miércoles, 19 de octubre de 2011

DESISTIR EN VENEZUELA DE

DECIR MEDIOS ALTERNATIVOS

Gaspar Velásquez Morillo

La concepción clásica de Estado es población, territorio, gobierno o administración y el aporte del texto constitucional vigente en Venezuela quien le agrega, Estado democrático y social de Derecho y de Justicia.

Lo anterior da pie para entender que el pueblo es Estado, si el pueblo es Estado, entraña en si, que lo que esté al margen del sentimiento popular, de lo institucional y del ordenamiento jurídico del estamento es lo que se constituye en lo alternativo.

Pero no lo decimos por predisposición, si no por nuestra concepción de clase y evalúe Ud la conducta al desconocer por parte de la oligarquía y sus partidos de derecha y neoliberales cuando derogaron el texto constitucional en el Golpe de Estado el 11 de abril de 2002, cuando se mofaron en lo que expresa el artículo 7 plantea que, dentro de la Constitución todo fuera de la Constitución nada.

No es menos importante el auge comunicacional e informativo que se ha ido conformando en Venezuela que además de contribuir a consolidar lo jurídico en el ámbito comunicacional e informativo ha de contribuir a consolidar los pasos positivos dados y esclarecer lo conceptual, tal es el caso cuando utilizamos el término de Medios Alternativos cuando lo correcto es decir, Medios Comunitario o Comunales, o algo que se le parezca pero siempre lejos de utilizar ALTERNATIVO, lo destacamos puesto que como dice el Artículo 2 constitucional: “El pueblo venezolano se constituye en Estado…” por lo que quienes son alternativos son las empresas comunicacionales de las y los opositores o aquellas personas o grupos económicos que por emprendimiento propio y con criterios particulares usufructúan pero no empujan el proceso bolivariano, sino que su proyecto es estrictamente comercial y financiero.

Es decir, el capital es dueño del medio de comunicación y además diseña según sus intereses el contenido que dimanan por esos medios.

Podríamos hacer invaluables esfuerzos en el devenir político venezolano, pero si lo que hacemos no apunta ni acierta en el Artículo 3 del texto constitucional, será un esfuerzo en vano lo que hagamos y estaremos muy lejos de “construir una sociedad justa y amante de la paz”, por lo que la educación y el trabajo tendrán un contenido y un ejercicio distinto y distante de lo que es la concepción tradicional para así avanzar hacia la verdadera Democracia Bolivariana.

Es inconstitucional y cuidado si conciliación de clase, cuando es utilizado el término Medios Alternativos e inclusive muchos servidores públicos y hasta los propios integrantes de dichos medios y usuarios están conformes con dicha terminología, pero cuanto daño se le hace al proceso bolivariano que le quiten el filo revolucionario al texto constitucional.

Para corregir el error inexcusable hay que apegarse al imperativo jurídico y al espíritu de los Artículos 2 y 4 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Vale preguntarse quiénes son los propios y quiénes son los opositores, quiénes son los protagonistas y quiénes son los antagonistas de la trama de este huracán bolivariano que vivimos. Los Medios Comunitarios y quienes no acepten su concepción y su esencia están descontextualizado de que significa la Política, que es la participación de pueblo en la toma de decisiones, vista esta desde el criterio politológico, que la conceptúa como “una dinámica conflictual”, por lo tanto; los Medios Comunitarios asumen una función y una corresponsabilidad a su nivel y en su ámbito espacial o en su área de influencia, con la concepción y conducción de las ejecutorias del Estado y del Gobierno en sus distintos niveles.

Los Medios Comunitarios forman parte del entramado institucional, así como deben cumplir una función y un deber, pero verlo así de simple es una apreciación estrictamente funcionalista, vale destacar y apreciar como prerrequisito, si los Medios Comunitarios están consustanciados con el sentir histórico, con la historia profunda de nuestra patria, con el manejo y apreciación ética, técnica y estética para dar con un nuevo periodismo que el momento histórico demanda y exigen para cumplir con los Fines del Estado planteados en el Artículo 3 de la Constitución.

Las comunidades hicieron prevalecer sus anhelos y derechos, tan es así que los Medios Comunitarios se convirtieron en el corta viento triunfalista de Carmona y compañía, pulverizando y contrarrestando en el acto mismo las distorsiones o silencios de las portentosas señales de radio y televisión. Con esa actuación los Medios Comunitarios construyeron incipientes esbozos o intuitivas Políticas Públicas. De pasar a mayores dimensiones de pensamiento y acción, de concordancia y sistematización, de sumergirse en los aspectos esenciales de la Constitución Nacional y en los sustratos contenidos en la Reforma Constitucional y en el Plan Nacional Simón Bolívar 2007 – 2013, los Medios Comunitarios equivaldría a la Reserva de las Fuerzas Armadas quienes se preparan para cualquier conflagración y al decir de los estrategas de la Guerra, la Reserva define el triunfo o la derrota; así pues, los Medios Comunitarios son quienes van a definir el resultado de la guerra y será para vencer! Los Medios Comunitarios han de organizarse a nivel parroquial, municipal, regional, además por el perfil que asumen, ya sean culturales, económicos o crediticias, reivindicativos, entre otros, pero deben desde allí elaborar organizadas y estratégicas Políticas Públicas que superen el parcelamiento, el localismo, o quedarse sólo en lo nacional, hay que contar con una programación, variada, nutritiva, sustanciosa imbricando lo parroquial, municipal, regional, además de su historia local, gastronomía, expresiones culturales, concienciación sobre la seguridad y defensa, entre otras manifestaciones y reivindicaciones, pero manteniendo su perfil para la cual fue creada planteando el axioma como espiral infinita: espacios sociales conscientemente organizados – medios comunitarios – incrementar la organización y articulación de la consciencia de los espacios conscientemente organizados – Medios Comunitarios… hasta construir amplias redes sociales esparcidas territorialmente e imbricada con carácter estratégico al Gobierno, al Estado, al Ministerio del ramo, a la Revolución misma, pero que en definitiva, sean herramientas de combate del pueblo y para el pueblo en la transición al socialismo.

Los Medios Comunitarios se deben al pueblo, de lo que se trata es de estimular y fortalecer el Poder Comunal, adecuar a nivel de atención e interés el Plan Nacional Simón Bolívar 2007 – 2013. Es acertado y oportuno que las instancias pasen a constituir Salas Situacionales de Análisis Tecnopolítico con la incorporación de profesionales y comunidades conscientemente organizadas. Esto dará cuenta de la conformación de una vasta red social parroquial, regional, nacional y capaz de generar valor agregado hasta con aportes de experiencias al servicio de pueblos hermanos.

gaspar_velasquez@yahoo.es

gasparvelasquez4824@gmail.com

http://elmuraldegasparvelasquezmorillo.blogspot.com

http://lasrojasauroras.blogspot.com

@gasparvelasquez

Facebook / Gaspar Velásquez M