sábado, 27 de agosto de 2011


Libreto y lecciones del 11 de abril
¿CAÍMOS POR INOCENTES?
Gaspar Velásquez Morillo
Cada vez que nos interesamos en tener información de primera fuente sobre la realidad confrontativa en Libia y correlacionamos con los dolorosos hechos acontecidos en Venezuela en los días previos al 11 de abril del 2002, en el mismo 11 de abril y tiempos posteriores, damos cuenta que, guardando la distancia en algunos episodios, el Imperio coaligado con la oligarquía apátrida y sus partidos políticos oligárquicos aplicaron novedosas iniciativas de toda índole para coartar el proceso de cambio que vivió y vive Venezuela.
La simulación de haber tomado la Plaza Verde de Trípoli tuvo su ensayo previó en la Plaza Francia o Altamira con su modalidades pero tiene sus similitudes, cuando mando militares traidores se les incorporaron los espíritu de Santander y Páez y arengaron a sus fanáticos y fanáticas como si estuvieran en la Batalla de Carabobo, en tanto por Globovisión pasaron el video hasta la saciedad donde cuyo protagonista era el entonces Alcalde de Caracas, Freddy Bernal, quien en imágenes que harían dudar al más experimentado, suministraba instrucciones y armas a activistas del proceso para que atentaran contra la vida de personas que pernoctaban por la plaza, referencia de la contrarrevolución.
Tom y Jerry –sin ellos quererlo- nunca habían perdido tanta simpatía y popularidad entre todas las edades como en la oportunidad en la que a través de la guerra tecnológica - electrónica fue sometido el país con un cerco electrónico, aislando mandos militares –claro! con sus excepciones-, PDVSA aisladas sus operaciones e intervenido el cerebro tecnológico de la industrial petrolera y que a pesar del paro a la que era sometida, la nómina mayor cobraba su quincena, su mes normalmente, e inclusive apretaban la soga que le colocaron al pueblo con júbilo y anunciaban por la televisión con bombos y platillos cada vuelta que le daban al torniquete: “Hoy se pararan tantos pozos más…ya no hay gasolina en tal refinería…los y las trabajadoras de tal planta se suman al paro…ya se agotan las reservas de gas doméstico…”
Miraflores sin comunicación telefónica ni radial, submarinos estadounidenses en el Caribe, F-16 en Puerto Rico y en otras bases militares gringas instaladas en el Caribe y portaaviones listos para que le soltaran el crochet contra Venezuela.
Venezolana de Televisión fuera del aire! va fuera del aire! vociferaba con jactancia de engreído fortachón, el gobernador de entonces del estado Miranda, que hay veces pensamos que cuando pasa muy orondo y con el pasito tun, tun por una iglesia o ve una imagen de Cristo crucificado en comunicación mental con él le debe de hacer un guiño de pana por haberlo salvado de la cárcel, del ostracismo, porque él fue unos de los artífices del Golpe de Estado junto con militares y otros y otras altas funcionarios y funcionarias del gobierno que se sumaron, que por supuesto facilitaron información a los instigadores de dicho Golpe de abril contra el gobierno y contra el pueblo venezolano.
En el caso de Miquilena, histórico personajillo con un vasto currículo de vocación traidora se apartó y azuzaba a los perros de la guerra contra el presidente Chávez; Camacho Kairut desde la misma sede del Ministerio del Interior dirigía operaciones contra la Casa Militar, Guaicaipuro Lameda dirigía operaciones desde PDVSA, Gladys Rodríguez, Miguel Ángel Rodríguez, Napoleón El Bravo y demás “periodistas” quienes por fusil tenían un micrófono desde las plantas televisivas de Globovisión, Venevisión, Televen, RCTV entre otros portentosos aparatos propagandísticos del Imperio y de la Oligarquía, inoculaban su mortífero veneno espiritual, en tanto desde la CTV, Carlos Ortega como mera figura y sin decisión alguna, anunciaba cada tiro a la nuca de la patria.
Aún existen muchas preguntas sobre tan luctuosa época y todas no están respondidas, ni todo está dicho, aunque hay que reconocer importantes aportes, pero repetimos no todo está dicho.
Una operación yanki de tal envergadura fracasó estrepitosamente. Es muy posible los reproches y regaños imperiales contra las y los operadores del patio y los madrazos que le dedicaran y hasta en su propia cara o quizás a través de un correo electrónico o quizás a través de cual otra vía para decirle cuan ineptos son y por lo tanto son unos y unas ·<´`¡’97321.,&/(/))=)(%%·”·/())==(=(&%%%!”!
