miércoles, 19 de octubre de 2011

HUGO CHÁVEZ Y DOMINGO LEÓN

CUMPLIERON CON LA DIFÍCIL TAREA

Gaspar Velásquez Morillo

Cuando el mismo Comandante Chávez anunció desde Cuba su afectación de salud por cadena nacional hubo de súbito un espeso silencio, los corazones quedaron en suspenso por fracciones de microsegundos y cada quien aguzábamos los oídos para saber si estábamos despiertos o era una pesadilla.

Los sucesivos fueron días de silencio y de poca animosidad en muchos espacios de vida del pueblo, pueblo. Los jolgorios se vieron en sectores alevosamente contrarios al proceso de cambio, es comprensible, darle luz al pueblo, enceguece de odio a quienes poco les importa la consciencia del pueblo y además que sienten desprecio histórico y de clase contra los sectores desposeídos del país que hoy se ven reconocidos y tratados como ciudadanos y ciudadanas, quienes cuentan con una Constitución que les reivindica a través de la Participación Protagónica en la lucha por la Soberanía nacional y la Independencia pero siempre y cuando estos logros se obtendrán si el pueblo se adueña del Poder por eso del Poder al Pueblo.

Ya el Comandante ha hecho público los partes médicos y estos lucen alentadores, su consciencia, su compromiso y ese amor irrefrenable de pueblo a líder y de líder a pueblo ha sido el antídoto para combatir dicho mal. Mientras que quienes le rezaban y daban vivas! al cáncer la frustración hoy les carcome el alma, la carne y sus huesos y la historia se encargará de ellos y ellas. Chávez Frías cumplió con la Difícil Tarea estar con vida y presto a seguir combatiendo en la eterna e histórica Batalla de Santa Inés por la Patria Buena.

Bien vale la pena referir un antecedente de muchos en que está bordada la historia contemporánea venezolana y nos remitimos a la vida y obra del revolucionario caraqueño Domingo León quien a sus veinticuatro años de existencia en el año 1964 después de ser él único sobreviviente de una brigada de 5 jóvenes revolucionarios pero con ocho disparos en su cuerpo y rostro propinado por la policía betancuriana, vale decir, la policía Adeca, esa, la policía de entonces en lenta marcha para cumplir los extremos legales lo trasladan agonizando al hospital y Domingo León les llegó pendiendo de un hilo su vida pero les llegó, luego a pesar de las torturas, del maltrato, de estar preso en condición de paraplejia, de confinarlo a una casa por cárcel, aislado de sus familiares, de amigos y revolucionarios y revolucionarias y de los medicamentos de rigor, Domingo León les sobrevivió al régimen adeco y su existencia de vida parapléjica se prolongó hasta el mes de mayo de 2011 cuando por razones naturales fallece en el CDI de Chuao Salvador Allende en medio de la solidaridad de sus hermanos y hermanas de lucha tanto cubanos y venezolanos.

Domingo León cumplió con la Difícil Tarea la cual fue encomendada por la dirección revolucionaria que acertadamente interpretó el sentimiento del pueblo y el encargo o la orden se la hizo llegar a través de una revolucionaria que simuló ser enfermera quien se acercó sigilosamente al moribundo, quien era custodiado por varios policías que se vanagloriaban entre ellos de su triunfo, él estaba todo vendado y con muy agitada respiración e inconsciente y con pronóstico nada alentador para sus próximas horas y esta le susurró: tienes que sobrevivir, aférrese a sus fuerzas físicas y morales camarada; esa arriesgada acción surtió su efecto y disciplinadamente Domingo León cumplió y su vida se prolongó hasta cumplir más de 70 años de edad hasta que se nos marchó en su natal Caracas después de vivir más de 30 años con la atención y solidaridad de la Revolución Cubana y su pueblo.

Quedan de Domingo León sus testimonios, uno de ellos Premio Casa de Las Américas – Cuba, además sus poemas y narrativas editada en Cuba y Venezuela, en suelo patrio entre otras editoriales, por la de Ipasme – Caracas, año 2009 y 2010.

Entonces, el Comandante Chávez y el miliciano Domingo León cumplieron con la Difícil Tarea.

Proponemos al recién creado Ministerio de la Juventud, a la Ministra Mari Pili Hernández y la membresía juvenil de dicho Ministerio y al Comandante Chávez que recogiendo el sentimiento de las amistades y de quienes conocen la vida ejemplar de Domingo León se deba crear la Orden Domingo León para reconocer la ejemplaridad de jóvenes que en todos los campos del quehacer juvenil se destaquen por su loable labor.

gasparvelasquez4824@gmail.com

gaspar_velasquez@yahoo.es

http://elmuraldegasparvelasquezmorillo.blogspot.com

http://lasrojasauroras.blogspot.com

@gasparvelasquez

Facebook / Gaspar Velásquez Morillo

No hay comentarios:

Publicar un comentario