lunes, 22 de agosto de 2016

MUD DAÑA CAPA DE OZONO
Gaspar Velásquez Morillo
Las altisonantes declaraciones amenazadoras, amenazantes de la paz nacional, que hacen todos los factores de oposición, además de pretender intimidar a la población, así como retar al gobierno y al Estado, son reflejo de la debilidad que vive perennemente el “oposicionismo” que al ver que sus macabros planes no les dan los resultados previstos de propiciar el caos en la sociedad venezolana, entonces estas y estos oposicionistas se encolerizan más y más, el “liderazgo de probeta” que se opone a la Revolución Bolivariana aseveran que desde el 1ero de septiembre de 2016 no regresaran nunca más a sus casas hasta que no “tumben” el gobierno de Nicolás Maduro. Teniendo referencia de algunos “dirigentes” oposicionistas,  estos y estas, se quedaran deliberadamente rezagados y rezagadas y tendrán plan para escurrirse subrepticiamente de las movilizaciones, se enyesaran una pierna, o dirán que tiene que viajar intempestivamente a Nueva York porque tienen que pagar el condominio, o tienen que pagar el servicio eléctrico porque le “cortaran” el servicio eléctrico e inventarán cualquier excusas, en tanto exhortan con un “discurso nacionalista” a descargar la “arrechera”, a quemar chaguaramos, en definitiva, generar la anarquía, mientras que quienes quedaran en la refriega de calle serán las y los desclasados, las y los fanáticos y resentidas y resentidos sociales que fueron narcotizados ideológicamente por el falseamiento de la realidad y las falsas predicas de la “dirigencia” que alentados por la política editorial de algunos medios de comunicación privados inoculan el odio y el desprecio hacia otros y otras venezolanas.
Si el tono de los discursos son probatorio de la intensidad de las acciones, las expresiones de la dirigencia oposicionista al decir que hay que salir de Maduro, está claro que cualquier método es válido, ya eso pasó en el primer semestre del 2014, existen antecedentes que dan cuenta que la oposición no repara ni cuidan el modo, ya la rectora Thibisay Lucena ha puesto en su lugar a quienes con bravuconería pretenden violentar lo legal para salirse con la suya. Si es así, no es de extrañar, como ya lo han dicho y hecho, prender Caracas por los cuatro costados, entonces esa actitud piromaniática dañara de seguro, el medioambiente.
La política y las consignas. La política de oposición esta signada por la “espectacularización”, todo es un espectáculo con fanfarria y papelillo; el protagonismo personal está “cartelizados" en unas y unos pocos, desde luego, los medios de comunicación de capital privado toman partido por amplificar lo que los supuestos líderes de oposición no pueden hacer en buena lid en los espacios sociales, pero es que también, los propietarios de los medios de comunicación, tienen sus preferencias partidistas y establecen afinidad con personalidades políticas que más concuerden con sus intereses de poder, con sus intereses económicos y entre quienes tienen el mismo origen de clase.  
La oposición política y sus financistas, así como su contraparte revolucionaria, marcan el momento y la coyuntura a través de las consignas del caso.
La oposición plantea: no abandonar las colas; en tanto que, las y los revolucionarios exponen a su membresía y al pueblo, “no abandonar las calles...” y “todo el poder para los CLAP”.
Ahora bien, no todas ni todos los que hacen colas son de la oposición, ni son contrarios del gobierno, en las colas hay una heterogeneidad de criterios y opiniones, pero lo cierto del caso, es que paulatinamente están disminuyendo, pero en esencia, las colas están concebidas por la oposición partidista y empresarial para hacer padecer a la población por la escasez, acaparamiento, desviación de ruta y contrabando de extracción, así como alteración de la red de distribución que hacen productores y empresarios inescrupulosos con el propósito de causarle malestar y avinagrarle la vida cotidiana a las y los venezolanos que no proceden de alcurnia.
Blog El Mural de Gaspar                             gasparvelasquez4824@gmail.com

Facebook /Gaspar Velásquez Morillo                                 @gasparvelasquez

No hay comentarios:

Publicar un comentario