Las y los opositores ante semejante reprimenda imperial compungidos y dándose valor y ánimo para justificar las donaciones monetarias en dólares proveniente del país de la Estatua de la Libertad aseveran que para la próxima vez no fallaran! Patroncito juro que no fallaremos, dennos otra oportunidad, tenemos nuevos cuadros dentro de la Asamblea Nacional, Miguel Ángel Rodríguez, William Ojeda, Ismael García, Maria Corina Machado pero con gesto prepotente, despectivo y de desprecio le dijo en la propia cara a los y a las apátridas: - Baaah! -dando rienda suelta al desprecio - abandonen de inmediato la oficina y esperen instrucciones. Una vez afuera las y los opositores rasgaban el aire como una guitarra y decían con complejo de culpa que el gringo –y se desquitaban lanzándole otro madrazo - está muy bravo el muy…; y se preguntaban entre ellos y ellas mismas para darse ánimo: bueno vamos a seguir hablando en Venezuela, eso da sus frutos y que los gringos nos vean por televisión y así volvemos a ganar puntos, además debemos pedir más financiamiento aunque entre ellos y ellas mismas no se veían a los ojos cuando se hablaban síntoma de la mutua desconfianza, aunque de seguro en sus mentes a cada uno a cada una se les pintaba una mano con los dedos recogidos menos el medio cordial que le dedicaban con desprecio a otro o a otra integrante de la MUD.
A pesar de la indignación causada por la conducta y actuación de traidores mandos militares, de voceros y activistas de la oposición y oligarcas de forma nada disimulada como siempre actúan -con desfachatez- atizaban a salir del Dictador; de contra partida, sectores de filas militares y políticas afines al Comandante y al proceso de cambio incitaban a tomar la Plaza Altamira, por ser sangre fría el Presidente permitió que se calentara el caldo para que se cocinaran en su propia sazón, con esa sabia y dura decisión allí atinó a calle y se le reconoce ese mérito al Comandante Chávez.
La estrategia gringa es clara: colonizar los países árabes para más luego invadir a Venezuela. La estrategia de respuesta es evaluar a cuál costo para los gringos, a cuál costo para la oligarquía apátrida y las nutricionales y exorbitantes ganancias de sus banqueros, así cuál será el costo para sus partidos burgueses, profundizar el socialismo. Avanzar en lo táctico con el incremento sostenido y sustentable de las políticas públicas que hagan de la vida cotidiana una fuente del buen vivir, pletórica de satisfacciones, pero satisfacciones con consciencia a través del estudio programático del texto constitucional generando el estudio de resolver el CÓMO que amerita cada artículo, cada capítulo, articulados todos o por parte en consonancia con el Plan Nacional Simón Bolívar.
La actualización de nuestros aperos militares, instalación de las antiaéreas en sitios sensibles de la producción y defensa del país, readecuar en el espacio territorial de los pertrechos de tierra, el estudio de la geografía y sus recursos naturales, reservar suministros y alimentos, apresurar la construcción y reparación de nuestro sistema vial principal y periférico, consolidar la defensa de la boca del Lago de Maracaibo y del Delta del Orinoco, así como las instalaciones de nuestra refinerías, imagínense que el menú bélico en la que se sustentó el accionar Imperial en Libia fue el ataque aéreo, en verdad muchos son los cadáveres que retornan a EE.UU. como resultados de sus aventuras expansionistas e imperialistas.
Se escribe fácil, pero generar procesos simultáneos de construcción del Socialismo Bolivariano, lidiar con nuestras propias limitaciones y curva de aprendizaje, pero a la par bregar con el enemigo de clase, imperial e ideológico dentro de las propias filas, dentro del propio gobierno y Estado es sumamente y diversificadamente complejo. Lo que si es cierto, es que no hay que ponérsela fácil al Imperio quien cuando es así, retrocede, y pone todo su complejo militar industrial al servicio de sus intereses imperiales puesto que es la única manera que han conseguido para atenuar o minimizar sus propias crisis.
A pesar de su engreimiento imperial, los gobiernos gringos llevan la procesión por dentro, sus agudos e irresolubles problemas sociales internos presionan a la población a manifestarse a mostrar su descontento, esa bomba de tiempo los obliga a buscar atajos y guerra a otros países para desviar la atención, pero esa presión interna les hace toc toc a las puertas de la oficina oval de quien sea presidente o presidenta en EE.UU.
El dilema es construir colectivamente a nivel interno o latinoamericano -para el caso- o morir en el intento civilizatorio. Por ello cobra importancia el dilema de Rosa Luxemburgo: Civilización o Barbarie.
Ver artículo del mismo autor:
@gasparvelasquez