domingo, 13 de septiembre de 2015

MISIÓN FRONTERA Y EL NUEVO ESTADO NACIONAL
Gaspar Velásquez Morillo
“Nada es más potente que una idea cuando le llega su tiempo histórico” le oí decir al Comandante Supremo Hugo Chávez Frías en su programa televisivo; la Misión Fronteras anunciada por el presidente Nicolás Maduro es la resultante paradigmática, trascendental, del gobierno revolucionario de Venezuela, ante lo ocurrido en el límite colombo venezolano: el ataque artero por paramilitares colombianos a militares venezolanos en territorio venezolano; la invasión silenciosa de todo el territorio nacional por estos grupos armados irregulares; la conducta indigna y esperada por parte del actual, como de los anteriores gobiernos colombianos, quienes protegen, así como justifican las disímiles anomalías fronterizas, haciéndose las y los indiferentes ante aberraciones jurídicas implementadas por el propio Estado y gobierno colombiano –repetimos, del pasado como del presente- en connivencia con las casas de cambio, la oligarquía colombiana y sus mega potentes medios privados de comunicación.
La encomienda misilística de los fundamentos teóricos y conceptuales, como práctica de la Revolución Socialista Bolivariana y que nos legó el Comandante Chávez y siguiendo lo mandatado para ser fiel a Simón Bolívar “…construir una sociedad justa y amante de la paz…”, lo cual se deriva en la construcción de un nuevo Estado nacional, expresado en la República Bolivariana de Venezuela; no ha sido fácil el camino de construcción hacia dicha República en paz y en democracia, pero es el camino que se escogió y no saldremos de allí, pero los caminos son también resultantes históricas; entonces, los enconados enemigos históricos internos y externo –apátridas e imperiales y proimperialistas- se han confabulado y valido de todo! y hemos tenido que combatir en distintos frentes de combates -hasta simultáneamente- entendiendo que el Socialismo se Conquista Peleando, lo importante es que el gobierno, no pierda la iniciativa político - comunicacional  e instrumente políticas públicas que beneficien al pueblo y busque los mecanismos de defensa hasta en el ámbito militar.
Lejos de “coyunturerismo” emocional o del patrioterismo hay que abordar conscientemente la situación de las fronteras, saber que implica las fronteras en su carácter, estratégico, productivo, movilidad humana, comercialización, entre otros aspectos, pero no perder de vista, lo neurálgico que es el territorio, en lo cultural, ideosincrático, en el gentilicio pues, son los sensores que dan una lectura temprana de previsión y de la evolución del resto del país.
Venezuela aún en el presente, el grueso de su población, casi el 60%, vive en la franja norte costera; 20% en la franja norte llanera y el resto vive al Sur del país. Es la herencia colonial. Sobre las fronteras, falta mucha tela que cortar, pero la Misión Fronteras puede ser un buen punto de arranque “dame un punto de apoyo y moveré las fronteras” a otra dimensión para desechar la expresión despectiva de referirse a lo lejos “de donde se devuelve el viento”.
Desde la novelística venezolana de años remotos, se apreció la importancia de la interconexión, lacustre, fluvial, costero, carreteras y el ferrocarril, allá viene el ferrocarril! evocaban o alucinaban quienes con esa esperanza incursionaban al medio rural y con él, esperaban ansiosos contar antes de morirse, el arribo del desarrollo, la industrialización, la salud, la educación, puestos militares y centros de atención civil, entre otros beneficios. Sembrar el petróleo también en los ambientes rurales y fronterizos.
Universidades, centros de investigación, escuelas técnicas, ministerios y dependencias gubernamentales en idónea y bien pensada, interrelación, interdependencia, interacción e integración deben abocarse a la frontera…pero…el protagonismo del pueblo es vital…lo contrario es la muerte de la identidad nacional, del gentilicio, no basta con un documento de identidad, hace falta, mucha falta! eso que te llena de orgullo al decir de dónde eres. El texto constitucional consagra tales disposiciones en muchos párrafos de sus artículos, hay que darle organicidad.
Dícese de dos líderes políticos que recorrieron toda Venezuela, referencian biógrafos, a Rómulo Betancourt, pregonando a su partido proimperialista, buscando votos para imponer su concepción de democracia “de disparar primero y averiguar después”.
La otra persona que destelló pero con luz propia, fue el Comandante Chávez, puede afirmarse que triplicó el recorrido por Venezuela, por cada pueblo, compartió con personas y personajes, batió barro en barrios, se sentó a comer, a tomar café, frente a un fogón de leña, compartió con pueblos de ríos, rurales y lugares citadinos, pero ese amor por la Venezuela de dentro fue lo que lo seducía, solo un ser especial, que exaltó su música, respetó, su modo de vida, su cosmovisión, sus creencias y los calificó como los oriundos de la Venezuela profunda, ya sean indígenas o criollos. Es que Chávez, estaba en todo y estará en todo.
El reto pues, es construir paulatinamente el nuevo Estado nacional, que no puede esperar para el después, esas prácticas que hoy llevamos a cabo en la vida societal venezolana era muy necesario incluir el tema de frontera. Muy buena iniciativa presidente Nicolás Maduro, cada día que pasa se va consolidando Ud. como un estadista, no podía ser de otra madera, si, madera.
Blog El Mural de Gaspar
Facebook / Gaspar Velásquez Morillo
@gasparvelasquez

gasparvelasquez4824@gmail.com 

1 comentario:

  1. Camarada: TE FELICITO POR ABRIR ESTA NUEVA TRINCHERA. SOLO UNA SUGERENCIA: AÑADELE AL BLOG, ENLACES A OTROS SIMILARES. MUCHOS EXITOS

    ResponderEliminar