viernes, 2 de enero de 2015

Fuera de orden...¡Ud está fuera de orden!

Cuando algún expositor, sin respetar las reglas de juego, introduce al debate temas ajenos con propósitos subalternos que distraen el tema central, el Director o Directora de Debate o cualquiera de las personas asistentes puede solicitar y categorizar la intervención distractora como: Fuera de Orden!
Este tema viene a colación porque el grueso de la población según el Instituto Nacional de Estadística afirma que en Venezuela más de un 50 % de la población son personas entre 15 y 30 años, e igual, si al PSUV se refiere, de esos casi 8 millones de activistas, militantes, simpatizantes, amigos, constituyen una franja poblacional bien importante que es ocupada por jóvenes, como referencia demostrativa, este año 2014 fue calificado en honor a los jóvenes por el Bicentenario de la Batalla de La Victoria.
Es casi cierto que muchos de esos y esas jóvenes eran unos niños y otros no había nacido cuando con el Comandante Hugo Chávez Frías al frente de Venezuela, se atreve a empujar y abrir las puertas de la historia y ahora es cuando esos jóvenes que tienen la oportunidad histórica de participar en POLÍTICA que aspiramos sea escrita con letra mayúscula.
Del 12 de febrero de 2014 y hasta el presente son muchos los acontecimientos que difícilmente un o una cronista tenga el tiempo de registrar los copiosos incidentes y situaciones que llenaron de luto a nuestra patria, nunca, pero nunca! dicho por opiniones nacionales y de personas revolucionarias de otros países, ha habido la aplicación de una guerra imperial – oligarca de tal magnitud en sus disímiles expresiones dispuesto para acabar con el proceso revolucionario socialista bolivariano de Venezuela. Lo acontecido da para muchísimas páginas de tesis doctorales, trabajo especial de grado, tesinas, ensayos, monografías, films, libros y pare Ud. de contar.
Todo el despliegue a través de forma directa o de agentes al servicio del imperio, interpuestos o impuestos, da la medida de una operación a gran escala, novísima, intensa y con gran uso y abuso de las redes sociales que no sería justo que quienes se autodenominen revolucionarios y revolucionarias estén sentados o sentadas despetalando margarita sobre la piedra filosofal con el dilema: estoy o no estoy con la revolución; por lo que da la medida que no sabemos discernir entre el Yo Personal y el Yo Colectivo.
Que hay errores, si, los hay. Aquí es muy importante la lectura “Sobre el Liberalismo” entre otras lecturas del líder de la Revolución China, Mao Tse Tung e inclusive los discursos de Simón Bolívar, El Libertador.
Traigo a colación lo afirmado por el líder de la Revolución Cubana: "Si hay cansancio, jubílese, pero NO se convierta en freno, NO se convierta en obstáculo, NO se convierta en estorbo. Hay mucho que hacer y esta tarea es de REVOLUCIONARIOS. No basta con haber sido revolucionario ayer, hay que ser REVOLUCIONARIO HOY, hay que ser REVOLUCIONARIO MAÑANA. Y hasta incluso, se puede ser revolucionario NO ESTORBANDO, NO ESTORBANDO."
Todo lo anterior viene por la importancia de la pedagogía política para las nuevas generaciones, porque de quién es y para quién es lo que se hace hoy en día; quiénes serán quienes se pongan al frente al cabo de los años, esos y esas adolescentes, esas nuevas espigan que retoñan en cada rincón del país.
Pues, el régimen parlamentario o el debate político ideológico necesita reglas claras de juego, pero para llevarse a cabo, requiere de los consabidos recursos tales como que la Agenda a discutir sea consensuada, adecuada, oportuna y pertinente, cuya deliberación vaya orientada a avanzar en lo concreto de lo concreto y no regodearnos o hacer de las reuniones torneo de oratoria, porque de ser así, la reunión fue tiempo perdido y es clara expresión y garantía de convertirse en grama seca.
Tales mecanismos para dar el debate, exige además, un Director o Directora de Debate, quien de entrada explicará el contexto que sirve de marco para la reunión, tanto en el orden táctico como en lo estratégico de lo que se discute o discutirá, además, bajo cuya rectoría se dará el intercambio de ideas, puntos de vistas, criterios, también controlará dentro de sus funciones llevar el tiempo de la intervención de cada quien y se respete el tiempo estimado por parte de cada expositor, donde acompañado de una o dos personas quienes fungirán como Secretario o Secretaria de Actas que recogerán y sistematizarán por escrito la exposición de cada quien.
Vale recordar que la Guerra Mediática por las redes sociales, es fuerte, intensa, aguda, y de esa arma cualquiera hace uso, para bien o para mal.
Sigamos con el Régimen Parlamentario: las y los asistentes a donde se debate, pedirán el Derecho de Palabra y se respetará el orden de la solicitud.
En el menú del Régimen Parlamentario, existe el Punto de Información, que se le solicita al Director o Directora de Debate que para que tenga curso dicha solicitud y la Dirección de Debate para que lo otorgue debe contar con la anuencia de quien expone en ese momento, ya si se le va a hacer alguna acotación o se le pide información complementaria.
El Punto Previo es cuando un tema sobre la mesa y sobre el cual han opinado con profusión y se le considera agotado, alguien de los o las presente hace el planteamiento de Punto Previo al Director o Directora de Debate y por consenso se aprueba y se cierra el debate sobre el punto en cuestión con lo que estén anotados en el derecho de palabra, se indaga también si los y las anotadas retiran su derecho de palabra, de lo contrario, de no aceptar, se continúa con el debate.
