hay muchas trabas tecno-jurídicas y humanas para cumplir tales cometidos, que el o los presupuestos se van en pago de nóminas de personal, lo cierto, es que el Estado Capitalista Neoliberal, ha permeado todo, absolutamente todo! y tiene dolientes que defienden la tradicional forma de hacer en lo político e institucional.
            La dinámica sociopolítica e institucional y las políticas del gobierno sustentadas en el texto constitucional ha arrojado serios indicios de la justeza programática del proyecto socialista bolivariano, por lo tanto, está emergiendo el nuevo Estado, por lo que hay proponerse, hacer estudio sistemático y apropiarse de la comprensión integral de la esencia programática del texto constitucional, y decimos texto, porque debe ser una fuente permanente de consulta; por lo que tenemos que auscultar, desentrañar, estudiar hasta en la médula el texto constitucional o Programa de la Revolución, realizar el estudio concienzudo del Plan de la Patria, así como la reflexión oportuna de los planes gubernamentales, de los proyectos políticos e ideológicos -y el no menos importante- el sustrato de la Doctrina Bolivariana y precisar con atención,las coordenadas ideopolíticas y técnicas, para contar con poderoso y potente basamento constitucional que guíen e iluminen la práctica diaria en la construcción de la revolución socialista bolivariana.
    El gobierno de eficiencia en la calle tiene que consolidarse con la articulación en Políticas Públicas con la rectoría del Consejo Federal de Gobierno, con las Alcaldías, Concejos Municipales, Consejos Comunales para extender la potencialidad de sus recursos financieros, la integración del talento humano y debida atención de las necesidades de las comunidades, una experiencia a considerar es la iniciativa, Barrio Nuevo Barrio Tricolor; para extrapolar dicha experiencia a ámbitos más allá de lo puntual e impactar sectores geográficos más amplios e importantes de forma gradual y paulatina con la participación protagónica del pueblo en dirección a la asunción de la soberanía y del poder popular, a la vez comprender que no hay una Políticas Públicas, ellas genera otras Políticas Públicas.
       Por lo tanto, incorporar como parte del contenido de la Política Pública en cuestión, en un nivel de importancia, el aspecto subjetivo, el mundo espiritual, de las y los habitantes que nacido en un lugar determinado tienen por voluntad asentarse definitivamente en el lugar de origen o por imposición de necesidades desplazarse hacia otros espacios geográficos, pero hay que crear condiciones de vida para evitar el desplazamiento del terruño, el desarraigo, el decrecimiento población y vaya en consecuencia, languideciendo esos espacios y a la final fenezcan, por lo tanto, hay que crear las condiciones materiales para coadyuvar a que el desarrollo local consciente y planificado contribuya al desarrollo equilibrado de las comunidades. Esta debe ser una política de Estado, para así, ocupar el territorio nacional y minimizar la herencia colonial que legó alta concentraciones poblacionales con incómodas consecuencias en las ciudades norte costeras.
       Si el funcionariado institucional, las y los actores beneficiarios o impactados por las Políticas Públicas están provistos de las herramientas de Gestión Pública y de las Políticas Públicas Bolivarianas y en alineación con el Plan de la Patria y los Planes de Desarrollo regional y local, el abordaje de la realidad, se haría con un sustento científico de Investigación Acción, los resultados serían alentadores y garantistas y se mantendría en el tiempo con el principio de sustentabilidad y sostenibilidad partiendo de las propias potencialidades del pueblo - gobierno. 

Sobre el Autor:
Venezolano. Licenciado en Periodismo egresado de la Universidad de la Habana - Cuba. Máster en Periodismo por la UNESCO. Candidato a Doctor en Ciencias para el Desarrollo Estratégico. Línea de Investigación: Gestión Pública Bolivariana. Especialista en Políticas Públicas. Especialista en Ciencia Política. Profesor Universitario en Pre y Postgrado. Consultor de la Asamblea Nacional 2.001 – 2.005 en la Ley Orgánica del Poder Público Municipal y Ley de la Defensoría. Coordinador Comunicacional del Congresillo del estado Trujillo. 1er Secretario del Consejo Legislativo del estado Trujillo en la República Bolivariana de Venezuela, año 2.000.
Blog El Mural de Gaspar.
Facebook / Gaspar Velásquez Morillo
@gasparvelasquez

REFERENCIAS BÁSICAS

Conferencias, Clínicas, Talleres.
*Martínez Barrios, Jesús. Derecho Constitucional. Lectura Programática del Texto Constitucional. Caracas.

