sábado, 6 de agosto de 2011

Acto Homenaje el lunes 25 de julio en el Cementerio General del Sur

YO VI AL MAESTRO JORGE RODRÍGUEZ…

Gaspar Velásquez Morillo

Yo vi al maestro Jorge Rodríguez cuando se graduó de normalista en Rubio - Táchira, estaba radiante y ese verbo característico que tenía a flor de labios cuando a nombre de las y los graduandos le correspondió dirigirse a sus padres, representantes, familiares y demás invitados.

De su Carora natal marchó a tierras tachirense donde dio forma académica a todo ese espíritu que bullía dentro de él parecía que ese cuerpo delgado era poca estructura física para tanta fogosidad, impetuosidad.

Yo vi al Maestro Jorge Rodríguez en los distantes campos del estado Lara impartiendo labores de enseñanzas con sus aprendientes, compartiendo con febril entusiasmo las campañas de alfabetización de adultos.

Yo vi al Maestro Jorge Rodríguez al contraer matrimonio en la Iglesia San Juan de Barquisimeto.

Pero vimos a Jorge Rodríguez también en las luchas estudiantiles en la Universidad Central de Venezuela como delegado ante el Consejo Universitario en aquellos días luminosos donde los gobiernos de AD y COPEI perdían ascendencia sobre el movimiento estudiantil y autoridades por lo que tuvieron que recular ante el empuje de un movimiento estudiantil de nuevo cuño de unidad con el pueblo por lo que les surgió la idea de allanar las universidades.

El dirigente estudiantil aseveraba: “La revolución no la harán los y las estudiantes pero tampoco se hará sin la participación de ellos y es más, a ellos y ellas les corresponde elevar su papel de avanzada”. Agregaba en sus análisis “En general, es necesario un amplio y franco debate ideológico en la Universidad, que supere la mezquindad sectaria y dogmática, ponga a un lado los tabúes y abra la discusión sobre bases racionales y científicas. Creo que sólo así podríamos emprender el camino hacia la transformación de la Universidad que tiene inevitablemente que pasar por nuestra propia transformación”.

Yo vi al Maestro Jorge Rodríguez representando a la Comisión Política del Movimiento de Izquierda Revolucionaria reunido con la Comandancia del Frente Guerrillero “Antonio José de Sucre”.

De nuevo vi en Caracas al Maestro Jorge Rodríguez en el discurso fundacional de la Liga Socialista por los Derechos del Pueblo y el Socialismo.

Lo vimos recorriendo distintas ciudades y campos de Venezuela pregonando el Socialismo, exhortando a deslindar con el reformismo y la reacción y planteando la necesidad de las distintas formas de lucha y organización y que si no se caracterizaba el Imperialismo y las contradicciones también en el campo burgués, es poco lo que avanzaríamos.

Vimos al Maestro Jorge Rodríguez en la Marcha Nacional Antiimperialista la cual recorrió toda la geografía nacional y cerró con multitudinaria concentración – marcha en Cabimas.

El Maestro Jorge Rodríguez fue un artífice de escurrírsele a los cuerpos de inteligencia que le seguían sus pasos, cuando pensaban que lo tenían cercado, el Maestro Jorge Rodríguez en más de una vez se les aparecía en el otro extremo del país con declaraciones pública a la prensa y a las radios o en alguna Asamblea Obrera puesto que él fue un empecinado de concienciar y organizar a la clase obrera por su carácter estratégico, puesto que sin ella, la revolución será tan sólo una débil fogata que la apagarían los vientos contrarrevolucionarios de la oligarquía y del Imperio y hasta sus propias contradicciones.

Vimos al Maestro Jorge Rodríguez en foros, en volanteo, en perifoneo, en asamblea de barrios, en universidades y liceos, denunciando la falsa nacionalización petrolera y del hierro llevada a cabo por Carlos Andrés Pérez; ya el Maestro Jorge Rodríguez se les hacia incontrolable al status puesto que levantó la mística donde había desazón, despertó la consciencia donde había frustración, inspiró la organización donde había cansancio, se explicó a través de Simón Bolívar y ganó los sentimientos de la importancia y vigencia del Internacionalismo. Ese era Jorge Rodríguez.

