sábado, 6 de agosto de 2011

¿Y SI DOMINGO LEÓN SE MUERE? PRESIDENTE CHÁVEZ!!

TIENDA SU MANO ¿QUÉ VAMOS HACER CON DOMINGO LEÓN?

Domingo León, venezolano, caraqueño, del Cementerio para ser preciso, se incorporó a temprana edad al proceso revolucionario venezolano, combinó su desempeño revolucionario con variados trabajos a destajo para el sustento de su humilde familia, ayudó y hacía mil artimañas con su tiempo, con sus trabajitos que conseguía por un día, por una semana, para ayudar a su mamá en sus fuertes faenas laborales en el Hipódromo barriendo sus largos pasillos cuando la autora de sus días estaba agotada y mermada de salud pero él como el mayor de los y las hijas también apoyaba a su mamá, a la vez combinó el trajinar de una vida limitada en lo material similar a las condiciones precarias de todo el pueblo venezolano que para la época era caótica y había que llevar el sustento para la familia, Domingo combino sobrellevar las vicisitudes familiares y personales con su militancia revolucionaria.

Éste caraqueño formó parte de las milicias revolucionarias, por la intensidad de la lucha de clases para la década del 60, se incorpora a la guerrilla urbana, era su aportación para buscar un nuevo país y se convencía cada vez más cuando acariciaba las manos ásperas y arrugadas de su mamá, cuando observaba impotente los incontrolables ataques de tos de su mamaíta querida postrada en una catre, cuando veía la pobreza del pueblo caraqueño, sentía como bofetadas la represión de los gobiernos de turno de la Democracia Burguesa, muchos fueron los elementos de convicción para que Domingo se jugara el todo por el todo, sin afán de protagonismo, sin vedettismo, su sencillez rayaba casi en la timidez en una primera mirada que se tuviera sobre él, pero su grandeza cuando tan pronto sabíamos de él y lo que hacía y no porque él mismo lo contara.

En un asalto a una entidad bancaria, él y sus compañeros son tiroteados a mansalva y quien logró salvar su vida fue Domingo, quien sobrevive después de recibir 8 disparos en su cuerpo y rostro, su fortaleza física le ayudo de sobremanera y su conciencia le permitió vivir las torturas y a pesar de no sanarle del todo sus heridas y de quedar parapléjico cuando contaba con menos de 30 años de edad pero eso no fue todo, también fue encarcelado, cárcel! dijo con la soberbia de ser Ministro del Interior, Carlos Andrés Pérez y cachorro del Imperio. La cárcel fue la "sala de sanación y rehabilitación" de Domingo. Esa era la Democracia de Acción Democrática y de COPEI, esa es la democracia que abogan por reinstalar en Venezuela en éste siglo XXI.

A través de la protesta nacional e internacional Domingo fue trasladado en los años 70 a Cuba donde reside desde la fecha, después de 30 años regresó a Venezuela, pasó unos meses por la tierra de Bolívar en el 2005,

volvió de nuevo en el 2007 y luego el año pasado, pero retornó a La Habana venía con la ilusión de ver si podía adquirir una casita con los modestos aportes de sus amigos y amigas que mantiene desde la época y de quienes venimos después. Pero con molestia, con dolor e indignación pero con mucha pena, con mucha pena y tragándonos las lágrimas decirles que estábamos en eso, que se cayó la oferta y las posibilidades POR AHORA pero que en otra oportunidad si y le demostrábamos fe y optimismo.

Los y las compañeras que están en las instituciones -unos que otros han sido consecuente con la amistad y la solidaridad- que conocen a Domingo y su trayectoria pero Oh! están muy ocupados en sus responsabilidades institucionales que impide que tramiten hasta una entrevista de unos minutos con el Presidente Chávez y previamente le cuenten al Comandante quien fue y es Domingo León, el Comandante Chávez no lo sabe, es comprensible, hay que contárselo, no sólo por su condición de Presidente, su fibra humana solucionaría en un tris lo que ha costado años en solucionar para Domingo, una casita o un apartamento y la respectiva atención médica. Coño! que esperamos! que se nos muera Domingo León para después lanzar loas al viento y estar satisfecho con nuestra labor "revolucionaria".

El Gobierno de Cuba y su glorioso pueblo le han abierto sus manos y su corazón a Domingo y él está muy agradecido, ahora preguntamos qué hacemos nosotros, militantes revolucionarios y revolucionarias, gobierno revolucionario venezolano, mentirle a Domingo! sacarle el cuerpo a Domingo! seguirle alentando ilusiones o pensamos en nuestros adentros hacerle guardia de honor en su sepelio cuando lo traigamos a enterrarlo en Caracas y así aprovecharnos para tomarnos la foto junto a su ataúd!.

Porque Domingo quiere cuando le toque reposar aquí, en su tierra natal y su inmenso deseo si le toca despedirse de entre nosotros es morir y ser enterrado en la tierra que lo vio nacer y luchar, a pesar de contar

con el apoyo de amigos y amigas históricos en Venezuela, no se le ha podido conseguir una casa u apartamento que reúna las condiciones para atenuar sus impedimentos físicos de cómodo desplazamiento y labor diaria, sus pétreos brazos y su inmensa voluntad se la doblega un cuerpo mermado y no son los mismos ya.

Quizás él no lo diga pero ocasionarle esos gastos al pueblo cubano cuando ya en Venezuela se vislumbra más que un cambio, un estremecimiento de una Revolución que impacta al mundo, Domingo -sabemos quienes lo conocemos- es incapaz de pedirle algo al Gobierno revolucionario de Venezuela, mientras él menos moleste él se siente bien, pero...acaso no estamos en condiciones de retribuirle a Domingo lo que él ha dado? no somos capaces de ver eso? estamos muy obnubilados por los éxitos y logros? acaso Domingo no ha dado su aporte a lo que somos hoy como Revolución? Domingo es un patrimonio, un ícono de la Revolución Bolivariana que se suma a las ejemplaridades de

este valeroso pueblo orgulloso siempre de su historia.

Consideramos que ese es un problema de Estado, del gobierno, de sus líderes y de quienes conocieron y conocen a Domingo León, es una deuda de la Revolución Bolivariana con sus héroes y mártires. Domingo cuenta con más de 67 años de edad, su fuerte contextura física no es la misma, su afectación y consecuencias de lo vivido...cobra! ya con más frecuencia hay que llevarlo al médico para estabilizarlo y su deseo es retornar a su país, a la vez que expresa una inmensa gran gratitud al pueblo cubano, a su líder Fidel, a la Revolución cubana y a su glorioso pueblo!

Damos gracias a la vida por saber que Domingo existe, vive aún, pero...impacta verlo así, saber de él pero en otro estado de salud. Ojala que ya haya mejorado, hermanas y hermanos mantengan informado al pueblo venezolano, Domingo es lección para éste proceso y a sus líderes y para las nuevas hornadas de revolucionarios y revolucionarias.

Está más que demostrado, Domingo es un adversario de valía contra más de cien simultáneas adversidades que lo abordaban en el escenario en el cual le ha tocado vivir, que ejemplaridad!! PERO YA POR FAVOR!! NO HAGAMOS NUESTRA GLORIA CON LA VIDA DE DOMINGO LEÓN!! POR FAVOR...

Gaspar Velásquez Morillo

gaspar_velasquez@yahoo.es

Viernes, 12 de marzo, 2010.