BIBLIOGRÁFICAS
*Afanasiev, Víctor, Hombre, Ciencia y Técnica. Editorial Cartago. B.A. En: Planificación Administrativa y Compromiso Social. Rivero, Jesús. 2003. Edición: Grupo Editorial Decisión Local. Impreso por el Instituto Municipal de Publicaciones. Alcaldía de Caracas. Venezuela.
*Anteproyecto Bolivariano de la Ley Orgánica del Poder Público Municipal.
*Badía, Caminal. 1996. Manual de Ciencia Política. Editorial Tecno. Madrid. España.
*Colectivo de autores. 2006. Ponencia: Sobre la dialéctica modernidad y desarrollo. Refiguraciones de las culturas, los saberes y los movimientos sociales en América Latina. Compilado en: Desarrollo, Eurocentrismo y economía popular. Más allá del paradigma neoliberal. Ministerio para la Economía Popular. Caracas.
*Escobar, Arturo. El lugar de la naturaleza y la naturaleza del lugar: ¿globalización o postdesarrollo?En libro: La colonialidad del saber: eurocentrismo y ciencias sociales. Perspectivas Latinoamericanas. Edgardo Lander (comp.) CLACSO, Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, Buenos Aires, Argentina. Julio de 2000.
*Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela. 1.999. Con la Enmienda Nº 1, sancionada por la Asamblea Nacional el 14/01/2.009, aprobada por el Pueblo Soberano en Referéndum Constitucional el 15/2/2.009 y promulgada por el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, el 19 de febrero de 2.009. Caracas.
*Francisco López Segrera. S/F. Abrir, impensar, y redimensionar las ciencias sociales en América Latina y el Caribe ¿Es posible una ciencia social no eurocéntrica en nuestra región?  Documento fotocopiado. S/E.
*García Galló, Gaspar. 1.985. Leyes de la dialéctica. Editorial Gente Nueva, La Habana, Cuba.
*Guevara, Ernesto `Che´. 1.988. El socialismo y el hombre en Cuba. Editora Política. La Habana.
*Lefebvre, Henri. El derecho a la ciudad, SP, Ed. Centauro, 2001. En: Reflexiones sobre la ciudad y su gestión.
*Ley Orgánica de las Comunas. Según Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela. Nº 6.011. Extraordinario, de fecha 21 de diciembre de 2010.
*Marx – Engels. El Manifiesto Comunista. Editorial Cenit, S.A. Madrid. 1932.
*Mob, N.M. El Arte Leninista de la Propaganda y la Agitación. Editorial Anteo. Buenos Aires. 1965.
Pérez Betancourt, Armando. Moya, Rogerio. González Sánchez, Berto. 1990. Cacería de Errores. Sociología. Editorial de Ciencias Sociales. La Habana. Cuba.
*Quijano, Aníbal. Colonialidad del poder, eurocentrismo y América Latina.En libro: La colonialidad del saber: eurocentrismo y ciencias sociales. Perspectivas Latinoamericanas. Edgardo Lander (comp.) CLACSO, Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, Buenos Aires, Argentina. Julio de 2000.
*Rodrigues, Edmilson. 1996. Ponencia: Aventura Urbana: urbanización, trabajo y medioambiente.
*Rodrigues, Edmilson; Lima, Carlos. 2003. Reflexiones sobre la ciudad y su gestión. Alcaldía de Belem do Pará. Brasil.
*Rivero, Jesús. 2003. Planificación Administrativa y Compromiso Social. Edición: Grupo Editorial Decisión Local. Instituto Municipal de Publicaciones. Alcaldía de Caracas. Venezuela.
*Simón Bolívar. Discurso de Angostura, 15 de febrero de 1.819.
*Simón Bolívar. Discurso en Cúcuta, 3 de octubre de 1.821.
*Texto Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela. G.O # 5.453 Extraordinario. Caracas. 24 de marzo de 2.000.
*W. SACHS (editor).1996. Diccionario del desarrollo. Una guía del conocimiento como poder, PRATEC, Perú, (primera edición en inglés en 1992).
Medios Impresos:
Martí, José. El Arte de Pelear. Patria. 19 de marzo de 1.892.
*Velásquez Morillo, Gaspar.  Entrevista a Jesús “Negro” Rivero “La Investigación es una acción colectiva. Una metodología para la transformación”. Diario Los Andes. 8 de agosto de 1995.
*Picón Salas, Mariano: Crisis, cambio y tradición. 1964. En: Entrevista a Jesús “Negro” Rivero por parte de Gaspar Velásquez Morillo.

