sábado, 6 de agosto de 2011

¿Preñados de buenas intenciones?

EN LIBERTAD PERSONAS QUE IMPIDIERON FUNCIONAMIENTO DEL METRO – LINEA 1

Gaspar Velásquez Morillo*

Cada quien se expresó en lugares y en tiempos distintos sobre lo acontecido hace casi dos semanas con respecto a la paralización intencional del Metro Línea 1 por parte de 35 personas opositoras.

Decía que cada quien le dio y le da una lectura distinta a lo sucedido. Esta noticia se regó como pólvora por las salas de redacción de los medios de comunicación y no había lugar donde concentrados dos o más personas no se comentaran lo sucedido y las sanciones legales y morales que les acarrearía a esas 35 personas de oposición que en flagrancia y retando los poderes del Estado cometieron ese hecho de impedir que más de 700.000 personas se movilizaran a esas horas; lo cierto es que toda la opinión pública nacional devino en comentaristas, tantos críticos y críticas, así como también salió a la palestra los y las que están a favor de esa acción, lo cierto es ambas partes coincidían como un “tiro al piso” las implicaciones que les acarrearía a quienes en un “arrebato iluminado de consciencia tomaron la decisión de paralizar el funcionamiento del Metro”.

Como profesor de Gestión Pública, yo le agrego Bolivariana, no falta quien te llame o te escriba al correo electrónico para decirte de manera capciosa, mal intencionada y en tono burlón después de darte el “saludo”: -Te enteraste o Profesor, se enteró que están en libertad las 35 personas que paralizaron el Metro ahora si se va a enderezar el país y se va a derrotar la perversa burocracia!

En lugares y en tiempos distintos y hasta en el Aló Presidente al cabo de unos días el propio Comandante Chávez fijaba posición e interpretaba el sentir del pueblo que reprochaba la actitud de los 35 opositores.

La libertad concedida consistió en que fue mal instruido el expediente acusatorio, la Fiscalía apela la decisión de la indebida libertad.

Alguna persona comentaba:- Y porqué no fueron a un medio de comunicación de la oposición que son muchos y bastantes, ah! retaron al al aparataje de Estado que heredamos, quizás evaluaron que mucha gente se les iba a sumar y generar el caos en Caracas o quizás en toda Venezuela y a nivel internacional como hicieron con la alharaca que montaron con el Viaducto desde y hacia la Guaira.

Con el propósito de aportar en la discusión pública transcribo las dos primeras líneas primer párrafo del artículo 50 constitucional: “Toda persona puede transitar libremente y por cualquier medio por el territorio nacional…” me pregunto cuál institución tiene que garantizar este derecho desde el punto de vista material y subjetivo. Ahora bien, no es discutible si es un delito si por la fuerza se impide el funcionamiento del Metro y además hay afectación a otras personas cuando se le priva de la libertad al obstruirse que salga o entre al vagón de dicha unidad de transporte masivo.

No hubo medio de comunicación en Venezuela que no diera cobertura al hecho público, notorio y comunicacional de manera que no hubo “in fraganti” fue un hecho público intencional para conocimiento público intencional.

Y no es menos importante el artículo 253 constitucional Capítulo III, Del Sistema Judicial y el Sistema de Justicia. Sección Primera: Disposiciones Generales, quien dicta: “La potestad de administrar justicia emana de los ciudadanos y ciudadanas y se imparte en nombre de la República por autoridad de la ley…”

Me pregunto que quedó por demostrar en el caso aludido, además de instruir un buen expediente anexar las correspondientes filmaciones de los distintos canales de televisión con la argumentación de quienes paralizaron el Metro y sus alegatos.

Ahora bien, no me preocupan las llamadas, mensajitos y correos electrónicos que me hacen para darme casquillo, me preocupa es lo que diga los viejos Tarcisio y Berto quienes tienen a cuesta más de 80 años sobre sus sienes y están arre-rabiosos porque se están burlando de las mismas leyes y del pueblo y dígame se burlan de ese muchacho que tanto trabaja por el país y que es el propio presidente! Que quedará pal resto! expresan desconsolados, desorientados y sin apetito, situación que ya preocupa a sus familiares porque como ellos dicen están sufriendo desde Isaías Medina Angarita cuando tuvieron consciencia de país y ahorita que hay un luz la quieren apagar.

Quien también es un caso es el Tío Fonseca, siempre rezongón y cuestionador de todo y a quien siempre he tratado de convencer de la pertinencia histórica del Comandante Chávez en la presidencia de la República pero como un sempiterno rezongador me responde de manera provocadora: - yo termino de creer en Chávez cuando algún día antes de que me muera quiten la taza de Nescafé, la Bola de Pepsicola de la Plaza Venezuela!

Días atrás llame a Tío Fonseca y le dije en tono satírico: - la Plaza Venezuela se ve linda, verdad Tío? y me respondió como un rayo! –si pero creo en él y en su proceso cuando pongan presos a quienes paren el metro cada vez que les de una puntada de c…! Mi tío con esa respuesta me dejó fly, me despedí rápido y le pedí la bendición la cual me dio con su tono de anciano y mamadorcito de gallo: -Dios los bendiga hijitos. Ahora quien rezongaba amorosamente contra mi abuelo era yo.

Vale decir que Tío Fonseca se mete a la habitación con la excusa que va a descansar pero ve todo el Aló Presidente y cuando sabe que el hombre va hablar o está hablando se mete a la habitación “y que a descansar” pero es para ver la alocución presidencial y más de una vez lo hemos capturado aupando al presidente, Comandante Chávez, cuando dice: -Dale duro a esos Ñiquiñaque!. Tío Fonseca llama así los escuálidos.

El tío Fonseca en más de una vez nos reta y nos dice en tono muy solemne: -Miranda tenía razón, pa´ que este país cambie hay que acabar con el Bochinche, acabar con el Bochinche! Y agrega: - no ayudan a mi muchacho…

Saltamos de júbilo, todos sus familiares lo rodeamos y lo emplazamos y se da éste diálogo: - Entonces Tío Ud es Chavista! Responde como un rayo!: -Soy patriota!. Bueno pero Tío, el Comandante Chávez es patriota. De nuevo nos emplaza: -Bueno, que acabe con el Bochinche!

Me digo mentalmente: -con dos tíos así, quién? Pero tiene razón, hay que acabar con el bochinche! Avanzar indetenidamente hacia la construcción del Estado Bolivariano que es la expresión de la República Bolivariana de Venezuela, es verdad, no pueden convivir dos Estados, unos de ellos va a vencer, retrotraernos es darle la victoria al Estado de la Oligarquía, al Estado de opresión pero ese Estado aún tiene poder y tiene afiliados corporativos que lo defienden.

*Profesor – Periodista

gaspar_velasquez@yahoo.es