Mostremos esta lección a esos y a esas jóvenes, a los códigos revolucionarios, el fraccionalismo, el dividir, el desgastar la moral de la militancia es equivalente a la delación por eso que militar en una organización política con niveles estricto de militancia y confidencialidad y convincentemente no es fácil, es duro, es férrea la disciplina y para ello la minoría se sujeta a la mayoría, hay quienes tienen el temple en la personalidad que dan el debate con inteligencia y capacidad que son capaces de revertir lo que parecía adversas condiciones, hay quienes tienen esa preparación mental, otras personas se desesperan y le dan un puntapié a la mesa de discusión y se van!
Muchos hombres y mujeres han dado ejemplo de ese tenor, de ese mineral del cual están hechos y hechas. Antes habían reducidos medios de comunicación que los manejaban exclusivamente la oligarquía, que le daban cabidas solamente a miembros y miembras de filas revolucionarias que estaban en declive de su condición como personas comprometidas, entonces, los diarios valoraban en lo noticioso y en lo político la conveniencia de publicarle en sus páginas porque lo que iban a decir, minaba la mística, esparcían la desmoralización y el tesón de las propias filas revolucionarias.
Sigamos con el Régimen Parlamentario: también se acostumbra alertar a las personas que intervienen a que redondee el tema o se le advierte que le faltan dos o tres minutos para que las personas expresen las conclusiones de su exposición.
Sin embargo, de estas reglas preexistente desde hace mucho rato, hay personas que las saben pero de repente se saltan la torera y de manera impertinente, violentan, de forma desconsiderada, las ignoran, y esas reglas de la sana convivencia pretenden convertirlas en obsoletas, que de no acatarlas y hacerlas cumplir, entonces reina el caos. ¿A quién beneficia el caos?
Para colocarle algún ejemplo, recuerdo que hace tiempo hubo reunión de la Dirección Nacional de un partido de derecha en el Hotel Hilton de Caracas, las posiciones internas, los liderazgos internos, las intenciones y los propósitos estaban muy divididos, chocaban entre sí y las autoridades de ese partido de derecha movían los hilos ocultos de conexión hacia las bases y alentaban esas posturas divergentes, una vez en la reunión y de acuerdo como se iba inclinando la balanza de la discusión y ante la señal discreta del caso, pues, volaron por los aires, las sillas, las mesas, los manteles, los vasos, las jarras, las palabras obscenas por docenas, hasta quienes estaban en el presídium se resguardaron de esa batalla campal bajo la mesa temblorosos culpándose unos con otros y con la prontitud del caso se pusieron de acuerdo, mientras sus seguidores y parcialidades se lanzaban objetos de todos los tamaños, colores y dimensiones.
El director de debate con micrófono en mano desesperado llamaba al orden y a respetar los estatutos del partido y que los periodistas estaban presentes, que qué dirá la sociedad, a lo que por detrás y sin él darse cuenta alguien de una fracción distinta “le arrecostó por la testa” con toda la fuerza que le inspiró el respeto a los estatutos de su organización política un silletazo que la cabeza de director de debate le quedó incrustada entre el amasijo de hierro que en un principio tenía forma de silla y servía para sentarse.
Venezuela vive una hora crucial donde un eco proveniente de la génesis nuestra patria nos convoca a continuar el camino emprendido por el Comandante Hugo Chávez Frías.
Yo imagino que en otras experiencias revolucionarias en el mundo, los actores y actrices en el escenario político tuvieron y de repente tienen criterios y puntos de vistas particulares al interno de sus filas pero sacaron fuerzas de sus fibras medulares, de sus huesos, de sus vísceras, de su conciencia y fueron capaces de estar a la altura de las circunstancias históricas; no obstante, quienes quisieron actuar con altanería, con resolver los problemas o las discrepancias pontificándose fueron desplazados por la historia y hoy son unos o unas resentidas y están militando muy campantes en las filas de quienes en un pasado recientes eran sus enconados adversarios y son las y los más felones a la hora de atacar a las filas revolucionarias.
También hay otras personas expertas en crear “casquillos” para alebrestar estados de ánimos y que se vaya todo por el drenaje, esos personajes son peligrosísimos, porque originan el caos y se ocultan detrás de las cortinas a privarse de la risa, por lo regular esas personas el analgésico que le surte efecto para tranquilizarle sus demonios internos y ocultos es que le den el ansiado cargo del cual anda detrás desde hace tiempo de donde trabajará como las termitas para minar, destruir, desde adentro la Revolución.
Con desconcierto y perplejidad vemos como en la Venezuela contemporánea algunas personas cambiaron de camiseta y lo hicieron como si nada, pero bajo sus orientaciones del pasado, muchos hombres y mujeres creyeron en esos liderazgos de entonces y fueron capaces de cumplir sus instrucciones hasta dejar la vida por honrarla y llevarlas hasta el final el cumplimiento de esas instrucciones.
Pues, la instrucción que dejó el Comandante Chávez fue luchar sin descanso y sin tregua por alcanzar la mayor suma de felicidad posible, la mayor suma de seguridad social y la mayor suma de estabilidad política.
No es de extrañar que de repente alguien o algunos pidan de manera insolente que le muestren el testamento de Chávez, pero el testamento está dicho el 8 de diciembre de 2012 por él mismo Comandante en cadena nacional.
Para aplacar ánimos insurrectos y errantes, el pueblo está claro, la juventud está clara, los y las trabajadoras están claras, de que hay que discutirlo todo, hay que discutirlo todo! pero discutirlo en las bases, en las bases, en los espacios organizados y no en la cúpula pero a pesar de estas dolorosas lecciones “a pesar de todo, tendremos Patria con Nicolás Maduro al frente!”
El régimen parlamentario y los métodos de dirección serán de gran ayuda, en la forma, pero es de gran ayuda y servirán hasta en el contenido, salvo que alguien o algunos o algunas estén interesados e interesadas en que imperen los silletazos estatutarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario