viernes, 2 de enero de 2015

¿Quienes y por qué desbaratan la agenda pública y política del Gobierno-PSUV y se quedan riendo a carcajadas?

La Política es en otras consideraciones, “un cálculo interactivo”, planifica tú y planifica la otredad, en ese objetivo de conquistar o alcanzar, metas y submetas, cada quien mueve sus piezas y cuando lo hace o juega a consciencia, es similar al que juega ajedrez, que al mover una pieza está pensando por sí hasta tener en mente siete posibilidades a las cuales apelar o recurrir pero también piensa sobre cuáles jugadas hará o compulsará a jugar al adversario, pero el contrincante también tiene en mente y juega las piezas que le conviene a sus objetivos.

Sun Tzu, Karl Von Clausewitz, Bolívar, Sucre, Urdaneta, entre otros especialistas de la guerra darán explicación más precisa de la que aquí se esboza sobre la guerra por lo que hay que hacer el abordaje reflexivo de estos autores.

Esto viene a colación porque Venezuela tiene una población muy joven que cada día se incorpora a la política, se incorpora al rudo ejercicio de la política, porque ser analista de la política es comparativamente un tanto más fácil, ya que puede dormir la siesta y a más tardar a las 9 de la noche ya está “empiyamado” para ir a la camita.

Un grueso de la población juvenil de hoy cuando el Golpe de Abril de 2002 tenía menos años y quizás eran unos niños y niñas de muy temprana y tierna edad.

Lo cierto, que sobre la Revolución Socialista Bolivariana y sobre su máximo líder aún después de su partida física lo atacan, pero referido a aquella oportunidad del 2002-2203, el Imperio y la Oligarquía nativa, lanzó una gigantesca, ordenada y bien planificada operación con sus dedos mugres y cochinos movieron, alfiles, peones, torres, caballos, reinas y reyes, así como con perversas y asqueantes intenciones que permearon e infiltraron todas las instancias: Fuerza Armada, Movimiento Popular, Liderazgo del Partido gobernante y de partidos aliados, movimiento de trabajadores, la institucionalidad del Estado y del Gobierno, en sus estamentos de dirección y control, las policías municipales, hasta el propio núcleo de amistades del Comandante Hugo Chávez Frías, lo infiltraron, todo lo torcieron, lo envilecieron, tan es así que quienes dieron el Golpe “estaban preñados de buenas intenciones” que uno queda atónito hasta donde pudo llegar el Imperio y la oligarquía nativa y sus súbditos tarifados para maniatar y derrocar una incipiente transformación político institucional.

A estas pinceladas referenciales, agréguele el paro petrolero de 2002-2003, más de 70 días, todo en un margen espacial temporal breve con respecto al Golpe de Abril del 2202, que también concitó la atención del mundo sobre Venezuela y donde analistas, observadores tanto a favor como en contra auguraban un triste y fatal desenlace a esta utópica experiencia de hacer la Revolución en la petrolífera Venezuela.

No obstante, la Revolución siguió erguida, con su túnica roída, azotado su cuerpo a latigazos, arañado su rostro y con escupitajos maloliente sobre su largo cabello, sobre la blanca tela, pero siempre sus brazos se mantuvieron erguidos y no se dejó arrebatar la bandera de la Democracia y de la Libertad.

Pues con todo y eso, lo que se vive en el presente, en pleno 2014 con el lema La Salida Ya! supera con creces lo acontecido en 14 años de revolución, se ha experimentado contra esta Mater Patria, lo que condensa la experiencia internacional en un siglo y más sobre lo utilizado en otras latitudes para boicotear y derrocar gobiernos desafectos al Imperio, a las transnacionales y a la oligarquía pitiyanki.

Recuerdo cuando el Comandante Chávez tuvo el impasse y hubo ruptura de relaciones con la Colombia de Álvaro Uribe por el atrevimiento y violación por parte del gobierno colombiano por los hechos acumulados, como el del caso Rodrigo Granda, integrante de la Fuerza Armadas Revolucionaria de Colombia, que fue secuestrado en pleno centro de Caracas y trasladado por tierra hasta Colombia en el maletero de un vehículo donde para ejecutarse esa vergonzosa acción tuvo el consentimiento del propio Uribe –quien lo negaba y después lo admitió- que también contó con la complicidad tarifada de factores vergonzosamente “venezolanos”.

Estos recurrentes hechos inamistosos por parte del presidente Uribe y su gobierno, ya también contra la República Ecuatoriana, hija también de Simón Bolívar, demostraban que Colombia la convertirían, en el Israel de Latinoamérica, con la instalación de 7 bases militares, más las que están en el Caribe que cercan a Venezuela, emporio petrolífero por más 400 años. ¿Casualidad?

Lo cierto es que el Comandante Chávez, instruyó movilizar tanques y tropas a la frontera con Colombia; la televisora nativa Globovisión de entonces, iba haciendo “inocentes” repórtes y pases noticiosos e informando por dónde iban siendo trasladados los tanques, los aviones e implementos militares, toda una conducta instigadora y antinacionalista, vergonzosa, que dejaba en vulnerabilidad la defensa de la Patria escudada en la mal llamada “Libertad de Expresión” porque develaba ante los enemigos las acciones de Venezuela.

Ahora, cuando se da –hace casi dos semanas- la Rueda de Prensa histórica explicando los planes de magnicidio y la continuidad de las acciones desestabilizadoras y golpistas contra el gobierno de Nicolás Maduro, es incalificable que venga actores opináticos a estimar de insuficiente las pruebas mostradas y a desestimar, lo que condicionó y lanzó un balde de agua fría contra la argumentación y el trabajo sistemático de años realizado por los servicios de inteligencia venezolanos y de países hermanos en el mundo. No solamente que se diga, sino también cómo se diga, con desdén.

El ambiente político quedó a la expectativa, sectores opináticos de una u otra manera afectos a la revolución, se quedaron “estambay”, se engatillaron otros, se dieron solidaridades automáticas por lo que guardaron silencio, mientras otros y otras de mala fe, soltaron la carcajada porque le embadurnaron de dudas las argumentaciones sobre el magnicidio y la desestabilización, sin esperar siquiera las jugadas de la MUD y de la oligarquía y del Imperio que medio respondió después de 48 horas de lo denunciado puesto que quedaron descolocados y desbalanceados por las pruebas y que por cierto, no tienen el por qué mostrarse todas, el enemigo, la otredad también planifica su jugada de evasión y de distracionismo, como en efecto lo hizo, vaciló también las denuncias, claro! tenía que hacerlo así, no son tontos, ni son políticos inexpertos y menos escrupulosos.

Pero es que la Revolución Bolivariana Socialista está durmiendo con el enemigo interno y externo, donde también tienen espacio, los intrigantes, envidiosos, balurdos de oficio, noveleros, exhibicionistas, egocéntricos, rencorosos, que se ponen a estar cazando guerritas con funcionarios y funcionarias de 5 ó 6 líneas, o con “chivos institucionales” y después que estas o estos le dan su “tatequietos” pretenden que los dirigentes de primera línea salgan a defenderlos por su nombre y por su peso opinático y por ser aliados de la Revolución, en aras de alcanzar sus objetivos de venganza, buscan apoyo pero como no lo obtienen, entonces empiezan a blasfemar de la Revolución, hay de todo en este proceso venezolano, vale recordar a Miranda: Bochinche! Bochinche! Pero de que se ha avanzado, se avanzado.

También pudiera por falta de consistencia y coherencia dejarse arrastrar por las miserias humanas y desbaratar la Agenda Pública y Política del Gobierno y del PSUV y después que lo hacen, estallan en vengativas carcajadas, dando su modesto aporte al escepticismo y a la frustración de capas sociales que tienen la esperanza puesta en la Revolución Socialista.
Porque el enemigo histórico de clase: el Imperio, las transnacionales y la oligarquía nativa gozan un mundo! y como dice Rendón con morbo y placer, los y las revolucionarias de Venezuela son un conjunto de monos brutos y brutas subdesarrolladas.

De manera pues, que las próximas Agendas Políticas y Pública que elabore, diseñe y ejecute el Gobierno y el PSUV debe incorporar esta variable dentro de su análisis.

Habría que preguntarse -y no se hace este planteamiento como cacería de bruja- sino cómo crear un rompeviento, un rompeola, por todo lo antes planteado, porque es importante estar prevenidos y prevenidas, pero es válida la pregunta: ¿se prestará alguien o algunos a motivar desde adentro o desde afuera a fraccionar el PSUV aun siendo justa su causa?

Como no hay obra perfecta, el Gobierno y el PSUV no han de ser perfectos, no es un exabrupto decir que hay que remecerle pero con planteamientos y consecuencias calculadas a favor de las causas más nobles y de la lealtad a su fundador y a la causa que le dieron vida; es igual, frente a la institucionalidad hay personas interesantes y de significativa trayectoria, pero hay el hecho que algunos y algunas que ejercen funciones que no reúnan las condiciones éticas, ideológicas, políticas y técnicas, o que se colaron en las últimas de cambio, por tal o cual padrino, eso no quiere decir que voy caerle a puntapié al Gobierno ni al PSUV, ni voy a salir vociferando a diestra y siniestra por la Avenida Delicias de Maracaibo, o por la Avenida Baralt de Caracas, o por la Carrera 20 de Barquisimeto, o la Avenida 4 mayo de Porlamar, o la Avenida Bolívar de Valera, esto por dar un ejemplo de lo indebido y carente de toda pedagogía política y por solamente por drenar bilis y tener un orgasmo mental.

“Hay quienes luchan toda la vida, esos son los imprescindibles” hay quienes luchan hasta con las olas y el viento en contra...pero vencen…! Como decía el Dr. Ernesto Che Guevara, son otra especie de hombre y de mujeres, vaya…!