sábado, 6 de agosto de 2011

Conforman Comité Todos Contra Chávez

POR QUÉ DEFENDEMOS A HUGO CHÁVEZ

Gaspar Velásquez Morillo

Conforman Comité Todos Contra Chávez, no en el exilio geográfico pero si en el exilio espiritual y los exiliados cada día están lo más lejos y distante posible de lo más sagrado que tiene un pueblo, como lo es la esperanza, la sagrada esperanza de soñar e imaginar una patria libre y soberana como la soñó Simón Bolívar.

Hay quienes no terminan de reconocer el liderazgo del Comandante Chávez y entre susurros expresan, “no reconocemos a Chávez pero nos he útil”, eso es oportunismo, rancio oportunismo. Si a ver vamos, el comandante Chávez ha abierto espacio pero tampoco pretendamos que el ceda el liderazgo, el sitial que se ha ganado a puro pulso, la política es razón y fuerza. Que si nos gusta su estilo o si nos gusta, la conexión popular da una medida que el pueblo estaba saciado de tanto acartonamiento providencial, fariseo y de que no se llamaran las cosas por su nombre.

Pero a pesar de muchos factores adversos el Comandante Chávez es el que está llamado por la historia de estos turbulentos años a dirigir el proceso Socialista Bolivariano en Venezuela con impacto mundial, gústele a quien le guste, acéptenlo quien lo acepte. Señalen a quien puede sustituirlo, ser su equivalente o complemento, no lo ensalzamos por hacerlo más bien nos preocupa pero hay que ser realista y cada día supera las expectativas de propios y de otras latitudes.

Claro! Desconcierta cuando desde algunos espacios o entornos y utilizando la figura del Comandante se disparan los dardos del sectarismo, del hegemonismo, de la prepotencia, para ocultar inmediatamente ocultar la mano, lo cual implica que los y las afectadas centran la respuesta es en la descalificación del liderazgo y en la ineptitud de conducción revolucionaria del Comandante Chávez pero no señalan a los lanzadores de piedras o se quedan enganchados en esos picarescos y desagradable episodios, será entonces, la constancia, la fe, la convicción quien en definitiva defina en el tiempo quien va a resistir o no las espirales infinitas de la lucha de clases.

Estemos claros, que en una vorágine de dinámicas socio políticas, como la que vive Venezuela, Chávez da para mal y Chávez da para bien; para mal, cuando se utiliza su figura y su discurso para proyectos personales o grupales; pero para bien, cuando el pueblo marcha sin vacilación y grita a toda voz “Con Chávez todo sin Chávez nada!” y vibra Pueblo y Líder, Líder y Pueblo. Esa balanza tiene que inclinarse de un momento a otro, la convicción de Chávez luce acerada al lado del pueblo pero la pelea es dura.

Esta natural la reacción popular, del pueblo llano, enrojecen de envidia, de miserias humanas, los vasitos sanguíneo del globo ocular de los y las adversarias y de los y las resentidas contra Chávez aprietan los puños dentro de las chaquetas o dentro de los bolsillos de los trajes para disimular lo “arre – rabioso” que se ponen ante cada triunfo de Chávez en la contienda política nacional e internacional.

Si lanzamos una flecha analítica hacia nuestro pasado histórico, debemos reconocer la valía y significancia de hombres y mujeres, así como de acontecimientos de distintos signos que estremecieron los cimientos estructurales de todo el siglo XX y que circunstancias propias de las contradicciones de clases y de la correlación de fuerzas -y hay veces - la indefinición táctica y estratégica y el desnalgue ideológico que coquetearon, que le hicieron el juego a la derecha, sin embargo hubo verdaderas revolucionarias y revolucionarios que no se rajaron, que mantuvieron en alza sus sueños, así como nunca claudicaron su esfuerzo y voluntad por la cristalización de esos sueños. Duele recordar que algunos y algunas camaradas quedaron esparcidos en los surcos de la patria pero nos dejaron su legado, su valiente y galvanizado ejemplo e inclusive hay revolucionarios y revolucionarias que aún perseveran conscientes de que el socialismo se conquista peleando y suman voluntades para ello.

