lunes, 24 de agosto de 2015

POLÍTICAS PÚBLICAS DE VENEZUELA
Y LA CRISIS COLOMBIANA EN FRONTERA
Gaspar Velásquez Morillo
Venezuela ha cumplido por adelantado con las Metas del Milenio y esa aprobación honrosa ha sido incluyendo a toda la población que se asienta en todo nuestro territorio nacional, no ha habido exclusión de tal o cual segmento humano cualquiera sea el  origen del gentilicio.
No obstante, padecer oleadas migratorias por cientos de miles, a cualquier gobierno, cualquiera sea su signo, lo hace temblar por mucha generosidad que albergue, por muchos sentimientos de hermandad; lo dicho está muy, pero muy distante, del chauvinismo, del patrioterismo y de todo rasgo de xenofobia, pero la razón de un gobierno, es crear las mayores condiciones y calidad de vida de la población nacional, cierto? Venezuela ha ido más allá, libertar 5 naciones, en el proceso socialista, Petrocaribe, Celac, Alba-TCP, entre modalidades de hermandad de sangre y de sueños en los hechos mismos.
Da que pensar que la élite gobernante de Colombia, así como los injuriosos medios de comunicación privados, propiedad y herramienta de combate contra Venezuela, tenga el argumento que Venezuela y su proyecto político está fracasado, cuando ciento cincuenta mil en lo que va de año han cruzado la frontera hacia Venezuela, esto sin contar del 2015 hacia a atrás, entonces, ¿cuál sistema político económico está atrasado? Es que acaso, ¿la élite gobernante de los últimos 30 años en Colombia, son ciegos, mudos y sordos?
Somos sinceros y francos, amamos a Colombia, a su laborioso pueblo, de eso no debe quedar duda alguna. En Venezuela se conformó una alta comisión de fronteras a raíz del problema que nos genera el actual gobierno de Guyana de David Granger al desatender los llamados al diálogo y desestimar los Acuerdos de Ginebra.
La lectura de Karl Von Clausewitz nos aconseja que lo que ocurre en las fronteras de Venezuela no es nada casual, indicios dan comprobatorias muestras que son hechos deliberados, consideramos e insistimos en la vía diplomática y del alto gobierno de los países e instancias internacionales para amainar tales circunstancias, los hechos demostrará la esencia de cada quien.
Venezuela tiene la singularidad de extender sus brazos fraternos a todos los pueblos del mundo, referencias históricas irrebatibles dan cuenta que en nuestro ejército, el ejército que acompañó a Simón Bolívar por toda esta porción de tierra asistieron combatientes de distintas latitudes del mundo, donde en más de una epístola quedaba estampada las huellas de esas motivaciones de internacionalismo y a la vez se dejaba constancia de la justeza de la causa emprendida por el Libertador de América por la que valía la pena morir.
El Juan Carlos Tanus representante de Colombianos en Venezuela en interesante entrevista realizada por José Israel González intitulada “Claves para entender el “bachaqueo”, contrabando y Dólar Today”, que está circulando en las redes sociales, despeja una entrabada relación de actores perversos: políticos, delincuenciales, ilegales y de los propios estamentos de todas las instancias gubernamentales que se acentúa durante las tres últimas décadas, parece que fuera un juramento cuyo eco histórico proviene desde Santander hasta el presente, perturbar la vida democrática de Venezuela -y por añadidura- ostentan en su territorio 7 bases militares estadounidense apuntando a quién? y tienen en su seno, un conflicto armado desde hace más de 5 décadas, donde Venezuela ha aportado para que las partes se sienten a conversar porque dicho conflicto afecta a toda América Latina y el Caribe; decíamos, que Juan Carlos Tanus, devela una enrevesada trama que está en hacer copiosas y auspiciantes riquezas personales y privadas, mafiosas, a costa de desangrar un país fraterno y fraternal como Venezuela.
Ya era tiempo suficiente para abordar tan sensible problemática en todos los órdenes, e insistimos hasta en Políticas Públicas, donde un alto porcentaje de prosperidad y bienestar de la región fronteriza colombiana está descansando en lo que haga en su propio territorio Venezuela, mientras que las que aplicamos en nuestro territorio se vuelve sal y agua.
Afirma Tanus, que a pesar del cierre de la frontera, buena parte de Colombia tiene un stock de productos alimenticios, víveres, gasolina y hasta materiales estratégicos extraídos de Venezuela que alcanzan para satisfacer necesidades de vida hasta para 9 meses del lado colombiano y todo éste amasijo de conexiones de extracción ilegal de Venezuela genera una rentabilidad de 12.000 millones de dólares “eso inhibe a cualquier presidente” colombiano, agregamos nosotros, entonces, se hace cómplice por acción o por omisión, además por las implicaciones de toda índole, hasta las electorales, nexos partidistas, entre otras, que en Venezuela sólo serán avaladas por quien no sienta en las vísceras a su propia patria.
Ya lo decía el mexicano liberal Benito Juárez: "Entre los individuos, como entre las Naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz".
Venezuela, ni su gobierno legítimo, ni el presidente Nicolás Maduro se sustentan en la prepotencia, en la manipulación, en tirar la piedra y esconder la mano y mucho menos es un país belicoso, pero su deber, es defender cada centímetro de territorio y propiciar por imperativo constitucional “la mayor suma de felicidad” a quienes de forma legal, correcta, honorable, hagan vida, que aporten, en este palmo de tierra, que tenemos asignada por bondad de la naturaleza.


Blog El Mural de Gaspar                        Facebook / Gaspar Velásquez Morillo

@gasparvelasquez                                        gasparvelasquez4824@gmail.com
                                       
gaspar_velasquez@yahoo.es