Ya José Vicente Rángel que en más de una oportunidad acompañó a esos jóvenes y fogosos dirigentes quienes serían en perspectivas el relevo generacional de los sesenta y setenta, a todos les reconoció su valor y su esfuerzo, pero siempre tuvo palabras especiales para con Jorge Rodríguez puesto que no sólo era un orador nato si no que también era un dirigente de una vasta cultura, un joven intelectual, un estudioso coherente, centrado en el conocimiento científico; ya el filósofo Jean Paul Sartre con los acontecimientos revolucionarios de Cuba aseveraba que el mundo sería de los jóvenes genética y genuinamente revolucionarios.

También vimos a Jorge Rodríguez como inspirador de juventudes, lo vimos en universidades y liceos, rodeado de jóvenes que le escuchaban con atención y admiración, que lo abrazaban, que lo tocaban pero tan pronto culminaba la actividad tenía que esfumarse en el viento puesto que allí se hacían presente con toda la torpeza de la desesperación los organismos de inteligencia.

Jorge Rodríguez no era un adversario gratuito porque hasta cuando estuvo preso en la cárcel de Sabaneta en Maracaibo se dedicó a enseñar a leer y a escribir a los campesinos que los gobiernos de AD – COPEI depositaban allí, sin expedientes, sin abogados y sin ONG que defendieran sus derechos humanos tan sólo con la acusación de ser simpatizantes de las y los guerrilleros; el Maestro Jorge Rodríguez también organizó círculos de estudios entre los revolucionarios presos contando con el apoyo de José Rafael Zavala, el muy recordado y admirado y ya fallecido “Calvo” Zavala quien por cierto fue un revolucionario al cual le infringieron el mayor castigo físico en los años 60 y 70 como resultado de constantes torturas y suplicios; pero esas oleadas de jóvenes eran presos y presas pero irreductible! Y hasta un atentado le hicieron dentro de la propia cárcel de Sabaneta al Maestro Jorge Rodríguez. El Maestro era un artífice natural de la subversión.

Muchos compañeros y compañeras quedaron en el camino antes y después del Maestro Jorge Rodríguez y hoy asumimos para el pasado y para el presente y el futuro lo reverenciado por el Maestro: “El mejor homenaje que le podemos tributar a todas las y los combatientes caídas y caídos, es perseverar con firmeza revolucionaria para lograr hacer realidad los principios por lo cual estos lucharon, combatieron y cayeron con dignidad frente al enemigo. Ellas y ellos jamás morirán porque vivirán en el corazón del pueblo y en el mundo que transformaremos para hacerlo más hermoso y más digno de ser vivido. Ese mismo pueblo, hoy o mañana, le rendirá el homenaje a que son acreedores los hombres y mujeres que dan su vida por las ideas más hermosas: aquellas orientadas a transformar el mundo”.

Los gobiernos de AD – COPEI desesperados ante el incontenible avance del movimiento popular decide sortear con una moneda marcada con el mismo signo por ambas caras la muerte del Maestro Jorge Rodríguez, así que víctima de las brutales torturas se le va la vida al Maestro Jorge Rodríguez.

Ante la tumba del Maestro Jorge Rodríguez deben hablar en cada aniversario, su familia, así como nuevos rostros y nuevas voces que reflejen amalgamados con las generaciones anteriores y las que surgen y nutren los nuevos escenarios de la lucha de clase en Venezuela ya que Jorge Rodríguez está vigente y es del pueblo.

Pero la lucha sigue, el Maestro Jorge está presente y la lucha sigue!

Aún cuando físicamente sus camaradas puede ser que no estén en Caracas, esa fecha como un pacto de vida, cada militante revolucionario levanta su puño al aire y vocea: Con Jorge y con su ejemplo seguir perseverando que el Socialismo se Conquista Peleando, peleando, peleando hasta vencer que el pueblo organizado conquistará el poder!

Yo vi el rostro del Maestro Jorge Rodríguez en los rostros de niños y niñas cuando forman su algarabía, vi el rostro del dirigente estudiantil en los pasillos de la Universidad Central de Venezuela, así como en Apure, Falcón, Puerto La Cruz o en Guárico o en Mérida, cada día se visibiliza lo que el Maestro quería y quiere, “una sociedad justa y amante de la paz”: el socialismo!

Sus eternos amigos y amigas y los nuevos pinos aquí en Caracas y en otras partes del país le estaremos conmemorando el 35 aniversario de su asesinato:

Acto Homenaje

al Maestro Jorge Rodríguez en el Cementerio General del Sur – Caracas.

Lunes 25 de julio de 2011.

2pm.

gasparvelasquez4824@gmail.com

gaspar_velasquez@yahoo.es

@gasparvelasquez