Si ahora lanzamos la flecha hacia el futuro y nos ubicamos como punto de partida los años, 89, 92, 98 y 2.000 en adelante del siglo XXI, la historia reciente da cuenta que se ha avanzado vertiginosamente y se ha sabido aprovechar hasta donde se ha podido lo que no pudimos alcanzar en el siglo pasado, nada más que lograr un Proceso Constituyente Originario no ha sido fácil y no tiene paralelo en la historia contemporánea nacional pero sus efectos se extendieron por todo el continente y a otras latitudes.

El proceso Socialista Bolivariano cuenta con lo que muchas veces otros procesos han carecido:

1.- Cuenta con un Programa sintetizado en el texto constitucional de la República Bolivariana de Venezuela por voluntad libérrima de nuestro pueblo y ese Programa al decirlo en palabras leninista “es lo que se aspira y por lo que se lucha”.

2.- Dicho texto a la vez es una Plataforma de Lucha, puesto que tenemos que concretar lo que contiene dicho texto con la lucha política diaria, con la inseparable lucha ideológica y la organización consciente del pueblo, pueblo.

3.- Cuenta con el Líder,

4.- Cuenta con Pueblo, pueblo.

Entonces Programa, Plataforma de Lucha, Pueblo y Líder cuando todo ello se une estamos en un momento revolucionario pero también estamos jugando con un adversario mundial que se aplica a fondo, que juega duro y sin piedad, sin consideración de ninguna índole.

Que el Estado oligárquico burgués aún tiene capacidad y en algunos ámbitos dicho Estado se resiste a morir y cuenta con dolientes abiertos y encubiertos y en otros espacio ese Estado campea de manera flagrante, eso es cierto; pero también es muy cierto, que hay visos en espacios institucionales y sobre todo populares civiles y militares liderados por el Comandante Chávez que evidencian que el socialismo cada día toma consciencia en el sentir popular, claro hay que pulsear hasta el final!

Globovisión, voceros y voceras de la oposición y de la “izquierda rosa” y otros pseudos radicales, de manera ramplona y simplista dice con el propósito de sembrar la desesperanza que ya van doce años y el pueblo no ve los beneficios del Socialismo, ese boleto lo compran quienes no entienden la complejidad de los hechos históricos político – sociales, más cuando nos estamos enfrentando al Imperialismo mundial liderado por EE.UU.

Hay quienes a escondidas estuvieron durante largo tiempo sacándole punta a la lanza y escupiendo su resentimiento, para lancear a Chávez, tanta punta le sacaban así como tanto escupieron, que la larga vara les quedó como un lápiz de estudiante de primaria, mientras se les secaba el cuerpo por tanto odio, entonces les apareció un conflicto en ciernes y conflictos debidamente calculados exclamaron frotándose las manos de satisfacción: - esta es mi oportunidad! entonces le cayeron a garrotazos a los corazones y al sentimiento popular.

Hay otros quienes bostezaban de aburrimiento porque el pueblo muy a pesar de los problemas le estaba poniendo un mundo y esas mujeres, esos hombres, esos jóvenes venezolanas y venezolanos del pueblo, pueblo, trabajaban y trabajaban, se organizaban, se organizaban, los “bostezantes” ellos salían de su aburrimiento, los aburridos se pavoneaban porque la vanidad les daba para que cuando hablaban dicen como alcanzar el socialismo de manera fácil usando dos o tres citas que se saben de memoria y que Chávez está equivocado y que su socialismo es de tapa amarilla.

Hay quienes con envidia, celo y odio hacen los “análisis políticos”, porque cuando escriben y orquestan campaña o guerra de “artículos de opinión” drenan es odio, rencor, porque todo lo que se hace en Venezuela merece la debida crítica, contraloría, auditoría, porque estamos en un proceso de construcción, hasta que se sepa no hay libros que nos expliquen o que nos prescriban cómo construir el Socialismo, ni tampoco es fácil prescindir del Comandante Chávez, eso es lo quiere el Imperio y la oligarquía pitiyanki, ¿por qué algunos y algunas se prestan para el juego?.

gaspar_velasquez@yahoo.es

gasparvelasquez4824@gmail.com

@gasparvelasquez

No hay comentarios:

Publicar un comentario