jueves, 17 de septiembre de 2015

SANTOS LE CAVÓ LA FOSA A LA O.E.A
Gaspar Velásquez Morillo
Anuncian formalmente, el encuentro entre el presidente Nicolás Maduro y Juan Manuel Santos, y tal cita da la medida y dimensionamiento de la configuración de las nuevas relaciones internacionales que se están llevando a raíz de los nuevos espacios de concertación institucionales que surgen en América Latina y el Caribe, que una vez más, es demostración fehaciente de la inoperancia de la Organización de Estados Americanos, indecente es, cuando el Secretario de dicha estructura, sin la ecuanimidad de su investidura se apersonó en Cucutá – Colombia, una vez que la propuesta gubernamental colombiana fue derrotada en votación en el seno de esa agónica estructura proimperialista.
Basta abrir, en cualquier cancillería del mundo, en la sala de redacción de cualquier agencia de prensa, hasta en la misma nunciatura, algunas de sus gavetas y archivos para que aparezca el “Expediente: Colombia” y sus tétricas expresiones documentadas de muerte, terror, guerra, desplazados, crímenes políticos, 7 bases militares gringas, narcotráfico, paramilitares, sicariatos, fosas comunes, violación de los Derechos Humanos y criminalización de las protestas populares, políticas neoliberales con la firma del Tratado de Libre Comercio con EE.UU., secuestros, desempleo, privatización de la educación, privación del sistema de salud para el grueso de la población, entre otros aspectos, todos en contraste con lo que se vive en Venezuela, que es sólo un botón de lo que se ha propuesto el gobierno bolivariano en lo que va del siglo XXI y lo que ha hecho con denuedo a pesar de los actos antidemocráticos en que se ha empeñado los sectores oligárquicos de Venezuela, los partidos oligarcas y EE.UU. para impedir el avance del proceso revolucionario en la tierra de Simón Bolívar.
Equipararse en un trato de respeto, de responsabilidades mutuas de las relaciones fronteriza, acompañar la convivencia con reglas concordadas de acompañamiento policial-militar en sus respectivos ámbitos de competencia, el compromiso gubernamental indelegable de diseñar y ejecutar políticas públicas es función de los gobiernos, entonces, el entendimiento no pasa porque el gobierno de Venezuela asuma las políticas neoliberales que propugna y ejecuta el gobierno colombiano, como de forma abusiva e irrespetuosa expresó la Canciller colombiana, sin un ápice de rubor, justificó la exclusión de las grandes mayoría de sus connacionales, tan sólo plantear eso, es estar desfasados hasta de las Encíclicas, donde por boca del propio Papa llama a distanciarse del Neoliberalismo y de la exclusión en todas sus expresiones.
El gobierno colombiano quiso presentar sus argumentos como de alto kilates y resultaron baratijas tan sólo con un sencillo análisis.
Se dará la cumbre Maduro – Santos, pero el pueblo colombiano saldrá de esososcuros abismos y está despertando y aprenderá de las lecciones que el pueblo venezolano ha dado para la historia y cómo está hablando de pie, construyendo su propia historia con el pecho henchido de orgullo de lo que es, desplazando a los sectores oligarcas “criollos” que siempre detentaron la renta petrolera venezolana para su exclusivo beneficio y usufructo de clases, mientras que el grueso de la población pasaba las penurias que tal cual hoy vive el pueblo colombiano.
Por eso el presidente Juan Manuel Santos, habló para su barra y seguidores, pero jamás para el pueblo de Colombia, de quien tenemos la intuición que está haciendo su propia partitura para hablar con voz propia, hacemos votos para que ese nuevo parto histórico no sea traumático. Ojalá sea pronto...antes de que perezca.
Blog El Mural de Gaspar.
Facebook / Gaspar Velásquez Morillo
@gasparvelasquez

gasparvelasquez4824@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario