sábado, 27 de agosto de 2011

¿CÓMO CONTRARRESTAR LA INFILTRACION Y SABOTAJES?

Gaspar Velásquez Morillo

Vienen momentos difíciles. La contrarrevolución se va a aplicar a fondo para perturbar, así como obstinar la cotidianidad de la vida de los y las venezolanas a través sabotajes, de boicot, lo cual implica preparar las contundentes y ejemplares respuestas de parte del gobierno, del Estado y del Pueblo. Bien interesante sería abortar las perversas iniciativas del combo imperialista – oligárquico a través de la Inteligencia de Estado y la Inteligencia Social.

Lo que expreso está lejos de incitar a que caigamos en la provocación de las y los adversarios de clase pero si convertir esas acciones opositoras de desestabilización que manifiesta a las claras el desprecio de la clase oligárquica al pueblo y debemos darles respuestas pedagógicas políticas e ideológicas para impactar positivamente la consciencia de nuestras propias filas y de sectores aliados como la clase media, ayer golpeada y hoy reivindicada por el proceso revolucionario.

Noto que hay que profundizar más dando argumentos políticos, de clase social, de comparar el ayer capitalista y el hoy revolucionario, convencer que la concreción del contenido del Plan Nacional Simón Bolívar es el camino a la transición, enaltecer la acción de gobierno con fundamentos constitucionales que estén impregnados de emotividad pero ir más allá de la justa expresión de un estado emocional, o vocear una consigna.

Superar esta deficiencia refleja que hay que abonar la consciencia dándole la importancia que amerita a la formación socio política cuando el gobierno entrega viviendas, cuando inauguran instalaciones, cuando hay mercales y pedevales, entre otras iniciativas a favor del pueblo.

Se observa en las respuestas a las y a los periodistas –donde hay veces que algunos de estos profesionales- preguntan siempre lo mismo y no buscan ángulos que ofrece el Plan Simón Bolívar con un poquito de estudio y quienes propician tales iniciativas institucionales o políticas públicas también debe de hacer esfuerzos para no constriñen todo a la obra material y no propician equipos políticos en sus instituciones que sea además un ejército de consciencia y que en plazos breves se conformen en articuladas estructuras tecno-políticas o políticas técnicas que hagan impactantes y fructíferas dinámicas socio políticas, vale decir, círculos de estudio, proyección de videos, cine foros, reparto de volantes, perifoneo, registro fotográfico, investigación participativa protagónica o transformadora, y el primer lugar que se escoja es donde se van a realizar las reuniones de trabajo y no donde se va a batir el cemento. A posterior vendrá otra escala superior, tales como una emisora de radio, entre otros aspectos. Hacer en definitiva, cada metro de todo espacio social, un espacio conquistado y un espacio liberado cuyo contenido aleccionador sea el estudio, el estudio programático del texto constitucional.

Por lo tanto considero, que en todo espacio institucional debe tener en su plantilla, especialistas en politología, en trabajo social, en gestión social y desarrollo comunal y en comunicación social, así como personas o activistas políticos y sociales de la zona que sean quienes en conjunto con un plan científico académico de formación socio-política vayan abriendo camino inicialmente y sedimentando la consciencia del pueblo aún después de entregada la obra con un trabajo organizativo perennemente supervisado, donde no se le de solamente importancia a la estadística restando importancia a la consciencia, ellas deben ir de la mano.

Lecciones de Libia y Siria. Entre la generosidad y la inocencia ha marchado el curso de los acontecimientos revolucionarios en Venezuela pero las lecciones contrarrevolucionarias de los últimos años contra Venezuela, por parte del Imperio mundial encabezado por EE.UU. y los recientes hechos en Libia y Siria, van generando un profundo proceso de aprendizajes y un acumulado que nos va demostrando que alcanzar el Socialismo Bolivariano, además de las buenas intenciones que nos anima, nos obliga a ser más cauto y con cierta dosis de recelo puesto que las y los adversarios oligarcas y sus partidos moverán cielo y tierra con tal de echar por tierra esta nueva experiencia que aspira a continuar las asignaturas pendientes que nos dejaron nuestras glorias patria.

Un Gobierno y un Estado infiltrado. Quizás peque -pido disculpas por adelantado si yerro- pero considero en un análisis preliminar que el gobierno de Libia estuvo infiltrado por factores proimperialistas e igual el de Siria y cuidado si sería en altos cargos. A la par como tenazas el Imperio mundial hacía su juego en espacios institucionales como la OTAN, la ONU y su Consejo de Seguridad, así como en la articulación de países árabes entre otras instancias de importancia. Para el caso nuestro, PDVSA y las demás empresas básicas son las fuentes financieras del proceso de cambio.

Recuperación, reorganización y preparación del Pueblo. Las fuerzas imperiales están de júbilo y hasta chocan sus copas de satisfacción, lo cual alienta a los factores contrarrevolucionarios a escala mundial, pero también nos motiva a quienes alentamos esta incipiente revolución a concebir tácticas y estrategias que nos conduzcan a la recuperación, reorganización y preparación de las fuerzas revolucionarias para entender que los privilegios de los que nos dotó la madre naturaleza hay que defenderlos, pero si aún estos no existieran, estamos obligados por igual a defender la soberanía de la patria y la dignidad de un pueblo, del gentilicio nacional.

Si bien nuestra propia realidad tiene su característico ritmo se ha orientado disímiles tácticas y estrategias de organización y actuación en el terreno de la lucha de clases.

Parafraseando a José Martí, “el amor a la patria no es el amor ridículo que se siente al suelo que se pisa sino el odio que se siente a quien la agreda”

Escogimos un difícil camino para instaurar el Socialismo Bolivariano en Venezuela, emerger desde las propias cenizas institucionales del capitalismo imperante en nuestro país.

Educarse para revolucionarse y revolucionar. El camino ha sido muy sinuoso, además de marchas y contramarchas, de sortear escollos, emboscadas, atajos contrarrevolucionarios -repetimos- y debemos aceptar que hasta cargamos con el peso de nuestros propios errores pero hemos avanzados con grandes zancadas, quitando y hasta arrancando máscaras, develando malévolas intenciones, y, hay veces o algunas veces, con incomprensiones internas donde la ética ha estado ausente puesto que cuyo propósito es destruir o causar daño dentro de las propias filas revolucionarias a través del sectarismo, sed de protagonismo, mezquindades, de falsos liderazgos, arribismo, engreimiento, donde en vez de estudiar el ideario, el pensamiento y doctrinas revolucionarias, leemos con delirium a Maquiavelo, lo destrozamos en sus conceptualizaciones con agregados personales de las miserias humanas que nos acompañan y en los espacios donde nos desenvolvemos aplicamos el ácido de la división, del fraccionalismo, la lucha fraticida, impregnamos el ambiente con el sida del chisme, de malponer a otros y otras revolucionarias para desplazar a otros “adversarios” y ganar espacio pero no en la sana y necesaria lucha ideológica sino a través de la zancadilla, atizar la lucha y antagonismo entre verdaderos revolucionarios y revolucionarias.

Hay detalles que no son tales pero en “algunos y algunas revolucionarias” se incuban aún posiciones pequeño burguesas, se tratan o no entre ellos, según la ubicación que ocupe en la institucionalidad del Estado y de Gobierno, hasta se les sale decir: -te anotaste mal o te anotaste bien o no eres del grupo de tal o de cual “dirigente” o “líder”, es como la suerte, la vida revolucionaria la minimizan al nivel de un bazar, de calcular de cual contraprestación me puedo valer si soy amigo de tal o de cual personaje.

Pero hay otros espacios que desde hacen años vienen siendo cada vez más en cantidad, son llanos, sencillos, espirituales, que han ido madurando, se ha ido generando otra semántica, otra mística, acendrado compromiso con el Líder, con el esfuerzo, con su voluntad, con su llamado, con su accionar, en definitiva con el programa constitucional, con un plan de lucha, plan de desarrollo local, entre otros aspectos.

Pero aún así y con todo, por pedagogía política e ideológica hay que redimensionar donde haya que redimensionarse, rescatar el hilo histórico del ayer con el hoy, con las vicisitudes vividas por nuestras glorias patrias, concienciar lo que se ha vivido en este propio proceso, concienciar de verdad, verdad, estimular al pueblo a crear, a desarrollar su propia creatividad y asertividad.

No confiarse ni un tantito así de la contrarrevolución. Además la virulencia de la oposición en su praxis política y a través de los medios de “comunicación burgueses” y quienes lo dirigen por iniciativa propia aportan –si sabemos revertirlos- en su cuota a generar consciencia en el seno del mismo pueblo porque mientras hay un pueblo trabajando, un país marchando, un presidente hiperactivo pidiendo que lo dejen trabajar, unas instituciones que tienen la suerte de ser bien dirigidas por verdaderos y verdaderas cuadros revolucionarias que estremecen sin miedo al burocratismo el cual se resiste a ser desplazado, donde hay un pueblo que está empujando y empujando consciente de que así ayuda a su presidente y garantizar la transición con el menor trauma posible y existe de contrapartida –destacamos- unos medios que hacen el ejercicio de un supuesto periodismo que no es más que propaganda, sucia propaganda contra el proceso pero eso tenemos –repetimos- que utilizarlo a favor de la Revolución, contrastando es con la clásica pregunta de Lenín: ¿A quien favorece la Oligarquía y a quien favorece la Revolución?

Ver artículo del mismo autor ¿Estamos Infiltrados? en: http://www.aporrea.org/actualidad/a122489.html

INFILTRAR (Sinónimo). Inducir, imbuir, inspirar, sugestionar, persuadir, influir, inculcar, meter, grabar. Introducir, penetrar, filtrar, instilar, empapar, impregnar, destilar, exudar, infundir.

Antónimo: Disuadir, sacar, desaferrar, desaconsejar, torcer, hacer desistir, apartar. Salir, expulsar.

SABOTAJE (Sinónimo.) Atentado, delito, agresión, crimen.

SABOTEAR (Sinónimo). Entorpecer, arruinar, dañar, deteriorar, estropear, averiar, inutilizar, perjudicar, obstaculizar.

(Antónimo). Cooperar, facilitar, beneficiar.

Fuente: Diccionario NELARA de Sinónimos y Antónimos.

gasparvelasquez4824@gmail.com gaspar_velasquez@yahoo.es

http://elmuraldegasparvelasquezmorillo.blogspot.com

http:lasrojasauroras.blogspot.com @gasparvelasquez

No hay comentarios:

Publicar un comentario