Medios Audiovisuales:
Venezolana de Televisión. Programa televisivo “La Hojilla” del 2 de mayo de 2.011 donde su conductor, Mario Silva, hace lectura comentada del artículo publicado en la web Aporrea ¿Estamos Infiltrados? de Gaspar Velásquez Morillo.
*Reventón. Bolívar Films. Documental sobre los inicios de la producción petrolera. 1.883-1.943. Para la realización del documental fue necesaria una extensa investigación que tomó dos años y medio de consultas en archivos fotográficos y audiovisuales de diversos entes públicos y privados, tanto en Venezuela como en el exterior. Este arduo trabajo pudo concretarse gracias a Maithe Caicedo (Asistente de Dirección y Productora General), Daniel Espinoza (Músico), Giuliano Ferrioli (Editor), Luis Pacheco y Aníbal Martínez (Asesores expertos en materia petrolera) entre otros, quienes conforman el equipo de profesionales de la Colección de Documentales de Cine Archivo Bolívar Films. Todos ellos bajo la dirección del cineasta Carlos Oteyza, quien tuvo la difícil tarea de contar los primeros 60 años de nuestra historia petrolera en 54 minutos. "El Reventón, los inicios de la producción petrolera en Venezuela (1883-1943)" nos cuenta la primera parte de la historia de esta industria que transformó al país; historia necesaria para comprender la importante relación, a veces contradictoria, entre los venezolanos y el petróleo. Ficha Técnica Guión y Dirección: Carlos Oteyza, Producción Ejecutiva: José Ignacio Oteyza, Jefatura de Producción: María Eugenia Ríos, Asistencia de Dirección y Producción General: Maithe Caicedo, Asesor Petrolero: Luis Pacheco Daniel Martínez, Montaje: Giuliano Ferrioli, Música: Daniel Espinoza, Locución: Jaime Suárez, Efectos y Mezcla de Sonido: Orlando Andersen y Luis Lara, Comité Ejecutivo Colección Cine Archivo B.F: Carlos Oteyza, Gabriela Miranda y María Eugenia Ríos.
Medios Digitales:
* Velásquez Morillo, Gaspar. (2009) en “Notas sobre política públicas comunicacionales e informativas. Propuesta para el debate”.  https://juanmartorano.wordpress.com/2010/08/23/notas-sobre-politica-publicas-comunicacionales-e-informativas-propuesta-para-el-debate/






[1]             Artículo “El Arte de Pelear”. José Martí.
[2]                      W. SACHS (editor).1996. Diccionario del desarrollo. Una guía del conocimiento como poder, PRATEC, Perú, (primera edición en inglés en 1992).
[3]              Lander, Edgardo. 2000. (Comp.) CLACSO, Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, Buenos Aires, Argentina.  “El lugar de la naturaleza y la naturaleza del lugar: ¿globalización o postdesarrollo?” de Arturo Escobar contenido en el libro: La colonialidad del saber: eurocentrismo y ciencias sociales. Perspectivas Latinoamericanas.  Disponible en la World Wide Web: http://bibliotecavirtual.clacso.org.ar/ar/libros/lander/escobar.rtf

[4]              Padrón electoral del Consejo Nacional Electoral. Estadísticas del Instituto Nacional de Estadística.
[5]                      Ossorio, Manuel. 1986. Diccionario de Ciencias Jurídicas, Políticas y Sociales. Editorial Obra Grande S.A.  Uruguay.
[6]                      Escobar, Arturo. El lugar de la naturaleza y la naturaleza del lugar: ¿globalización o postdesarrollo?. En libro: La colonialidad del saber: eurocentrismo y ciencias sociales. Perspectivas Latinoamericanas. Edgardo Lander (comp.) CLACSO, Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, Buenos Aires, Argentina. Julio de 2000. p. 246. Disponible en la World Wide Web: http://bibliotecavirtual.clacso.org.ar/ar/libros/lander/escobar.rtf.
[7]              Francisco López Segrera. 2000.  Abrir, impensar, y redimensionar las ciencias sociales en América Latina y el Caribe ¿Es posible una ciencia social no eurocéntrica en nuestra región? Buenos Aires, Argentina. Disponible en la World Wide Web:


