martes, 25 de agosto de 2015

BINOCULARES DE NARIÑO Y LOS MICROSCOPIOS INÚTILES
DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN COLOMBIANOS
Gaspar Velásquez Morillo
Bastaba que una oficial u oficial militar venezolano pisara -sin alevosía alguna- un centímetro de territorio colombiano para que de ese lado la Cancillería sacara a relucir su daga diplomática bien afilada alentada por los grandes medios privados de comunicación, que estos según la modalidad -antes o luego- amplificarán toda una alharaca y estos medios, más allá de su función, hasta rellenaban de yeso la horma de la huella de la bota militar venezolana para evidenciar que era así porque allí decía en la suela “Made in China” o “Made in Rusia”, porque a la final...!
Con datos extraídos de la web, Colombia “cuya forma de gobierno es presidencialista. Está organizada políticamente en 32 Departamentos descentralizados y un Distrito Capital que es Bogotá.
“La superficie de Colombia es de 2.129.748 km², de los cuales 1.114.148 km² corresponden a su territorio continental y los restantes 988.000 km² a su extensión marítima, (…) con alrededor de 47 millones de habitantes”.
Es obvio que el mundo político - electoral, el ámbito empresarial – comercial, las instancias gubernamentales locales y regionales, las embajadas, los consulados, los organismos internacionales, han de percatarse, están en el deber de percatarse, han de hacer el registro del desplazamiento de la población en los distintos confines citadinos y rurales de la nación colombiana y la motivación para ello.
Cómo es que entonces, las esferas gubernamentales colombianas pueden argumentar o desentenderse de esos miles de miles de colombianas y colombianos que son desplazadas y desplazados por la guerra, por la carencia de expectativas de vida, por carencia de fuentes de trabajo, amenazadas sus vidas por el paramilitarismo, por los “falsos positivos”, gruesas capas poblacionales son desplazadas o emigran hacia Venezuela como dicen de forma simplista y sin sazón periodística alguna,  los medios internacionales de comunicación por la “porosa frontera y la más activa de Latinoamérica”.
En Venezuela tienen el estimado que más de 5.000.000 – Cinco millones- del gentilicio colombiano viven en su territorio, como dice el presidente Nicolás Maduro “tal avalancha  de emigración tiene que regularse, que se cumplan las pautas legales a tal fin y a los criterios de los organismos internacionales” del ramo.
Es insostenible en el tiempo, para cualquier país, soportar en su presupuesto nacional las crecientes demandas de políticas públicas derivadas de situaciones poblacionales sorpresivas e incontrolables, siempre que no se asuman decisiones transcendentales como la que ejecuta el presidente Nicolás Maduro, tienen que haber nuevas pautas y criterios de convivencia en la frontera colombo - venezolana.
Cómo es que los medios privados de comunicación de Colombia no han abordado tal situación fronteriza –porque no lo pueden negar – la estridencia que tienen se circunscribe a la capital Bogotá y a otras importantes ciudades del país…y lo demás no existe, tan sólo existe un proyecto político económico de la vecina Venezuela sobre la cual hay lanzar todos los dardos venenosos que se le ocurra a ellos y a sus exclusivos asesores publicitarios comunicacionales, pero se aguijonean entre ellos a ver quién se empecina más y lo hace mejor para calumniar a Venezuela, malponerla, descalificarla; pero la verdad es la verdad, el problema de fondo que quieren eludir los medios privados de comunicación de Colombia es que el proyecto neoliberal que impera en el país vecino y que defienden a ultranza, no satisface, ni responden, a las necesidades de sus 47 millones de habitantes.
Salvo que se viva de espalda a la realidad pero los medios de comunicación de Colombia están siendo interpelados por los pueblos del mundo que son solidarios con Venezuela porque quedan en entredicho dichos medios colombianos, además, dejan una larga estela de desconfianza sobre su función de contrapeso al establishment o será que son cómplices de las rancias oligarquías colombianas, o será que de esos capitales es que surgen los medios de comunicación privados de Colombia.
No tenemos en Venezuela ninguna duda del papel de los medios colombianos complotados con sus pares del eje Madrid – Miami quienes se ensañan contra Venezuela pero contra la propia miseria que asfixia a su propia población no dicen ni “jota”; aunque no lo publiquen, es difícil ocultar magros y magnos problemas porque se les cuela hasta por las redes sociales propias y ajenas.
Blog “El Mural de Papel”
Facebook / Gaspar Velásquez Morillo.
@gasparvelasquez
gaspar_velasquez@yahoo.es