sábado, 6 de agosto de 2011

REINGENIERÍA DE REVERSO

EN EL ZULIA PARA ENCAUSAR

LA VOLUNTAD REVOLUCIONARIA

Gaspar Velásquez Morillo

Mirar desde la distancia el terruño, imaginar los mechurrios, los balancines, el puente sobre el Lago, los cocoteros, ver los extendidos platanales y las ubres a casi reventar, ahora que los torrenciales aguaceros dejaron al desnudo la cruda realidad en el Sur lacustre, propios y de otros regiones coinciden en señalar lo ya archi conocido después del 26S - 2010: el Zulia es vital para el proceso Socialista Bolivariano.

El Zulia es un gran mosaico de realidades muy complejas, intrincadas e indescifrables. Esta porción geográfica del occidente del país “es el primero de Venezuela en la lista” como dice la gaita en muchos ámbitos de la vida económica, científica, petrolífera, agricultura animal, forestal, así como en el mundo cultural, entre otras, y hasta con el peso específico en lo político social que contó con la capacidad que ante la solicitud organizada de su pueblo varios presidentes de la pasada Democracia Burguesa se vieron obligados a destituir ministros y altos funcionarios por el clamor de la gente del Zulia.

La lucha de los “Salserines” hay que seguirla, defender sus derechos humanos, su derecho al trabajo, su dignidad. Ya en la década del 60 los y las trabajadores del Aseo Urbano emprendieron grandes batallas laborales y de calle que encendieron el Estado, ahora tiene que ser una lucha profunda más allá del escarceo entre una Alcaldesa y los y las trabajadoras, la lucha de los “Salserines” tiene que ser una lucha de clases, la lucha del capital y el trabajo, la lucha del viejo Estado y la construcción del nuevo Estado. No basta con dar solamente declaraciones de prensa, hay que sudar con ellos para que tengan consciencia de clase y luchar contra los y las opresoras.

Con el devenir del tiempo y a pesar del enorme esfuerzos realizados y de los errores pareciera que está en punto muerto el avance revolucionario en el Zulia con repercusiones –por cierto- muy serías para el empuje de la Revolución en el seno del pueblo que afectan hasta en el ámbito nacional.

El comandante Arias Cárdenas va con la Jefatura del Psuv para el Zulia. Su gestión como gobernador en esa entidad no fue del todo mala. Hay quienes ocurridos después estos lamentables acontecimientos entre él y el Comandante Chávez están sentidos y sentidas con él, razones hay pero considero que él con su humildad cristiana practicante entenderá y sabrá disculparse con el Zulia y su gente. El Comandante que lideró de forma impecable la insurrección del 4 de Febrero en el Zulia tendrá que asumir su parte de responsabilidad por su conducta y su desavenencia con el Comandante Chávez y el Comandante Chávez tendrá que aceptar su otra parte.

Se presume que el enemigo contrarrevolucionario saldrá como fiera salvaje y a la vez hará sus cálculos como intrigantes profesionales para dividir las filas revolucionarias, fracturar el sentimiento bolivariano, a exacerbar pasiones y personalismos, a sembrar la semilla de la desconfianza mutua, a herir a quien se deje herir y provocará a quien se deje provocar: por lo tanto, hay que estar prevenidos y atentos a las desviaciones y arrogancias.

Una vez saldadas estas brechas, sanadas esas heridas hay que cohesionar, sumar, reivindicar a quienes hay que reivindicar y que como militantes constructivos y constructivas pasar la raya y sumar lo que tenga que sumarse y restar lo que tenga que restarse.

Por cierto, me pregunto: -¿Dónde estará la profesora Brigitte Bernard? Mucho me reía yo cuando me llegaban esporádicas noticias del Zulia después que el Comandante Chávez salió de la cárcel por algún conocido que con claro acento regionalista y con el timbre de voz inconfundible me decía: -allá una mujer que tiene revuelto esa verga! vergación! Un militar retirado que sumado a la conversación comentaba: - hay que contar con ella.

Recuerdo que me decían que ella enfatizaba mucho en la formación política ideológica y alertaba sobre la necesidad de despojarse de intereses personalistas, replica esto último, del modo de vida de la dirigencia adeco – copeyana. No sé de la vida de la profesora Bernard pero será ella quien diga si se mantiene en la senda revolucionaria y si está dispuesta a asumir de nuevo el reto. Y Uds. que responden? Lo mío fue una simple pregunta.

Pero así como ella, hay que preguntar por muchas personas en el Zulia, dónde están, qué hacen, otro no puede ser su lugar en esta hora histórica que en el seno del PSUV, así pues que hay que buscar, hacer el llamado público para que se incorporen.

¿Será mi pregunta válida, Comandante Arias Cárdenas?

¿Harán Uds. cuando se juramenten como Dirección Regional del PSUV la I Declaración del Lago demarcando las coordenadas principistas, morales, éticas y de lucha y delante del pueblo en el Alejandro Borges?

Ya hay una aquilatada trayectoria en cada una y en cada uno de Uds. y las miradas de las y los zulianos les seguirán. Cuenten con nosotros en la distancia para amplificar los anhelos históricos y la preeminencia del Socialismo en el Zulia.

El pueblo en el Zulia si es chavista apoyémosle para que se autoreconozca y asuma el poder, la soberanía y la democracia participativa y protagónica esencia de por sí del Socialismo Bolivariano.

gaspar_velasquez@yahoo.es