[8]              Colectivo de autores. 2006. Ponencia: Sobre la dialéctica modernidad y desarrollo. Refiguraciones de las culturas, los saberes y los movimientos sociales en América Latina. Compilado en: Desarrollo, Eurocentrismo y economía popular. Más allá del paradigma neoliberal. Ministerio para la Economía Popular. Caracas.
[9]                      Rodrigues, Edmilson; Lima, Carlos. 2003. Reflexiones sobre la ciudad y su gestión. Alcaldía de Belem do Pará. Brasil.
[10]                    Rodrigues, Edmilson. Ponencia. 1996. Aventura Urbana: urbanización, trabajo y medioambiente.
[11]                    Edmilson Rodrigues. Alcalde de Belém do Pará. Pará. Brasil. Arquitecto y máster en Planificación del Desarrollo.
[12]           Reventón. Director Carlos Oteyza. 2.008. Documental sobre los inicios de la producción petrolera. 1.883-1.943.Bolívar Films.
[13]                    Lefebvre, Henri. 1.968. El derecho a la ciudad. Ed. Centauro. En: Reflexiones sobre la ciudad y su gestión.
[14]            Rodrigues, Edmilson y Lima Carlos. 2003. Reflexiones sobre la ciudad y su gestión. Belem do Pará. Brasil.
[15]                    Ley Orgánica de las Comunas. Según Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela. Nº 6.011. Extraordinario, de fecha 21 de diciembre de 2010.
[16]            Idem.
[17]            Idem.
[18]            Idem.
[19]            Idem.
[20]            Idem.
[21]            Ídem.
[22]            Ídem.
[23]            Ídem.
[24]            Ídem.

[25]            Entrevista a Jesús “Negro” Rivero por parte de Gaspar Velásquez Morillo. La Investigación es una acción colectiva. Una metodología para la transformación. Diario Los Andes. 8 de agosto de 1995.
[26]                   Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela. 1.999. Con la Enmienda Nº 1, sancionada por la Asamblea Nacional el 14/01/2.009, aprobada por el Pueblo Soberano en Referéndum Constitucional el 15/2/2.009 y promulgada por el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, el 19 de febrero de 2.009. Caracas.
[27]            Ídem. Entrevista a Jesús “Negro” Rivero por parte de Gaspar Velásquez Morillo.
[28]           Picón Salas, Mariano: Crisis, cambio y tradición. 1964. En: Entrevista a Jesús “Negro” Rivero por parte de Gaspar Velásquez Morillo.
[29]        Simón Bolívar. Discurso de Angostura. 15 de febrero de 1.819.
[30]        Simón Bolívar. Cuartel General de Cúcuta. 3 de 0ctubre de 1.821.
[31]                    Martínez, Jesús. Clínica, Conferencias y Talleres sobre Derecho Constitucional.
[32]                    Mob, N.M. 1965. El Arte Leninista de la Propaganda y la Agitación. Editorial Anteo. Buenos Aires.
[33]                    Martínez, Jesús. Clínica, Conferencias y Talleres sobre Derecho Constitucional.
[34]            Afanasiev, Víctor, Hombre, Ciencia y Técnica. Editorial Cartago. B.A. En: Planificación Administrativa y Compromiso Social. Rivero, Jesús. 2003. Edición: Grupo Editorial Decisión Local. Impreso por el Instituto Municipal de Publicaciones. Alcaldía de Caracas. Venezuela.
[35]                    Rivero, Jesús. 2003. Planificación Administrativa y Compromiso Social. Edición: Grupo Editorial Decisión Local. Instituto Municipal de Publicaciones. Alcaldía de Caracas. Venezuela.
[36]                    Exposición de Motivos. Texto constitucional de la República Bolivariana de Venezuela.
[37]            García Galló, Gaspar. 1.985. Leyes de la dialéctica. Editorial Gente Nueva, La Habana, Cuba.

[38]            Badía, Caminal. 1996. Manual de Ciencia Política.
[39]            Idem.
[40]            Idem.
[41]            Idem.
[42]    Velásquez Morillo, Gaspar. (2009) en “Notas sobre política públicas comunicacionales e informativas. Propuesta para el debate”.  https://juanmartorano.wordpress.com/2010/08/23/notas-sobre-politica-publicas-comunicacionales-e-informativas-propuesta-para-el-debate/
[43]          Título III. De los Derechos Humanos y Garantías, y de los Deberes. Capítulo I. Disposiciones Generales. Capítulo IV. De los Derechos Políticos y del Referendo Popular. Sección Primera: de los Derechos Políticos.

[44]        Título 1. Principios Fundamentales. Exposición de Motivos del Texto Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela.

[45]     Exposición de Motivos del texto constitucional de la República Bolivariana de Venezuela.
[46]            Idem,
[47]            Idem.
[48]            Idem.
[49]            Idem.
[50]             Velásquez Morillo, Gaspar. (2009) en “Notas sobre política públicas comunicacionales e informativas. Propuesta para el debate”.  https://juanmartorano.wordpress.com/2010/08/23/notas-sobre-politica-publicas-comunicacionales-e-informativas-propuesta-para-el-debate/
                        .

[51]        Pérez Betancourt, Armando. Moya, Rogerio. González Sánchez, Berto. 1990. Cacería de Errores. Sociología. Editorial de Ciencias Sociales. La Habana. Cuba.
[52].          Rivero, Jesús. Material de Apoyo Didáctico.
[53]Rivero, Jesús. Material de Apoyo Didáctico.