viernes, 7 de agosto de 2015

6 DE DICIEMBRE PRUEBA PARA LA REVOLUCIÓN

Gaspar Velásquez Morillo

Las elecciones parlamentarias de diciembre de 2015 tiene múltiples implicaciones y por supuestos, variadas interpretaciones. De manera formal y en la práctica nos nació el derecho de ser patria libre y revolucionaria en el presente siglo con el triunfo electoral del Comandante Hugo Chávez Frías quien hasta con sus huesos nos asevera que habrá Patria.

Se deduce que cada organización involucrada en la fórmula electoral que presentó el proceso revolucionario para los comicios del 6 de diciembre de 2015 hizo su respectivo análisis de sí y del país, del papel acentuado del Imperio aún en la situación de deterioro que les afecta a los países imperiales y de tomar muy en cuenta como país la responsabilidad con su pueblo de poseer una inmensa riqueza natural debajo y encima de su suelo para no ser víctima del rejuego de intereses de captación de recursos estratégicos por parte de las transnacionales.

El mundo está convulsionado, el Imperio no la tiene toda consigo, las fuerzas emergentes constituidas por países en el mundo -y sobre todo en América Latina - que buscan su posicionamiento y se presentan como alternativas al capitalismo, que hacen denodados esfuerzos por desparasitarse del vestigio capitalista y de la cultura de este perverso sistema sociopolítico y económico que mutila toda creación e impide garantizar la vida para las otras generaciones porque cercena la búsqueda de la convivencia planetaria.

Venezuela es una nación que hubiese pasado inadvertida, minimizada, de seguir con los gobiernos y con la clase burguesa depredadora y entreguista, pero ya no todo fue, ni es igual con la presencia en la palestra nacional de Hugo Chávez Frías cuyo legado no se puede colocar de lado al analizar el pasado reciente, el presente y el futuro a largo plazo.

Lo cierto, es que hay puntos coincidentes en el espectro de las filas revolucionarias: el bolivarianismo, el chavismo, el socialismo, lucha contra la corrupción, contra la burocracia, entre quizás otros, además están pendientes otros tópicos, pero lo real es que hay que estar consciente que otra oportunidad no nos la dará el Imperio norteamericano, quien subestimó el proceso bolivariano que se daba en el seno de la Fuerza Armada y en el pueblo mismo y no hay que hacer grandes esfuerzos para deducir que en otra ocasión no se supeditará al auge o no de la derecha proimperialista, actuarán, meterán a todo mundo en cintura, y no se detendrá en detalles -para ellos- como los Derechos Humanos.

Hay que abatizar el sectarismo, el fraccionalismo, la prepotencia, la arrogancia, el falso debate generacional.

Hay que entender que no tenemos todo el tiempo del mundo para buscar las coincidencias lo cierto es que hay que inducir, intuir, identificarse, comprender los supremos intereses de la Patria; los ojos del mundo, las esperanza de los pueblos y de los gobiernos están puesto sobre Venezuela.

Cuando el mapa electoral en Venezuela se tiña nuevamente de rojo diremos con la fuerza espiritual que nos guía: “El triunfo electoral del 6 de diciembre tiene que ser en tu honor Comandante Chávez”.

Blog El Mural de Gaspar
Facebook / Gaspar Velásquez Morillo

@GasparVelasquez