sábado, 6 de agosto de 2011

Propuesta al próximo Ministerio de la Juventud

ES UN IMPERATIVO ESPIRITUAL

CREAR LA ORDEN DOMINGO LEÓN

Pudiera calificarse sin lugar a duda, Titán a Domingo León, quien fue capaz y contó con su fuerza espiritual para enfrentar en simultáneo disímiles adversidades pero como dice el poeta, “sin perder la ternura” y antes las contrariedades de la vida, mas bien Domingo León, irradiaba optimismo, confianza, vigor y valor.

Quizás aún no se ha dicho todo ni se escribirá lo suficiente para interpretar cada hora, cada día, cada año, cada batalla en la vida de esas grandes personalidades que ilustran la historia universal. Algunas de estas individualidades saltan a la palestra pública al cabo de los años por la magnanimidad de las o los historiadores, de las y los activistas políticos, quizás son el nutriente doctrinario por su obra de decididos hombres y mujeres quienes se atreven a irrumpir en la historia con ideas propias y eslabonadas a ese quehacer heredado y que cada obra, cada accionar, está por allí como las notas musicales que están el espacio y el artista las baja a su instrumento musical.

Quedó parapléjico a sus 24 años, en el esplendor de su juventud, por la responsabilidad represiva de los regímenes adecos – copeyanos y del otro partido de la burguesía: Fedecámaras. Muere a casi cumplir 73 años. Batalló por su vida y su vida fue y es un juicio para quienes traicionaron, para los débiles y vacilantes, para los que no tuvieron confianza en sí y confianza en el pueblo, para las y los que decayeron víctimas de sus propias confusiones y engreimientos.

Para los efectos de contar disímiles facetas de la vida de Domingo León pudiera el próximo MPPJE contar también con los testimonios de personas que lo conocieron en distintas etapas de su vida, desde la adolescencia hasta su adultez, tanto en Cuba como en Venezuela para así confeccionar la Exposición de Motivos y los Considerando de la Orden Domingo León en sus distintas clases para reconocer la obra de jóvenes y estudiantes en los distintos ámbitos de su quehacer personal y profesional, entre otros atributos dignos de ser reconocidos. De Venezuela pudiéramos nombrar a varias personas, sin menoscabo de otras, que fueron también muy consecuente con Domingo León y que de no aparecer en este listado no se le resta importancia: Elías El Juri, Ángel Moro, Luis Mendoza, Fernando Soto Rojas, Julio Escalona, Nicolás Maduro, Paúl del Río, Trino Alcides Díaz, Nora Castañeda, Lídice Navas, personal de la Embajada de Venezuela en Cuba, personal de la Cancillería en Caracas, así como Roberto Hernández ex Ministro del Trabajo, Clodosvaldo Russian, entre otras personalidades.

Las anécdotas están allí. Sus libros están allí; es más, hay preparativos para un documental.

Quienes dirijan el próximo MPPJE tienen la palabra para acceder a tan histórica, pertinente y oportuna Orden Domingo León.

gaspar_velasquez@yahoo.es